CITRICOS. Cítricos

1 / 9 Cítricos

Gracias a la vitamina C que contienen, alimentos como la naranja, el limón, las mandarinas o el pomelo estimulan nuestras defensas para luchar contra el resfriado. No es cierta la creencia de que evitan que cojas un catarro, pero sí que ayudan a reducir las molestias y a acortar su duración.

  • Una buena idea es aderezar tus ensaladas con limón. Además de darle un toque refrescante, estarás reforzando tus defensas.
FRESA KIWI. Kiwi, fresas y pimientos

2 / 9 Kiwi, fresas y pimientos

Son poderosos antioxidantes que potencian nuestro sistema inmunitario. Aunque no son cítricos, contienen grandes cantidades de vitamina C. De hecho, el kiwi tiene incluso más que la naranja.

  • Toma un tazón de fresas con un par de kiwis, o bien añade pimiento verde o rojo a tus ensaladas.
PROBIOTICO. Probióticos

3 / 9 Probióticos

El yogur, el miso, el kéfir y la col fermentada o "chucrut" son excelentes para luchar contra los resfriados. Sus bacterias ácido-lácticas (lactobacilus) favorecen el aumento de las células defensivas (como los linfocitos T) y esto ayuda a que los síntomas sean más leves.

  • Recuerda que aunque no estés resfriado, tomar un yogur al día es beneficioso para mantener en buen estado tu flora intestinal y, con ello, tu sistema inmunológico.
AJO. Ajo y cebolla

4 / 9 Ajo y cebolla

Ambos son considerados un antibiótico natural. La alicina que contiene el ajo tiene propiedades antioxidantes, antivirales y antisépticas por lo que es un gran aliado contra los catarros. De la misma manera, los compuestos azufrados de la cebolla son "mágicos" para combatir la tos y la congestión.

  • Tomar una sopa de ajo o de cebolla es mano de santo para aliviar los síntomas del resfriado. Y recuerda que poner media cebolla al lado de la cama cuando vayas a dormir te ayudará a respirar mejor.
ESPINACAS. Verduras de hoja verde

5 / 9 Verduras de hoja verde

Las coles, el brócoli, las espinacas, la rúcula... son una magnífica fuente de vitamina C, que como ya hemos mencionado, nos ayuda a aliviar los síntomas del catarro. Además, su clorofila también refuerza nuestro sistema inmune.

  • Un primer plato con canónigos o rúcula, lentejas y pimiento es una auténtica bomba contra el resfriado.
PESCADO. Pescado, marisco, carnes blancas...

6 / 9 Pescado, marisco, carnes blancas...

Según algunas investigaciones, tomar 75 mg al día de zinc contribuye a disminuir la duración de los resfriados entre un 20-40%. La carne de pollo, pavo y conejo, los pescados y el marisco son una buena fuente de este mineral.

  • Prepara un pescado con ajo y perejil o pollo con sanfaina para sentirte mejor.
LEGUMBRES. Frutos secos, cereales y legumbres

7 / 9 Frutos secos, cereales y legumbres

Son también alimentos con un gran contenido de zinc, que actúa como refuerzo del sistema inmunológico y te ayuda a sanar más rápido.

  • Desayuna cereales integrales o pan integral con pavo. Una ensalada de rúcula, tomate, judías blancas y frutos secos, también te aportará una buena dosis de zinc.
INFUSION. Infusiones de plantas medicinales

8 / 9 Infusiones de plantas medicinales

Plantas medicinales como el tomillo, la equinacea, la malva o el jengibre son recomendables para luchar contra los accesos de tos, el dolor muscular, el dolor de cabeza y las décimas de fiebre.

  • Corta una rodaja de jengibre fresco, añádela al agua fría, hierve durante 5 minutos y deja reposar. Si tienes tos, puedes añadir miel a tus infusiones para que esta mejore.
ZUMOS. Agua, zumos y caldos

9 / 9 Agua, zumos y caldos

Es fundamental que bebas la cantidad suficiente de líquidos Lo ideal es entre entre ocho y diez vasos de agua al día aunque puedes combinarlo con zumos caseros o infusiones. El líquido no solo favorece la fluidificación de las secreciones, sino que evita que las mucosas se sequen.

  • También puedes tomar caldos desgrasados (sobre todo de pollo). Eso sí, pese al calor, bébelo a temperatura ambiente.

Actualizado el

ZUMOS

alimentos contra los catarros veraniegos

Durante la época estival los catarros afectan al 20% de los españoles (unos dos millones de personas). Una cifra bastante alta, y es que el principal responsable es algo tan habitual como el abuso (o mal uso) del aire acondicionado.

Dos millones de personas sufren cada año resfriados en verano

Mantenerlo entre 22º y 24º para evitar los cambios bruscos de temperatura al salir al exterior, no meterte de golpe en el agua si has estado tomando el sol y limitar las bebidas muy frías es clave para prevenirlos.

Nutrientes que te ayudan a superarlos

En el caso de que te hayas resfriado, durante los dos primeros días no hace falta que comas alimentos sólidos si no tienes apetito, pero sí debes hidratarte bien tomando abundante líquido. Pasados estos días, te conviene una dieta básicamente ligera y rica en frutas y verduras frescas.

Relacionado con este artículo

  • Mucha vitamina C. Los alimentos ricos en esta vitamina, como las frutas y las verduras frescas, son obligados porque, gracias al efecto antioxidante y estimulante de las defensas que aporta esta sustancia, no evitan que cojas un resfriado pero sí ayudan a reducir las molestias.
  • Incluye también probióticos. Contienen bacterias ácido-lácticas (lactobacilus) que favorecen el aumento de las células defensivas (como los linfocitos T). Y esto ayuda a que los síntomas sean más leves.
  • Que no te falte zinc. Se ha demostrado que este mineral de efecto antioxidante también contribuye a acortar la duración del catarro.
  • Y mucho líquido. Te ayudará a no deshidratarte y a fluidificar las secreciones.