Dr. Francisco Martínez
Dr. Francisco Martínez

Miembro de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)

postura ver televisión
Getty

Estos meses atrás hemos estado más tiempo que nunca frente al televisor. El primer día de confinamiento, por ejemplo, estuvimos casi 6 horas; después, unas 3 a diario. Es mucho tiempo para un cuerpo diseñado para moverse.

Por eso, y porque sabemos que la realidad se impone y que esos momentos televisivos también ayudan a abstraernos de preocupaciones y de tareas obligadas, te hemos preparado esta lista de buenas prácticas para ver la televisión y proteger tu espalda y tus ojos

Síguelos para que estos ratos de desconexión no le pasen factura a tu cuerpo.

Cómo y dónde sentarse

Lo ideal sería sentarse en una silla o butaca y apoyar bien la espalda en el respaldo. Debes notar que las vértebras lumbares y el coxis quedan pegados a él. Si prefieres el sofá, lo recomendable es que te sientes como si usaras la silla para mantener erguida la espalda.

  • Usar un reposapiés te ayudará a mantener esa “L” perfecta (entre tus piernas y tu torso) que tanto alivia la columna. Ten en cuenta que cuanto más mullido sea tu sofá, más pronto comenzarás a adoptar posturas dañinas. Si te ocurre, levántate, camina y estírate un poco.
  • Siempre con los brazos apoyados en el reposabrazos. De esa manera, los hombros estarán relajados y caerán ligeramente hacia abajo, lo que hará que no se sobrecarguen arrastrando a toda la espalda.
  • Las piernas, bien apoyadas. Cruzar las piernas, sentarse sobre una de ellas o en la postura del indio genera grandes tensiones en la pelvis, que acabará por desequilibrarse y afectar a las caderas.
  • Que el televisor esté frente a ti. Si hablamos de cuidar las cervicales y las dorsales, es importante recordar que el televisor debe estar frente a ti (esto es fundamental) y colocado a la altura de tus ojos. Así no tendrás que inclinar la cabeza hacia atrás o hacia abajo, ni tampoco girarla, y las cervicales y la cintura dibujarán su línea natural.

haz ejercicio, sentado

Para prevenir posibles molestias, actívate con estos dos sencillos ejercicios mientras estás sentado.

  • Moviliza los tobillos y la pelvis. Apoya en el suelo los talones y gira los tobillos como si fueran un limpiaparabrisas. Después, levanta los pies, como si caminaras, haciendo que las rodillas queden por encima de las caderas.
  • Desbloquea tus cervicales. Imagina que tienes un lápiz en la punta de la nariz y dibuja círculos pequeños (10 en un sentido y 10 en el otro). Haz lo mismo dibujando líneas horizontales y verticales cortitas.

evita ver la tele en la cama

Es uno de los malos hábitos más adquiridos y no solo afecta a la calidad del sueño, también puede dañar la musculatura superior e inferior del cuerpo.

Si lo haces de vez en cuando, mejor que tengas el televisor colgado en la pared y a una altura que te permita no tener que usar una infinidad de cojines bajo la cabeza para verla bien.

En cambio, sí que conviene que te coloques un cojín grande bajo las rodillas para relajar esa zona.

cuida también los ojos

Es fácil que mirar la televisión te provoque fatiga visual, visión borrosa, lagrimeo y hasta dolor de cabeza.

  • ¿Perjudica ver la TV a oscuras? En esto no existe un consenso, pero, siendo cautos, es mejor no hacerlo. Aunque nos llegue luz de la pantalla, el cerebro interpreta que se está a oscuras y da la orden de dilatar la pupila, con lo que la retina aumenta su sensibilidad y su parte central (la mácula) recibe demasiada luz, con lo que se fatiga.

Y con exceso de luz también se cansa. Lo mejor es situar uno o dos puntos de luz tenue indirecta que iluminen suavemente la estancia.

A qué distancia poner la tele

Cuando la distancia entre nuestra posición y el televisión es adecuada, nuestro campo de visión se adapta a la imagen que vemos y la vista no se fatiga.

¿Cómo saberlo? Sigue estas recomendaciones:

  • Si el televisor es de 32" (pulgadas) se aconseja estar a una distancia de entre 1,5 y 2,3 metros.
  • Para un aparato de 40" - 43" lo mejor es entre 2 y 2,8 metros.
  • Para una pantalla de 46" - 49", entre 2,4 y 3,2 metros.
  • Si el televisor es de 50" - 51", ponlo a 2,5 m - 3,3 m.
  • Las pantallas de 55" sitúalas a una distancia de entre 2,8 y 3,6 metros.
  • Y las de 65", 3,4 m - 4,2 m.