9 remedios naturales para evitar la caída del cabello

Las plantas medicinales, los suplementos y las lociones naturales pueden ayudar a fortalecer el pelo y a frenar la caída habitual del otoño, sobre todo en aquellos casos en que el cabello es más frágil o se ha estropeado mucho en verano.

Actualizado a
Javier Mansa
Javier Mansa

Experto en Terapias Naturales

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Qué soluciones naturales hay para la caída del cabello
iStock by Getty Images

Una decocción de abedul, romero, alfalfa, ginkgo biloba y ortiga es una efectiva loción natural para el pelo.

En otoño notamos que aumenta la caída de cabello y es normal porque en esta etapa el pelo se renueva. Sin embargo, el sol de verano, el cloro de las piscinas, la sal del mar o la falta de hidratación pueden haberlo debilitado en exceso. El terapeuta natural Javier Mansa, nos propone diferentes alternativas para tratar los problemas más comunes que afectan al pelo.

Plantas Medicinales que fortalecen el pelo y cómo tomarlas

  • Cola de caballo. Es una planta rica en minerales, especialmente en silicio, muy importante en la salud del pelo, aportando elasticidad y firmeza al cabello. Se puede tomar en decocción de 1 cucharada sopera por vaso dos veces al día, o en comprimidos de 500 a 1.000 mg, repartido en 1 a 2 tomas al día.
  • Sabal. La planta más importante en el tratamiento de la alopecia de origen androgénico (hormona masculina), principalmente en el hombre, pero también en la mujer. En este segundo caso la causa se debe a un exceso de hormona masculina. La toma es de 300 a 600 mg de extracto seco de bayas de sabal cada día, repartido en 1 a 2 tomas al día.
  • Ginkgo biloba. Las hojas de este árbol estimulan la microcirculación del cuero cabelludo, favoreciendo el aporte de nutrientes al pelo, ayudando a frenar la caída y estimular su crecimiento. Se ha de tomar de 60 a 140 mg de extracto seco, repartido en 1 a 2 tomas al día. No está recomendado si se toman anticoagulantes.
  • Alfalfa. Una de las plantas más ricas en nutrientes (vitaminas, minerales y aminoácidos) necesarios para la salud del pelo. Ayuda a reducir el impacto del otoño en el cabello. Se aconseja tomar de 3 a 6 gramos al día antes de las comidas.

Suplementos para el cabello y dosis indicadas

  • Ácido hialurónico. Sustancia natural presente en nuestro organismo, que mejora la elasticidad, firmeza e hidratación del cabello. Ideal para cabellos quebradizos, debilitados, sin vida. Se utilizan de 40 a 120 mg repartidos en 1 a 2 tomas al día.
  • Complejo B. Las vitaminas del grupo B son muy importantes para la salud del cabello, en especial la B2, B5, B6, ácido fólico (B9), biotina y ácido pantoténico (B5). Muy interesante en caídas de pelo relacionadas con el agotamiento, el estrés, o cambios de estaciones como el otoño. Se recomienda tomar de 10 a 50 mg del complejo B al día.
  • Clorela. Se trata de un alga de agua dulce, con una composición nutricional sorprendente (aminoácidos, minerales y vitaminas), y fitoquímicos naturales que favorecen el crecimiento del cabello. Es un buen complemento en el tratamiento de la caída de pelo. Se recomienda tomar de 2 a 3 gramos al día repartido de 1 a 2 tomas al día antes de las comidas.
  • L-cisteína. Es un aminoácido azufrado, que participa en la formación de la queratina, una sustancia presente en el pelo y muy necesaria para su salud, regeneración y crecimiento. Es especialmente recomendable en cabellos castigados, pobres, sin vitalidad. La dosis recomendada es de 500 a 1.000 mg 30 minutos antes de las comidas.

Loción anticaída natural para el pelo

Prepara una decocción de abedul, romero, alfalfa, ginkgo biloba y ortiga, añadiendo una cucharada sopera rasa de cada planta a medio litro de agua mineral. Se deja hervir durante 10 minutos a fuego bajo y se apaga. Luego se deja en reposo durante 15 minutos tapado. Se ha de filtrar y pasar a una botella de cristal. Finalmente hay que añadir 100 c.c. de aguardiente (o una bebida similar).

Para el tratamiento, aplica de 5 a 10 gotas de está loción en el cuero cabelludo, mientras al mismo tiempo te das un ligero masaje. Hay que hacerlo de 4 a 5 veces a la semana. No te olvides de agitar la botella cada vez antes de usarla.