Dr. Sagrera-Ferrándiz

Médico y Magister en Medicina Manual y Osteopatía

En una sesión de yoga es fácil ver las tres posturas que te recomendamos a continuación. La verdad es que son muy sencillas de llevar a cabo y logran aliviar, en pocos minutos, la tensión física causada por un estado de ansiedad.

  • Pon música suave de fondo mientras haces esta sencilla relajación. Y mejor aún si son sonidos de la naturaleza, como el discurrir del agua, las olas del mar o el trino de los pájaros.
  • Se ha comprobado que esos “murmullos” naturales calman nuestro sistema nervioso, nos ayudan a dejar la mente en blanco, y también a que nos sintamos más positivos.

Por último, otro consejo más: acostúmbrate a hacer los siguientes ejercicios al final del día y te ayudarán a dormir mejor y durante toda la noche.

Ejercicios para relajar

1 / 3 "La silla" en el suelo

Túmbate sobre una colchoneta o dos cojines grandes y tupidos, y coloca una toalla enrollada bajo tu cabeza.

  • Flexiona las piernas de modo que hagan un ángulo de 90º y los pies se apoyen en la pared pero sin hacer presión.
  • Pon los brazos en cruz y descansa así 4 minutos.
Ejercicios para relajar2

2 / 3 La postura del niño

Enrolla una manta gruesa y ponte sobre ella.

  • Apoya la cabeza y el tronco en la manta, adelantando tanto los codos como las rodillas. Descansa tus glúteos sobre los talones.
  • Mantén 4 minutos esta posición: notarás que tu cuerpo "no pesa".
Ejercicios para relajar3

3 / 3 Cuerpo invertido

Túmbate boca arriba, bien cerca de una pared.

  • Coloca ahora la manta, enrollada de nuevo como un churro, bajo el coxis, para alzar un poco la parte baja de la espalda.
  • Apoya las piernas sobre la pared y reposa 5 minutos, respirando lentamente.