alimentos piel verano

Actualizado el

alimentos piel verano

Durante todo el año cuidar tu piel es básico, tanto por estética como por salud, pero en esta estación una piel protegida y cuidada cobra más importancia. Un punto clave para fortalecerla es evitar la sequedad y la buena hidratación es fundamental.

Además de hidratación, darle a tu piel una dosis extra de antioxidantes será una gran ayuda y notarás enseguida los resultados pasada la temporada estival. Te explicamos cómo a darle a tu piel estos días unos mimos especiales para lograr que reluzca todo el año.

antioxidantes para la piel

La piel es donde los signos del paso de los años son más reveladores. Si no quieres que ese efecto se multiplique, evitar los estragos del sol es una de las primeras normas.

Si la piel no retiene agua se ve apagada y tirante

Piensa que tu piel con el tiempo pierde la capacidad de retener agua y las glándulas sebáceas segregan menos sebo. Esto, con la exposición al sol de estos días se acelera, así que la tendencia a resecarse es mayor. Para contrarrestar los efectos dañinos tras los excesos veraniegos no debe faltar en tus platos...

1. Betacaroteno

Además de su acción antioxidante, resulta imprescindible para la renovación de piel y mucosas, ayudando a mantenerlas sanas. Las hortalizas y frutas de color anaranjado son las más ricas en esta sustancia (zanahorias, calabaza, mango, melocotón...) y también lo encuentras en verduras de hoja verde.

2. Vitamina C

Mantiene la piel tersa gracias a que activa la producción de colágeno. Consumir las frutas y verduras que más tienen, siempre en crudo, te asegura un buen aporte. Y no solo pienses en las naranjas: pimiento, tomate, brócoli, kiwi, fresas… son excelentes opciones.

3. Vitamina E

Ayuda a prevenir las manchas en la piel, tan habituales después del verano a causa de la radiación solar. El aceite de oliva virgen, los frutos secos o el aguacate, la contienen.

4. Vitaminas del grupo B

No pueden faltar para que la piel se regenere correctamente y no pierda tersura. Las carnes (mejor las blancas como pollo o pavo) son las mejores fuentes. Pero también las encuentras en vegetales de hoja verde, huevos, legumbres, o en la levadura de cerveza entre otros.

hidratación cutánea

La escasez de líquido se descubre rápidamente en el aspecto del cutis porque se reseca, pierde flexibilidad y tienes sensación de tirantez. ¿Cómo te sientes tras una jornada de sol y mar? Pués imagina que esto fuera un día tras otro.

  • 8 vasos de agua. Es lo mínimo que debes beber al día para combatir la sequedad cutánea desde el interior. Si quieres, aderézala con zumo de limón.
  • 5 al día. Respetar las 5 raciones diarias de frutas y verduras contribuye a alcanzar un aporte correcto de agua y antioxidantes que protegen a la piel del efecto dañino de los radicales libres.

Proteger a la piel de los radicales libres también depende de lo que comes

  • Caldos, zumos... Son otra buena manera de conseguir el agua que tu piel necesita. Eso sí, si tomas caldos recuerda desgrasarlos antes de consumirlos.

Imprescindibles en tus recetas

Los antioxidantes no son las únicas sustancias esenciales para tu piel. Toma también...

  • Proteínas. Son el principal componente del tejido conjuntivo cutáneo. Come la cantidad justa para evitar la flacidez.
  • Minerales. Para mantener la salud dérmica toma alimentos ricos en selenio, zinc y hierro. Los frutos secos y el pescado son buena fuente de ellos.
  • Grasas insaturadas. Aceite de oliva y nueces protegen las células cutáneas del envejecimiento prematuro.

ELIXIRES DE JUVENTUD

El licopeno de la sandía o el tomate, las catequinas de té verde, el ácido elágico de la granada o las antocianinas de los frutos rojos son potentes antioxidantes que no deben faltar estos días en tus comidas o tentempiés.