Vacunarse de la gripe reduce el riesgo de alzhéimer

Vacunarse contra la gripe cada año se asocia con un 40% menos riesgo de sufrir alzhéimer. La vacuna evita la neumonía causada por la infección, que puede alterar el sistema inmunitario y favorecer la demencia.

Actualizado a
La vacuna de la gripe reduce el riesgo de alzheimer
iStock by Getty Images

Un estudio demostró que el riesgo de desarrollar alzhéimer fue menor entre los que recibieron la vacuna contra la gripe todos los año.

El virus de la gripe puede provocar neumonías graves, en especial en personas mayores o inmunodepremidas, que pueden ser mortales. Por eso cada año se recomienda a estos colectivos que se vacunen.

Pero la vacuna contra el virus influenza no solo evita una infección más grave, parece ser que también reduce un 40% el riesgo de sufrir alzhéimer.

Un estudio de la Universidad de Texas ha comparado el riesgo de incidencia de la enfermedad de Alzheimer entre personas vacunadas y no vacunadas contra el virus influenza de 65 años o más, y ha observado que vacunarse confiere una especial protección frente al alzhéimer, el tipo más habitual de demencia.

Causas y factores de riesgo de alzhéimer

La Organización Mundial de la Salud define la demencia como un síndrome que conlleva el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

La enfermedad de Alzhéimer es la forma más común de demencia y supone hasta un 70% de los casos.

La formación de placas de proteína beta amiloide y de ovillos de proteína Tau en el cerebro, así como la disminución del volumen cerebral, explican a día de hoy la aparición de la enfermedad. Las causas que llevan a ello se siguen estudiando:

  • La genética tiene un gran peso y se han descubierto hasta 75 factores de riesgo genético asociados al alzhéimer.
  • Algunas investigaciones apuntan a una disfunción de la microglía, un tipo de células inmunitarias del cerebro, por lo que reforzar las defensas del cerebro podría ayudar a prevenir el alzhéimer.
  • Otro estudio sugiere que el origen está en el deterioro de la barrera hematoencefálica que protege el cerebro y que deja pasar grasas como el colesterol que dañan este órgano.

No hay que olvidar los factores de riesgo conocidos de alzhéimer como la diabetes, la hipertensión y la obesidad.

Como ves, son muchos los aspectos que pueden afectar a la salud del cerebro y los buenos hábitos de vida tienen un gran efecto preventivo, incluso en personas con riesgo genético de alzhéimer.

Ahora se ha demostrado que vacunarse contra la gripe también podría contribuir a reducir el riesgo de alzhéimer.

El efecto protector de la vacuna de la gripe

"Observamos que la vacunación contra la gripe en adultos mayores reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer durante varios años", señala Avram S. Bukhbinder, primer autor del estudio del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas.

"La fuerza de este efecto protector aumentó a medida que la persona llevaba más tiempo vacunándose contra la gripe; en otras palabras, el riesgo de desarrollar alzhéimer fue menor entre los que recibieron la vacuna contra la gripe todos los años", aclara.

El estudio se ha hecho dos años después de que el mismo equipo de investigadores encontrara un posible vínculo entre la vacuna contra la gripe y la reducción del riesgo de alzhéimer.

Para corroborar este vínculo, ahora han analizado una muestra mucho más grande: 935.887 pacientes vacunados contra la gripe y la misma cifra de pacientes no vacunados de 65 años o más.

Han observado que el 8,5% de los pacientes no vacunados contra la gripe habían desarrollado alzhéimer durante los años de seguimiento, cosa que solo había ocurrido en un 5,1 % de los vacunados.

Por qué la vacuna protege del alzhéimer

Los autores del estudio señalan que el efecto protector de la vacuna de la gripe frente al alzhéimer no es directo.

"El sistema inmunitario es complejo y algunas alteraciones, como la neumonía, pueden activarlo de una manera que favorezca o empeore el alzhéimer", señala el Dr. Paul E. Schulz, autor principal del estudio.

La vacuna de la gripe protege de las formas más graves de la enfermedad, y la neumonía es una de ellas. Al vacunarte reduces en gran medida el riesgo de neumonía, una infección que podría afectar de forma negativa al cerebro.