animo depresivo. Todo el día sin ánimo

1 / 9 Todo el día sin ánimo

Todos podemos tener "días malos" en los que nos sentimos algo más decaídos, sin demasiado ánimo para hacer nada.

Pero suele suceder de forma puntual, al día siguiente de uno de estos "días malos" te levantas de nuevo con energías para seguir con tu rutina.

  • Si esto te pasa todos los días y no sientes que hoy tienes algo más de energía que ayer, ni que la semana pasada, ni que la anterior, puede que el sentimiento de tristeza empiece a estancarse en tu vida y es importante empezar a actuar pronto.
interes. Pérdida de interés por la gente

2 / 9 Pérdida de interés por la gente

No es que siempre tengamos que estar rodeados de gente y saliendo de fiesta pero quedar el fin de semana, un café por la tarde, una comida.... Quién más quién menos va teniendo planes con familia o amigos y eso es bueno: cultivar la vida social ha demostrado tener muchos beneficios para el cuerpo y la mente.

  • Pero si desde hace un tiempo prefieres quedarte en casa siempre y rechazas cualquier tipo de invitación que signifique poner un pie en la calle (cuando antes solías aceptar sin mayor problema) puede ser una señal de que tu desánimo se está convirtiendo en algo más serio.
fatiga. Te mueves a cámara lenta

3 / 9 Te mueves a cámara lenta

Cuando llevas una vida ajetreada -trabajo, familia, ocio- es normal notarse algo cansada, pero probablemente tu agenda no justifique el agotamiento que arrastras desde hace ya semanas.

  • Un cansancio sin justificación y que dura demasiado es una razón de peso para consultar con un médico.
  • Moverse y hacer todo despacio puede ser una señal de depresión: parece que otro de los síntomas clínicos de la depresión podría afectar a la psicomotricidad y hacer que tus movimientos sean más lentos de lo habitual.
concentracion. No eres capaz de concentrarte

4 / 9 No eres capaz de concentrarte

Si últimamente sientes que no rindes en le trabajo, que te cuesta horrores hacer una tarea de forma continuada o tienes despistes "básicos" que antes no tenías, puede que tus emociones te estén avisando de algo.

  • Concentrarse es focalizarse en cualquier tarea, no solo en el trabajo. Las cosas que haces cada día en casa, en la calle, en la oficina  o incluso en el gimnasio, necesitan que les pongas atención.
  • Si sientes que esta atención hace días que se tambalea  podría estar indicando que tu estabilidad emocional está en riesgo.
dolor cabeza. Continuo dolor de cabeza

5 / 9 Continuo dolor de cabeza

Según la Clínica Mayo el dolor y la depresión están sumamente relacionados. La depresión puede causar dolor y viceversa.

  • A veces, el dolor y la depresión generan un círculo vicioso en el que el dolor empeora los síntomas de la depresión y esta empeora la sensación de dolor.
  • Llos trastornos depresivos no solo están ligados a dolores de cabeza, también pueden aparecer dolores de espalda, musculares y de articulaciones.

 

somnolencia. Insomnio o mucho sueño de día

6 / 9 Insomnio o mucho sueño de día

Según el Instituto del Sueño, el 80% de los pacientes con depresión tiene problemas para conciliar el sueño.

  • A pesar de dormirte enseguida, te despiertes en mitad de la noche y te cueste volver a dormir. 
  • Los problemas de sueño también están relacionados con el estrés. Puede que ahora estés pasando por una etapa más intensa de tu vida pero si  dura demasiado, consulta con el médico.

Practicar ejercicio de forma regular ayuda a mejorar la calidad de tu descanso.

culpa. Sentimiento de culpa

7 / 9 Sentimiento de culpa

Cuando las personas más cercanas a ti detectan que llevas tiempo algo decaída hacen esfuerzos para animarte. Decirle a alguien que "se anime" puede ser perjudicial ya que como le resulta imposible en ese momento, acaba sintiendo que la situación es "culpa suya".

  • En un intento por ayudar pueden lanzarte frases como "debes poner de tu parte" o "haz un esfuerzo para salir" pueden hacerte sentir que no quieras superar el problema. Es un círculo vicioso.
  • La ayuda profesional en estos casos es de vital importancia para romper las dinámicas negativas.
peso. Problemas de estómago

8 / 9 Problemas de estómago

Los estados depresivos están muy relacionados con trastornos en la alimentación.

  • Puedes comer mucho y con ansiedad, o puede que, hayas perdido apetito. Y una alimentación escasa reduce tus niveles de energía y el ánimo empeora.
  • Además, recurrir a la comida para recompensar la tristeza que te ataca puede ser otra señal. Y fíjate sobre todo si los "ataques de hambre" te suelen llevar a consumir productos ricos en azúcar y grasas.
no placer. Incapacidad por sentir ningún tipo de placer

9 / 9 Incapacidad por sentir ningún tipo de placer

Cuando el ánimo está "tocado" es complicado disfrutar con nada. Actividades de ocio, relaciones sociales... y también repercute en las relaciones de pareja:

  • No tienes ganas de sexo. En cualquier relación sentimental hay períodos en los que desciende la pasión. Pero si crees que desde hace un tiempo tu libido está por los suelos,quizá detrás hay algo más que cansancio o problemas de tiempo.

Actualizado el

animo depresivo

COMO GESTIONAR LA DEPRESIÓN

Aunque desde la psicología señalan el miedo, la rabia, la alegría y la tristeza como las cuatro emociones básicas que puede sentir el ser humano, las personas son capaces de experimentar infinidad de sentimientos cada uno de ellos con multitud de matices que los hacen únicos.

Sentir pavor ante la proximidad de catástrofe natural, alegría si nos toca el Gordo de Navidad o tristeza ante la pérdida de un ser querido no solo es lógico, también es saludable.

Relacionado con este artículo

Sin embargo, hay situaciones en las que se producen trastornos psicológicos como la depresión que pueden confundirse con una tristeza profunda.

  • Distinguir la tristeza de la depresión es fundamental para establecer un diagnóstico correcto y aplicar el tratamiento adecuado que nos devuelva el equilibrio emocional. En la galería que acabas de ver hemos recogido algunas de las señales que nos alertan de la existencia de una posible depresión. Si crees que podría ser tu caso, no dejes pasar más tiempo y consulta con un profesional para que lo valore.

LAS CIFRAS DE LA DEPRESIÓN

  • Unos 322 millones de personas, el 4,3% de la población mundial, sufrió depresión según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • España ocupa el cuarto lugar de la lista de la OMS para Europa, con 2,4 millones de casos de depresión en 2015.
  • El riesgo de que la población española desarrolle, al menos, un episodio de depresión grave a lo largo de la vida es casi el doble en mujeres (16,5%) que en hombres (8,9%).
  • El 50% de los trastornos depresivos no reciben tratamiento o no el adecuado.
  • Hasta el 43% de los pacientes abandona el tratamiento.
  • Aproximadamente un 60% de los pacientes que ha sufrido un episodio depresivo presenta al menos una recurrencia a lo largo de su vida.