Los 3 antioxidantes que más protegen la memoria

Los flavonoles antioxidantes como el kaempferol o la quercetina que se encuentran en el brócoli, las espinacas, los tomates o el té protegen las neuronas y retrasan la pérdida de memoria.

Actualizado a
Maria T Lopez nutricionista
María T. López

Farmacéutica. Técnica en Nutrición y Dietética

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Los 3 antioxidantes que más protegen la memoria
iStock

Consumir alimentos ricos en flavonoles antioxidantes frena el deterioro cognitivo.

Con los años es normal que nuestra memoria falle y no recordemos las cosas con la misma facilidad que cuando éramos jóvenes, pero la alimentación tiene un papel clave en la protección de la memoria. Un estudio publicado en Neurology, la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología, revela que las personas que comen o beben más alimentos con flavonoles antioxidantes tienen una tasa más lenta de deterioro cognitivo.

Los flavonoles son un tipo de flavonoide, un grupo de fitoquímicos que se encuentran en los pigmentos vegetales conocidos por sus efectos beneficiosos para la salud.

"Algo tan simple como comer más frutas y verduras y beber más té es una manera fácil para que las personas desempeñen un papel activo en el mantenimiento de la salud de su cerebro", señala el Dr. Thomas M. Holland de la Universidad Rush en Chicago y autor del estudio.

Los antioxidantes que protegen la memoria

Los siguientes flavonoles se asocian a una mayor protección de la memoria, según el estudio de la Universidad Rush:

  • Kaempferol: se encuentra en la col rizada, las alubias, el té, las espinacas y el brócoli.
  • Miricetina: se halla en el té, el vino tinto, la col rizada, las naranjas y los tomates.
  • Quercetina: abunda en los tomates, la col rizada, las manzanas y el té.

Qué cantidad de antioxidantes hay que comer para proteger la memoria

Los investigadores comprobaron que las personas que tenían una tasa menor de pérdida de memoria consumían un promedio de 15 mg de flavonoles al día.

Para llegar a esta conclusión estudiaron a 961 con un promedio de 80 años sin demencia y siguieron sus casos durante 7 años. Realizaron pruebas cognitivas y de memoria anuales que incluyeron recordar listas de palabras, así como recordar números y ponerlos en el orden correcto. Los participantes fueron divididos en cinco grupos según la cantidad de flavonoles que ingerían. El grupo que menos consumía tomaba solo 5 mg de flavonoles al día y el que más ingería un promedio de 15 mg por día (equivale a aproximadamente una taza de verduras de hojas verdes oscuras).

Al analizar los resultados comprobaron que en los que consumían más flavonoles, la tasa de pérdida de memoria era más lenta conforme pasaban los años. El flavonol antioxidante que tenía mayor efecto protector era el kaempferol, seguido de la miricetina y por último de la quercetina.

Por qué los flavonoles protegen la memoria

El estudio no ha explorado el mecanismo mediante el cual los flavonoles antioxidantes protegen la memoria, solo ha visto una asociación entre un mayor consumo de estas sustancias y una menor pérdida de memoria.

La razón que explicaría este efecto protector es que los antioxidantes bloquean la acción de los radicales libres, compuestos que dañan las neuronas y acelerarían la pérdida de memoria.

Los radicales libres atacan las células de todo el cuerpo, pero las neuronas del cerebro son especialmente susceptibles a los radicales libres. Las células cerebrales tienen, por un lado, pocas defensas antioxidantes y, por otro, un alto nivel de lípidos en sus membranas que aumenta el efecto dañino de los radicales libres.

Los flavonoles pueden contrarrestar este efecto. Son compuestos con alta capacidad antioxidante que se encuentran frutas, especias y verduras. La ventaja de estos antioxidantes frente a otros es que son capaces de atravesar al barrera hematoencefálica (red de vasos sanguíneos que protege el cerebro) y prevenir así el estrés oxidativo de las células cerebrales.