doctor sagrera ferrandiz
Dr. Sagrera-Ferrándiz

Médico y Magister en Medicina Manual y Osteopatía

A medida que va avanzando el día, la tensión puede acabar acumulándose en tu columna.

Para reducir el riesgo de que se transforme en una dolorosa contractura, finaliza la jornada con sencillos estiramientos como los que te mostramos a continuación.

  • Te ayudarán a aliviar toda tu columna y levantarte sin dolor.
  • Pon música suave de fondo y hazlos lentamente, dejando pasar al menos una hora desde la cena.

Verás que utilizamos una pelota de fitball, que ayuda tanto a estirar como a descansar la musculatura.

Otra ventaja: dormirás mejor

Aliviar tensiones y dolores acumulados durante el día no solo hará que sientas tu cuerpo más ligero; también es una ayuda para dormir mejor.

  • Estirar antes de ir a la cama logra que centres la atención en esos movimientos y en la respiración. Y eso libera la mente.
  • Que sean movimientos suaves es la premisa para que relajen la musculatura e induzcan al sueño. Hacerlos de forma rápida no tiene esos beneficios.
Descansa tu espalda

1 / 3 Movimiento de vaivén

Boca abajo, colócate sobre la pelota de fitball.

  • Apoya bien todo el abdomen y la pelvis, y descansa las palmas de las manos en el suelo por delante.
  • Con ayuda de los dedos de los pies, rueda durante 3 minutos la pelota de modo que tu cuerpo vaya hacia atrás y hacia delante.
Descansa tu espalda2

2 / 3 Estira y alivia la tensión acumulada

Date la vuelta y descansa tus gemelos sobre la pelota.

  • Apoya las manos en el suelo y respira profundamente. Imagina que un hilo invisible tira de tus pies para aumentar el estiramiento.
  • Aguanta 4 minutos sin bajar la barbilla.
Descansa tu espalda3

3 / 3 Abre y cierra los brazos

Apoya ahora las dorsales y el cuello sobre la pelota.

  • Deja los brazos en cruz y, luego, súbelos llevando bien la punta de los dedos al techo.
  • Aguanta en esta posición 5 minutos.