tipos distonia

La distonía es un trastorno neuromuscular que se caracterizada porque los pacientes presentan contracciones musculares que se mantiene y que causan posturas anormales o movimientos repetitivos.

  • Estos movimientos además de no poder frenarse pueden llegar a ser dolorosos.

Hay varias tipos ya que las distonÍas pueden afectar a uno o varios músculos y en cualquier parte del cuerpo.

distonía, una enfermedad minoritaria

Es una de las llamadas enfermedades raras aunque médicamente más que una enfermedad se considera un trastorno del movimiento por disfunción de dos partes del cerebro: los ganglios basales y el cerebelo.

Este trastorno está extendido por toda la geografía. Se calcula que hay una persona afectada de cada 2.000.

Relacionado con este artículo

Un 50% de los casos serían de origen genético, lo que se denomina distonía primaria.

El otro 50% son de la llamada distonía secundaria. La enfermedad se produce como consecuencia de lesiones cerebrales, un ictus, un tumor u otras enfermedades neurológicas (un parkinson, por ejemplo). También puede la provocan algunos fármacos.

QUÉ FÁRMACOS PUEDEN causarla

Hay psicofármacos, especialmente, pero también tratamientos para las nauseas y las alergias, que actúan bloqueando los receptores de dopaminas, que pueden generar distonías”, explica el doctor Javier Pagonabarraga, portavoz del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN.

El problema es que aunque dejes el fármaco, no desaparece la distonía. Y este es un caso no infrecuente.

La distonía puede ser genética, por enfermedades neuronales o fármacos

Hace falta mucha divulgación entre la población para que no se abuse de fármacos si no es absolutamente necesario”, añade el neurólogo.

Es, por ejemplo, el caso del Clebopride, usado para el malestar gástrico, o el Primperan, contra las náuseas, que usado de manera continuada sin control médico podría provocar distonía.

¿POR QUÉ NO SE DIAGNOSTICA BIEN?

La SEN estima que hasta un 40% de los pacientes que padecen distonía tienen un diagnóstico erróneo.

Según el doctor Pagonabarraga, “no es tanto por ser una enfermedad compleja de detectar, sino por falta de conocimiento del síndrome”.

Relacionado con este artículo

La gente considera que sus movimientos involuntarios son: manías y nervios, contracturas por dolor o sobrecarga muscular o una hernia.

Y no acude al neurólogo para recibir el diagnóstico adecuado.

IDENTIFICA LOS SÍNTOMAS

La mayoría de las distonías, tanto las primarias (genéticas) como la secundaria (por otros motivos) suelen aparecer cuando la persona ya es adulta, a partir de los 40 años.

  • El inicio se suele focalizar en el cuello, la cara o las manos.
  • Algunos síntomas de su aparición también pueden ser deterioro en la manera de escribir, calambres del pie y tendencia a arrastrar el pie después de correr o andar mucho.

La gente puede confundirlo con nervios o sobrecargas musculares

Más inusuales son los casos en niños: En este caso se llama distonía de inicio temprano. Suelen aparecer los primeros síntomas entre los 5 y los 10 años.

Estos primeros síntomas en los pequeños generalmente suelen ser dificultad para caminar o aparición de posturas anómalas del pie al caminar.

TIPOS DE DISTONÍAS SEGÚN DÓNDE AFECTEN

La gran mayoría es la distonías afectan solo a una parte del cuerpo y se llama distonía focalizada. Según el sitio afectado, se subdividen:

  • Distonía del escribiente: el temblor provoca torpeza al escribir y suele acompañarse de dolor en la mano.
  • Blefaroespasmo: es la contracción anormal del párpado del ojo. Un cierre de los ojos en espasmos más larga que el parpadeo normal.
  • Tortícolis espasmódica: una distonía cervical, afecta a los músculos del cuello. Causa una desviación involuntaria de la postura de la cabeza.
  • Distonía de la laringe: afecta a la voz del paciente, que suele quedar en un ronquido, como cuando te aprietan el cuello.

La distonía más grave es la que tiene una afectación general, que así se llama: distonía generalizada.

CÓMO SE TRATA LA DISTONÍA

La manera más genérica de tratarla es con toxina botulínica (Bótox, Dysport, Xeomin).

La distonía no se puede curar, se considera una patología crónica. Pero al inyectarse cada tres o cuatro meses la toxina botulínica se frena los movimientos.

El tratamiento más efectivo es inyectar bótox cada tres o cuatro meses

Gracias a este tratamiento el paciente podrá mantener en mucho casos una vida normal”, apunta el neurólogo Pagonabarraga.

Hay esperanza. De vez en cuando surgen casos en los que la distonía llega a desaparecer del todo. Sin embargo, son muy raros. No va a ser la evolución normal de este síndrome.

Hay otros tratamientos con fármacos para casos más complicados de afectación múltiple.

En casos extremos también se podría recurrir a la cirugía "mediante estimulación cerebral profunda del para controlar las contracturas distónicas".

Al ser una enfermedad poco común, es bueno informarse y buscar asesoramiento. En España hay varias asociaciones regionales y la Asociación de Lucha contra la Distonía.