Dra. Gemma Ibáñez-Sanz

Especialista en aparato digestivo del Hospital de Bellvitge (Barcelona)

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Algunos fármacos pueden afectar al test de cáncer de colon y recto
iStock by Getty Images

Algunos estudios médicos han evidenciado que hay fármacos que interfieren los resultados de algunas pruebas diagnósticas. Por eso a veces nos preguntan sobre nuestra medicación antes de hacer una revisión.

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Gastroenterology ha constatado un efecto sobre las pruebas para la detección de sangre en las heces, importante para el cribado de cáncer colorrectal.

Ha constatado que los fármacos utilizados para el bloqueo de la producción de ácido en el estómago, conocidos como “prazoles” (el más conocido es el omeprazol, pero también lo son el pantoprazol, el rabeprazol, el esomeprazol y el lansoprazol) pueden dar un resultado falso positivo.

El omeprazol y otros aumentan los casos de falsos positivos

Es decir, que los participantes obtuvieron un positivo en la prueba de heces. Pero después al hacer una la colonoscopia, esta fue normal o tenía pólipos u otras lesiones benignas. En esos casos, la prueba saltaba la alarma de un posible cáncer o pólipo maligno sin motivo.

DETECTA falsos positivos

Queremos dejar claro que en ningún caso el estudio pretende poner en duda esta prueba, sino todo lo contrario, el objetivo es intentar sacar el máximo provecho de su realización. Pues lo más importante es hacerse la prueba para prevenir el cáncer”, apunta la doctora Gemma Ibáñez-Sanz, especialista en aparato digestivo y primera firmante del estudio.

  • Lo que ha evidenciado el estudio es que estos medicamentos, y otros como los antibióticos y algunos laxantes, aumentan la probabilidad de obtener un resultado falso positivo.

No afecta en el sentido contrario. “La posibilidad de obtener un falso positivo aumenta un 13% si tomas los antiulcerosos. Pero lo importante es que no en ningún caso dan un falso negativo, es decir, que enmascaren un cáncer”, tranquiliza la doctora.

UNA PRUEBA MUY NECESARIA

El cáncer de colon y recto es el más frecuente en España y el segundo en número de muertes, solo por detrás del de pulmón.

La detección precoz de este cáncer tiene por objetivo identificar pacientes, cuando todavía no tienen síntomas y el tumor suele ser de pequeño tamaño. De esta forma los tratamientos son más efectivos y aumentan las posibilidades de curación.

  • Se ha demostrado que esta prueba del test de heces disminuye la mortalidad por este tumor hasta el 16%.

En otros casos, la detección precoz puede encontrar pólipos, los cuales son alteraciones benignas del intestino, pero que en el transcurso del tiempo, algunos de ellos podrían volverse malignos. Su detección y tratamiento evita esta posible progresión.

Solo un 39% de los mayores de 50 años se hace la prueba

Uno de los mayores problemas es que cuando el cáncer empieza a dar síntomas evidentes de su presencia suele ser en estados ya avanzados.

EN QUÉ CONSISTE EL TEST DE HECES

Por eso, para detectarlo a tiempo, se recomienda la prueba de sangre oculta en las heces.

  • La prueba, como su nombre indica, consiste en detectar sangre en las heces, una sangre que no se aprecia a simple vista.
  • Es un test sencillo y nada invasivo.
  • Es más práctico que una colonoscopia, que requiere sedación y un día previo de tratamiento para vaciar el colon.

Aún así en España no está teniendo la aceptación que querríamos. Solo un 39% de la poblacióna partir de los 50 años se hace la prueba. Se tiene la concepción errónea de que no hace falta hacerla si uno se encuentra bien. Hay que remarcar que la prueba es importante hacerla cuando precisamente no se tienen síntomas”, aclara la doctora.

¿QUÉ APORTA EL ESTUDIO?

Es importante conocer los factores que afectan esta prueba. “Un falso positivo puede conllevar angustia en el paciente y la realización de colonoscopias innecesarias, con sus potenciales riesgos y un coste adicional para la sanidad pública y el paciente”, añaden los autores del estudio.

Faltan más estudios que aclaren cuándo se ha de dejar de tomar el fármaco

Este es un primer análisis. Aún quedan algunas dudas para los investigadores.

No sabemos con exactitud el tiempo que tendría que dejarse de tomar la medicación para evitar esta interferencia”, apunta la doctora Ibáñez. “Tampoco sabemos si bastaría con reducir la dosis del fármaco”.

De hecho, los autores advierten que serán necesarios más estudios que confirmen estos resultados antes de recomendar no emplear estos medicamentos con anterioridad a la realización del test.