Soy nutricionista y estos son los 8 alimentos que te recomiendo para las varices

Hay alimentos que ayudan a activar la circulación, aportan nutrientes que mantienen las venas elásticas y son indispensables para que la sangre fluya bien. Incluirlos en tu alimentación ayuda a combatir las varices.

Actualizado a
kiwi

El kiwi es una gran fuente de vitamina C y fibra.

RBA
Maria T Lopez nutricionista
María T. López

Farmacéutica. Técnica en Nutrición y Dietética

La alimentación juega un papel importante en la lucha contra las varices, esas venas dilatadas y tortuosas que aparecen sobre todo en las piernas. Para combatirlas y mejorar su apariencia, es fundamental seguir una dieta equilibrada y rica en ciertos nutrientes. En primer lugar, consumir alimentos ricos en fibra ayuda a prevenir el estreñimiento, lo que a su vez reduce la presión sobre las venas de las piernas. Además, es importante mantener una ingesta adecuada de vitamina C, ya que esta vitamina fortalece las paredes de los vasos sanguíneos y mejora la circulación. Por otro lado, los alimentos ricos en antioxidantes, como las bayas, las nueces y las verduras de hoja verde, ayudan a proteger las venas del daño causado por los radicales libres.

Reducir el consumo de sal también es clave, ya que el exceso de sal puede provocar retención de líquidos, lo que empeora la hinchazón y el malestar asociados con las varices. Por último, es fundamental mantenerse bien hidratado, bebiendo suficiente agua a lo largo del día, para mantener una buena circulación sanguínea y evitar la formación de coágulos.

Frutas y verduras son ricas en vitamina C, antioxidantes y fibra; pero además hay alimentos como los que te recomendamos a continuación que son especialmente eficaces para combatir las varices.

1 /8
Nueces, la protección del omega 3

1 | 8 Nueces

Este ácido graso es el gran aliado del sistema circulatorio, porque no hay ningún otro nutriente que sume tantos beneficios: protege los vasos sanguíneos, es antiinflamatorio y anticoagulante (ayuda a diluir la sangre), reduce la presión arterial y el colesterol malo...

Son muchos los estudios que han demostrado estos efectos. Tanto es así que incluso se ha visto que, tomado en suplementos, puede contrarrestar los efectos de una comida rica en grasas.

Que no te falte. Para incluirlo en tu dieta...

  • Toma un puñadito de nueces (25 g) a diario
  • Incluye pescado azul en tu menú 2 veces a la semana
  • Añade una cucharadita de semillas de lino o chía a los cereales de la mañana o al yogur
Aguacate para diluir la sangre

2 | 8 Aguacate

Este alimento es muy rico en vitamina E, un auténtico anticoagulante natural que ayuda a diluir la sangre y, por tanto, facilita su paso a través de los vasos sanguíneos.

Además del aguacate, también son ricos en vitamina E los aceites vegetales como el de germen de trigo, el de coco o el de almendras.

¿Conoces la natokinasa? Esta enzima se considera el anticoagulante natural más potente que existe. Se encuentra en un producto muy común en Japón llamado "natto", un derivado de la soja con sabor y aspecto de queso curado.

Semillas de sésamo

3 | 8 Semillas de sésamo

Su secreto es la L-arginina. Este aminoácido tiene la virtud, entre muchas otras, de aumentar la producción de óxido nítrico. Se trata de un gas que relaja los vasos sanguíneos, lo que ya de por sí permite que la sangre fluya mejor.

Pero es que, además, el óxido nítrico también tiene la capacidad de impedir que se liberen compuestos inflamatorios dentro de las venas. Para que te hagas una idea, estos compuestos "explotan" en el torrente sanguíneo, como si fueran granadas de mano, provocando inflamación, pero el óxido nítrico puede bloquear este proceso.

Además de las semillas de sésamo, también te aportan L-arginina las espinacas, el marisco, las lentejas, el cacao, los huevos y verduras como las espinacas, el pimiento y el ajo.

Kiwi y brócoli antioxidantes

4 | 8 Kiwi y brócoli

Un dúo que rejuvenece venas y arterias. La vitamina C de frutas como el kiwi tiene una gran acción antioxidante. Esto quiere decir que protege y evita el daño que los radicales libres provocan en las células de las venas y las arterias, manteniéndolas fuertes y elásticas.

El brócoli contiene una sustancia que seguramente te sonará menos que la vitamina C: el ácido alpha lipoico, pero se trata de uno de los mayores antioxidantes que existen, capaz incluso de potenciar la acción de esta vitamina.

Esta sustancia se halla también en verduras como las espinacas o la zanahoria.

Apio, lechuga...

5 | 8 Apio y lechuga

Por su riqueza en nitratos, te convienen porque aumentan los niveles de óxido nítrico, que relaja los vasos sanguíneos. Así que el día que comas una ensalada, que lleve un poco de todo (remolacha, apio, lechuga, rúcula…). ¡Tus piernas te lo agradecerán!

6 | 8 Acelgas y espinacas

Tienen acción antiinflamatoria. Aportan fitonutrientes, sustancias que reducen la proteína C reactiva, un componente que sintetiza el hígado. A mayor cantidad de esta proteína, mayor es la inflamación. Se hallan en verduras y frutas frescas, semillas y legumbres.

salmón y anchoas

7 | 8 Salmón y anchoas

Adiós a las arañitas vasculares. Son ricos en niacina o vitamina B3, que mejora la microcirculación, con lo que se reduce el riesgo de arañitas vasculares y la piel tiene mejor color porque la sangre riega bien los capilares de la dermis.

Eso sí, hay que ir con cuidado con los suplementos de niacina, que pueden dañar el hígado.

Remolacha para depurar

8 | 8 Remolacha

Es un depurador natural. Otras vitaminas del grupo B (B6, B12 y ácido fólico) reducen la homocisteína de la sangre, un compuesto que, cuando los niveles son altos, dificulta la circulación sanguínea.