Por Pablo Cubí, periodista

enfermedad lyme

La enfermedad de Lyme es una infección causada por una bacteria, la Borrelia burgdorferi.

Se contagia a través de la picadura de la garrapata. De hecho, es la enfermedad más común en los países occidentales trasmitida por estos arácnidos.

El cantante Justin Bieber ha reconocido públicamente que la padece y que es patente en su aspecto actual que está enfermo.

Esta enfermedad se la conoce como la gran imitadora pues los síntomas son tan variados que se confunden fácilmente con otros problemas”, explica el doctor José Antonio Oteo, del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital San Pedro, de Logroño.

Se la conoce como la gran imitadora porque sus síntomas se confunden con otras enfermedades

Esto puede hacer que se diagnostique desde como una simple gripe hasta otras enfermedades relacionadas con el sistema nervioso.

¿QUÉ SÍNTOMAS DA LA ENFERMEDAD DE LYME?

Los primeros síntomas suelen aparecer a partir del tercer día de la picadura de la garrapata. Sin embargo, pueden quedar latentes y no surgir hasta un mes más tarde y sin saber lo de la picadura.

De ahí la dificultad de diagnóstico.

Los síntomas más comunes son:

  • Fiebre y cansancio
  • Dolor de cabeza y articulaciones, que pueden inflamarse.
  • Rigidez del cuello.
  • Reacciones neurológicas: una inflamación de las meninges (las membranas que rodean al cerebro) pueden causar parálisis facial o entumecimiento de brazos y piernas.

¿CÓMO SE DETECTA?

El primer síntoma, que hay que recordar para informar al médico es la picadura de la garrapata.

Lo malo es que no siempre deja marcas. “De hecho, solo sucede en la mitad de los casos. Y pasa desapercibida porque son pequeñas e indoloras”, recalca el doctor Oteo.

Suele aparecer un área roja que se extiende y deja el centro algo más blanquecino. Solo en casos excepcionales su tamaño puede llegar a los 30 centímetros.

La picadura no provoca dolor ni deja marcas en la mitad de los casos

Tampoco provoca picor. En todo caso algo de calor en la zona, provocado por las reacción del cuerpo.

Es decir, es normal que no se informe bien al médico y no se piense en esta enfermedad cuando se hace el diagnóstico.

Si ha habido suerte, y sí se recuerda la picada, la manera de asegurarse que es enfermedad de Lyme es con un análisis. Se detecta la presencia de anticuerpos en la sangre o en el líquido raquídeo.

¿POR QUÉ SE HA EXTENDIDO?

En Estados Unidos es una enfermedad muy común, sobre todo en zonas rurales. En España se ha extendido más en los últimos años.

El aumento de excursiones al campo por parte de la población urbana puede haber contribuido a ello.

La presencia de ciervos o roedores, animales en los que suele ser habitual el tipo de garrapata dura que más transmite esta enfermedad, la extienden.

Uno de los principales estudios sobre esta enfermedad señala que la mayoría de casos se dan en la zona norte de la península. Zonas endémicas son La Rioja, Navarra, Asturias, Cantabria, el País Vasco y el norte de Castilla y León.

NO TE DEJES LLEVAR POR EL PÁNICO

El anuncio de que un personaje popular padece una enfermedad puede crear también la falsa impresión de que estamos ante un peligro muy inmediato.

La enfermedad de Lyme no es muy rara. Sin embargo, tampoco es habitual y menos en población urbana.

La mayoría de picaduras de garrapata no contagian la enfermedad de Lyme

Tampoco la picadura de una garrapata nos ha de hacer temer un contagio seguro. Al contrario, es minoritario el número de casos en que se contagia la bacteria.

En La Rioja, por ejemplo, la incidencia es de entre tres y cinco casos por cada 100.000 habitantes, al año”, estima el doctor Oteo.

CÓMO SE TRATA LA ENFERMEDAD

Los síntomas pueden aparecer y luego irse, pero dejando la infección larvada y que pueda reaparecer en el futuro, incluso meses más tarde.

Por eso no hay que dejar de acudir al médico si notamos síntomas y somos conscientes de que nos habían picado.

Los antibióticos son la principal arma que tenemos contra la bacteria Borrelia burgdorferi.

Con diez días de tratamiento cada doce horas son suficientes para una total eliminación de la bacteria.

Pero “se ha de diagnosticar bien pues no cualquier antibiótico es efectivo contra esta bacteria”, remarca el doctor Oteo.

¿QUÉ PUEDES HACER PARA PREVENIR?

No existe ningún tipo de vacuna comercializada para este tipo de enfermedades, así que la mejor opción para prevenir esta infección es evitar la picadura”, admite el doctor.

Pasa de 36 a 48 horas para que la garrapata transmita la enfermedad

Hay consejos que nos pueden ayudar a ponerle más difíciles las cosas a las garrapatas:

  • Supervisa tu cuerpo y el de tus hijos. Los pequeños que se pasan rato en zonas boscosas tienen más riesgo. Las garrapatas se adhieren a la piel y deben pasar de 36 a 48 horas agarradas y alimentándose para transmitir la enfermedad. Si detectas la garrapata a tiempo, evitas la enfermedad.
  • Cubre brazos y piernas. Ir con pantalones largos y botas y con sombrero puede hacer de barrera.
  • Dúchate al llegar a casa. A veces las garrapatas no se ha adherido aún a la piel y pueden eliminarse al frotarte en la ducha. Aprovecha para revisar el cuerpo.

CÓMO SE QUITA LA GARRAPATA

Una vez detectada, no te rasques para quitar la garrapata ni intentes aplastarla para matarla.

La manera más adecuada de extraer la garrapata es con unas pinzas. La coges cerca de la cabeza y tira de ella con decisión y sin interrupciones.

Una vez la has quitado, cura la zona de la picadura con algún producto antiséptico de farmacia. El alcohol no es recomendable utilizarlo pues irrita la herida.

Tags relacionados