1. Relaja el contorno de ojos

1 / 3 Relaja el contorno de ojos

Coloca la yema del dedo pulgar justo por debajo de las cejas y el dedo indice por encima.

  • Haz presiones firmes, como si pellizcaras las cejas de forma suave. 
  • Ves recorriendo desde el centro de la ceja hacia fuera. Vuelve al punto de inicio y repite 5 veces
  • Respira suavemente y mantén los brazos y los hombros relajados mientras haces el ejercicio.
2. Libera tu expresión

2 / 3 Libera tu expresión

Inspira bien hondo y al exhalar suavemente abre la boca y ves vocalizando todas las vocales.

  • Marca de forma forzada con la boca cada vocal una a una y aguanta el gesto en cada una unos segundos.
  • Ves soltando el aire de forma suave mientra vocalizas y repite todas las vocales, con una nueva bocanada de aire, 5 veces.
  • Siente como se mueven todos los músculos de la cara.
3. Para bolsas y ojeras

3 / 3 Para bolsas y ojeras

Pon las yemas de los dedos por encima de los pómulos y haz presiones desde la nariz hacia las sienes.

  • Empieza por debajo de los ojos y luego baja por los pómulos y vuelve por las mejillas.
  • Favoreces la tonificación de la piel y la eliminación de líquidos acumulados.

Actualizado el

apertura

Menos arrugas y más luz en tu cara

Ya sabes que es cierto aquello de que el rostro es el espejo del alma y lo habrás comprobado muchas veces porque en ocasiones aunque te esfuerces en sonreír tu cara delata si estás preocupada, nerviosa o cansada de todo el día.

Con el tiempo un cierto "rictus serio" puede instalarse en tu rostro y eso va haciendo cada vez más difícil desprender ese aire de relax y luz que a todas nos gusta. Pero con los 3 ejercicios que propone para Saber Vivir el Dr. Sagrera-Ferrándiz, especialista en Terapias Manuales, puedes recuperar un aspecto relajado en cuestión de minutos.

Estos gestos actúan como un tratamiento de belleza

Si eres constante y los practicas a diario, actuarán cómo un auténtico tratamiento de belleza e irás viendo los resultados en poco tiempo.

Los beneficios de la gimnasia facial

  • Estos ejercicios, y muchos otros de la denominada gimnasia facial, ayudan a relajar la mandíbula y a prevenir el bruxismo (apretar los dientes de forma inconsciente, sobre todo mientras duermes).
  • Además, relajan los músculos del cuello y alejan el dolor de cervicales.
  • Para potenciar aún más su efecto, aprovecha para aplicar aceites esenciales mientras los realizas. Así lograrás un excelente efecto anti-estrés.

Dr. Sagrera-Ferrándiz, Médico y Magister en Medicina Manual y Osteopatía