Cuál es el aminoácido de la depresión que está en muchos alimentos

Un estudio ha demostrado que la prolina, un aminoácido habitual en alimentos de origen animal como la carne, se relaciona con más riesgo de depresión y con un empeoramiento de los síntomas si ya se sufre.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

aminoacido de la depresion en alimentos
Istock

La prolina es un aminoácido que está por ejemplo en la carne de ternera o de pollo e influye en el estado de ánimo, aumenta el riesgo de sufrir depresión y la empeora si ya se padece.  

Una dieta demasiado rica en alimentos de origen animal podría no ser buena para el ánimo. Por primera se ha demostrado que la prolina, un aminoácido que abunda en alimentos de consumo tan habitual como la carne de ternera o de pollo, influye en el estado de ánimo, aumenta el riesgo de sufrir depresión y la empeora si ya se padece.

El estudio, publicado en la Cell Metabolism, es de gran relevancia porque abre la puerta a desarrollar tratamientos para la depresión basados en la dieta.

Los factores de riesgo de la depresión

Se estima que casi 300 millones de personas sufren depresión, lo que equivale a un 4,4% de la población mundial. Es la enfermedad mental más común y sus factores de riesgo, según señala la Clínica Mayo, son bien conocidos:

  • Tener un carácter muy autocrítico, pesimista o la autoestima baja.
  • Haber vivido situaciones traumáticas (abusos, muerte de un ser querido, problemas económicos).
  • Tener familiares con antecedentes de depresión.
  • Sufrir o haber sufrido trastornos de ansiedad, de alimentación o estrés postraumático.
  • Abuso del alcohol y otras drogas.
  • Ciertos fármacos como los medicamentos para dormir.
  • Las enfermedades graves, como el cáncer o el ictus, y el dolor crónico también favorecen la depresión.

Como verás, entre los factores de riesgo con aval científico no está la alimentación, aunque cada vez hay más estudios que sugieren esta relación.

Prolina y estado de ánimo

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGI) y de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han dado un gran paso en la búsqueda de un vínculo entre lo que comemos y la depresión.

Y lo han hecho al identificar el papel exacto que tiene la prolina en la depresión. La prolina es un aminoácido que está presente en una gran variedad de alimentos y, según dicho estudio, aumenta el riesgo de depresión y empeora los síntomas si ya se sufre. Para llegar a estas conclusiones:

  • Se analizó el tipo y la cantidad de aminoácidos en la dieta de los participantes.
  • También respondieron a un cuestionario que mide el ánimo depresivo.

"Nos sorprendió que lo que más se asociaba a la depresión, evaluada mediante este cuestionario, era el consumo de la prolina", afirma el Dr. Fernández-Real, del IDIBGI, y también Jefe de Sección de Endocrinología del Hospital Dr. Josep Trueta y director del departamento de Ciencias Médicas de la Universidad de Girona.

Para acabar de confirmar el vínculo entre la prolina y el ánimo depresivo, analizaron el metaboloma en el plasma sanguíneo. El metaboloma es el conjunto de sustancias (metabolitos) que genera el organismo debido a su propio funcionamiento interno y a factores externos como la alimentación.

  • Observaron que uno de los metabolitos asociados a la depresión era la concentración de prolina en plasma sanguíneo.

El papel de la microbiota

Hasta aquí, podría pensarse que todos los participantes que consumían este aminoácido en cantidades importantes presentaban un ánimo más depresivo, pero no fue exactamente así.

Hubo participantes con una dieta rica en prolina que no tenían bajo ánimo, pero es que tampoco tenían niveles alto de prolina en plasma. La razón es que los niveles de prolina que circulan por la sangre dependen también de tu microbiota, y cuanto más sana esté mejor.

"La microbiota de pacientes con un alto consumo de prolina pero bajos niveles plasmáticos de prolina era similar a la microbiota asociada a bajos niveles de depresión y estaba enriquecida en genes bacterianos involucrados en el transporte y metabolismo de la prolina", afirma el Dr. Jordi Mayneris-Perxachs, investigador Miguel Servet del IDIBGI.

Para saber si la presencia de prolina era causa o consecuencia del ánimo depresivo, se trasplantó la microbiota de los participantes a ratones. Los roedores que se deprimían más eran los que recibían la microbiota de participantes con una alta prolina, o de personas con más ánimo depresivo.

En el cerebro de estos ratones también se encontraron distintos genes asociados al transporte de prolina.

"La posibilidad de transferir el fenotipo depresivo de humanos a ratones mediante el trasplante de microbiota y la demostración de que este trasplante genera alteraciones en el transporte de la prolina revela que posiblemente esta prolina se asocia de forma causal al estado de ánimo depresivo, explica el Dr. Rafael Maldonado, del grupo de investigación en Neurofarmacología-Neurophar de la UPF.

Alimentos ricos en prolina

"Estos resultados demuestran la importancia de la prolina y su influencia en el estado de ánimo depresivo de las personas, un elemento que hasta ahora no se tenía en cuenta", subraya el Dr. Fernández-Real.

El trabajo abre también la puerta a plantear nuevos estudios para encontrar posibles tratamientos de la depresión basados en la dieta.

Como decíamos, la prolina es una aminoácido habitual que se encuentra principalmente en alimentos de origen animal:

  • Carnes: Pollo, pavo, cerdo y ternera.
  • Pescados: Sardina, mero, salmón, y atún, entre otros.
  • Lácteos y huevos.

También se encuentra en vegetales como los guisantes, las zanahorias o las judías.