enfermedad crohn

Actualizado el

enfermedad crohn

No se conoce aún el motivo, pero cada vez hay más personas en los países occidentales a las que el aparato digestivo les deja de funcionar bien.

"Es como si fuera en un tren que de repente descarrila.” Así define Ana V., barcelonesa con los síntomas de la enfermedad de Crohn, una alteración crónica poco conocida que te puede llevar a ir hasta quince veces al día al lavabo.

SE DUPLICAN LOS CASOS

En España hay más de 150.000 afectados, que son el doble que diez años atrás y el triple que a final del siglo XX. Y otro hecho preocupante es que la patología afecta a un segmento de población cada vez más joven, con casos de primer brote a edades entre los ocho y los doce años.

Relacionado con este artículo

A Ana le diagnosticaron la afección cuando tenía 12 años y lleva más de 30 tratándose para reducir los efectos. “Cuando empezó, de pequeña, me sentía muy desgraciada porque no entiendes lo que sucede en tu cuerpo”, explica.

La mayoría empiezan en la adolescencia o, de repente, a los cuarenta años

Los picos en los que se detectan más casos son en la adolescencia y luego a los cuarenta años. Aunque estos últimos suelen ser afectados que ya tenían algunos síntomas, pero no habían estado bien diagnosticados.

UN PROBLEMA QUE VIENE Y VA

La enfermedad de Crohn presenta periodos de actividad y otros en que queda como dormida. En los de actividad, el enfermo sufre:

  • Dolores abdominales.
  • Diarreas a veces acompañadas de fiebre.
  • Anemia y fatiga.

Relacionado con este artículo

En general, supone un importante descenso de la calidad de vida. “Aunque hemos podido comprobar que lo peor son los 4 o 5 primeros años. Luego, en general, se suaviza. Es como si tu cuerpo aprendiera a convivir con la enfermedad”. Lo explica el doctor Luis Miguel Benito, digestólogo del grupo Doctoralia y médico del programa Saber Vivir de TVE.

SABER RECONOCER LA ENFERMEDAD ANTES

Uno de los mayores problemas es que es aún una enfermedad relativamente poco conocida y que puede confundirse.

“Más que una enfermedad lo que hay son enfermos con casos muy heterogéneos, puesto que hay veces que la enfermedad es muy agresiva y otras muy poco”, explica el doctor Benito.

Así se dan casos, como el de Ana, que antes de ser diagnosticada, “me marearon con que si era alergia a la lactosa, luego al gluten, luego me pusieron una sonda por la boca…”

Hay pacientes con poco síntomas por lo que puede que se confunda con otra dolencia

Otras posibles confusiones es el colon irritable, gastroenteritis o simples molestias digestivas.

La realidad es que las estadísticas indican que el 40% de los enfermos de Crohn tardan un año es ser diagnosticados de su verdadera dolencia.

CÓMO SE TRATA

Lo importante, después de los lógicos agobios que provoca tanto física como psicológicamente, puesto que las continuas urgencias al lavabo no te dejan llevar una vida normal, es tranquilizar al paciente.

La enfermedad de Crohn no es grave en el sentido que no es mortal, pero sus efectos sobre la calidad de vida son importantes. Es molesta pero tratable.

Es una enfermedad que altera la calidad de vida

  • Hay medicación con antibióticos y antiinflamatorios para frenar las molestias.
  • Y prácticamente un 70% de los pacientes deben pasar también por el quirófano para extirpar la parte afectada del aparato digestivo.

las causas de la enfermedad de crohn

No sabemos exactamente por qué se produce, ni tampoco por qué se activa o desactiva. La enfermedad de Crohn tiene un componente inmunológico que provoca un ataque descontrolado del sistema inmunitario contra los propios órganos.

También hay seguridad en que tiene mucho que ver con la genética, es probable que un familiar la haya tenido ya.

Relacionado con este artículo

Pero, a la vez, existe un componente ambiental que podría disparar este proceso inflamatorio: la dieta y su influencia sobre la flora intestinal.

  • El abandono de las pautas dietéticas tradicionales se relaciona con un aumento del número de casos en los últimos años. El doctor Benito está de acuerdo que la mayor presencia de grasas puede ser un motivo para incrementar las molestias intestinales, sobre todo si hay brote.
  • Otros potenciales motivos, como el estrés no están tan demostrados.

consejos prácticos para vivir con la enfermedad

La dieta es muy importante para la prevención no únicamente de esta enfermedad. Hoy, una dieta normal contiene cerca del 30% de grasas, cuando hace unos años en la dieta mediterránea oscilaba entre el 10% y el 12%.

  • Comer variado y aumentar los productos frescos y naturales frente a los precocinados y los muy grasos es la norma básica.

Relacionado con este artículo

Y si ya se notan algunos síntomas y no se tiene un diagnóstico, es útil seguir las recomendaciones generales que dan lo médicos ante cualquier problema gástrico:

  • Come despacio y mastica bien.
  • Reducir el consumo de grasas.
  • No tomar bebidas con gas en exceso.
  • Reducir las frutas y verduras crudas, que resultan más difíciles de digerir.

su relación con la COLITIS

La enfermedad de Crohn debe su nombre al científico que en 1932 la describió, aunque hay indicaciones de casos parecidos quinientos años antes.

  • Hay que saber distinguir la enfermedad de Crohn de la colitis ulcerosa. Las dos son tipos de enfermedades inflamatorias intestinales con un origen en el sistema inmunológico. Y los síntomas son bastante similares, pero las áreas afectadas de su cuerpo son diferentes.

La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del aparato digestivo, desde la boca hasta el ano, pero la colitis ulcerosa está limitada a la parte final, el colon.