Por Soledad López, periodista especializada en salud

potencia tu memoria

Dar salud y vitalidad al cerebro es posible, pero no hay que dejar que se adormezca. Este órgano es como un músculo y le gusta tener actividad. Cuanto más lo ejercitas, más en forma está. Y no importa la edad que tengas: el cerebro humano tiene una asombrosa capacidad de adaptarse, cambiar, mejorar, aprender... Pero insistimos, para ello, hay que estimularlo. Y ese es justamente el reto que te propone Saber Vivir:

  • Potenciar tu memoria en tan solo 30 días con gestos sencillos que aumentan la neuroplasticidad, es decir, la capacidad que tienen tus neuronas de comunicarse entre ellas y que, al final, es el mejor escudo antienvejecimiento para tu cerebro.

Un reto avalado por la Ciencia

Para diseñar el plan que mejor activa tu memoria, Saber Vivir ha entrevistado al profesor Fernando Gómez-Pinilla de la Universidad de California (UCLA) en EE. UU., uno de los neurocientíficos que más sabe sobre la relación entre los hábitos de vida saludables y el cerebro.

El Dr. Gómez-Pinilla asegura que, sencillamente cuidándonos un poco más, nuestra memoria puede mejorar hasta un 20 % en tan solo un mes. Y a cualquier edad, incluso aunque se haya perdido agilidad mental. Así que vale la pena intentarlo.

El poder del ejercicio físico

El ejercicio físico es, sin duda, el pilar número 1 para aumentar la neuroplasticidad y proteger tu memoria. Lo ideal es el ejercicio aeróbico, pero si la actividad que practicas trabaja también otras habilidades, aún mejor.

  • El baile es una de las disciplinas más recomendables. Es un buen ejercicio aeróbico pero, además, trabaja la coordinación y estimula la lateralidad del cerebro (se realizan movimientos que implican los dos hemisferios).
  • Si lo practicas en pareja, todavía resulta más beneficioso por el esfuerzo extra que supone coordinarte y seguir el ritmo de la otra persona.

Para reforzar estas habilidades, también puedes practicar los ejercicios que te proponemos a continuación.

ponle desafíos a la mente

La actividades que estimulan la mente son el complemento necesario al ejercicio físico. Imagina tu cerebro como una maceta: si haces deporte, la tierra está perfectamente abonada; pero si no le das trabajo a tus neuronas, la planta se queda pequeña.

Pero no sirve cualquier cosa. Las actividades que de verdad estimulan tus neuronas son aquellas que implican un esfuerzo y, sobre todo, una novedad para el cerebro. Por eso te proponemos buscar antídotos al aburrimiento y desafiar constantemente el cerebro, aunque sea con pequeños gestos:

  • Utiliza tu mano no dominante. Puedes hacerlo para cepillarte los dientes, abrir las puertas, sonarte la nariz o marcar un número de teléfono. Este sencillo gesto obliga a trabajar tu hemisferio cerebral menos activo y crea nuevas conexiones neuronales.
  • Descubre el arte de la papiroflexia: Se basa en la máxima de “no cortar, no pegar, solo doblar” y es un gran entrenamiento para el cerebro. Hace trabajar los dos hemisferios, potencia la memoria, el pensamiento no verbal y la imaginación. A continuación encontrarás algunos divertidos ejemplos para ponerla en práctica.

Nutre tus neuronas en la mesa

Volviendo al símil de la maceta, lo que comes formaría parte (como el ejercicio físico) de ese abono imprescindible que necesita la planta para crecer.

Lógicamente, el consejo es llevar una dieta sana, pero hay un nutriente que es obligado para tu cerebro: el omega 3.

Los flavonoides de frutas y verduras también son indispensables por su poder antioxidante.

Además, también hay otros alimentos que conviene incluir en tu dieta para proteger la memoria:

  • Cúrcuma: Si el omega 3 es el aliado número 1 de tu cerebro, la cúrcuma ocuparía el segundo lugar. Y todo gracias a su alto poder antioxidante y antiinflamatorio. Acostúmbrate a condimentar tus platos con ella.
  • Kéfir y germinados: Aportan probióticos que ayudan a equilibrar la flora intestinal. La Ciencia ha demostrado que una microbiota sana se asocia con una menor acumulación de placa beta amiloide en el cerebro.
  • Aceite de oliva: La estrella de la Dieta Mediterránea merece una mención especial porque concentra antioxidantes que protegen este órgano del daño que provocan los radicales libres. Elígelo virgen extra.
  • Ginkgo Biloba: Mejora la circulación y aumenta la llegada de oxígeno al cerebro, por eso, se considera uno de los potenciadores de la memoria. No debe tomarse junto a antiinflamatorios como el ibuprofeno ni anticoagulantes.

Mejorar la memoria: tu reto del mes

Si pones en práctica todos estos consejos, notarás cómo mejora tu agilidad mental, tu concentración y tienes menos despistes.

Y no hace falta que inviertas mucho tiempo. Lo importante es ser constante con el plan que propone Saber Vivir para mejorar tu memoria en solo 30 días.

Tags relacionados