Neurología

¿Habrá una vacuna contra el alzhéimer?

Me gustaría saber por qué no ha aparecido todavía una vacuna para prevenir o frenar esta demencia.

En las últimas dos décadas se han hecho muchos esfuerzos por buscar un fármaco que sea capaz de modificar la historia natural de la enfermedad de Alzheimer, previniendo el desarrollo de una demencia o frenando su progresión.

Tratar de “inmunizar”, como si de una vacuna se tratase, contra el beta-amiloide (la proteína que se deposita en el cerebro de todos los pacientes con alzhéimer) fue uno de los primeros enfoques.

Sin embargo, estos ensayos clínicos pronto mostraron que esta estrategia no solo no era eficaz, sino que producía graves efectos adversos como encefalitis (inflamación del sistema nervioso central).

Por eso, se desarrollaron otros fármacos contra el beta-amiloide, conocidos como anticuerpos monoclonales, que intentan retirar esa sustancia del cerebro. Uno de ellos es el aducanumab recientemente aprobado (de forma condicionada) por la agencia de medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Pese a esta aprobación, no ha demostrado una eficacia clínica significativa, aunque sí que ha mostrado que es capaz de reducir los niveles de beta-amiloide cerebral en los pacientes. Además, todavía existe mucha controversia sobre el papel de esta proteína en la enfermedad y si su eliminación realmente conseguirá poner freno a su progresión.

  • Es poco probable que exista una “vacuna” contra la enfermedad de Alzheimer, desde luego no a corto plazo.

Aun así, cada vez hay más evidencia de que la enfermedad es prevenible en un alto porcentaje de casos, pero para ello tenemos que intervenir en otros factores en edades medias de la vida: hipertensión, diabetes, colesterol, tabaquismo, sedentarismo, escasa interacción social....