1 / 10 Crema de calabaza con yogur

Por un lado, preparamos la crema de calabaza y por otro, la salsa de yogur con queso fresco, aceite de oliva, zumo de limón y un poco de albahaca. A continuación, vierte en el fondo del bol la crema de calabaza y encima la mezcla hecha a base de yogur. 

  • Para terminar puedes decorar el plato con una ramita de romero. Le dará un toque aromático muy especial.

2 / 10 Crudités de verduras con salsa de yogur

Preparar esta salsa para dipear con las verduritas no te llevará más de 15 minutos. Además, el resultado no suma más de 125 calorías a repartir entre los comensales. 

  • Nuestra sugerencia incluye brócoli, zanahorias y espárragos. Si quieres una salsa más rápida y fácil, bate 1 yogur con medio diente de ajo y añade abundante menta picada.

3 / 10 Ensalada de lechuga, queso y rabanitos

Un cena ligera o en entrante que puedes completar con una deliciosa salsa de yogur griego. La base del plato son las hojas de lechuga, pero le hemos añadido ingredientes tan variados como pera, pepino, queso y rabanitos en rodajas. El resultado es espectacular. 

  • Puedes utilizar queso feta, tradicional de Grecia. Tiene un sabor intenso y ligeramente ácido.

 

 

4 / 10 Espirales de pimiento

Este plato tiene el éxito garantizado, tanto por su originalidad como por su sabor y valores nutritivos que suman sus ingredientes. Para preparar la masa se necesita mezclar pimientos de piquillo, yogur, harina y huevos. Con el bizcocho ya horneado, enróllalo y añade una mezcla de champiñones y queso por encima.

  • Gracias a su condición de probiótico el yogur favorece una flora intestinal sana y en consecuencia un sistema inmunológico fuerte. 

5 / 10 Fajitas de pollo y verduras con salsa de yogur

Una cena de lo más divertida, ideal para compartir con los amigos o para sorprender a los niños. El relleno lleva tiras de pollo junto con pimiento, repollo, zanahoria y cebolla, y la salsa está elaborada a base de yogur con ajo, zumo de limón y sal.

  • Si no tienes tortillas, haz unas creps y rellénalas con los mismos ingredientes.

6 / 10 Albóndigas de lentejas y espinacas con salsa de yogur

Tritura las lentejas, con las espinacas, zanahoria, huevos, ajo, comino, cilantro, sal y pimienta. Ahora, dale forma a la las albóndigas e introduce un dadito de queso en su interior. Para la salsa, mezcla el yogur con pepino, ajo, menta, aceite, zumo de limón, sal y pimienta. 

  • Aprovecha los restos de un guiso de lentejas para preparar estas albóndigas.

7 / 10 Salmón al horno con salsa de yogur

No solo es un plato cardiosaludable gracias a las ácidos grasos omega 3 que aporta el salmón, también es una receta rica en proteínas, calcio, vitamina D, A y vitaminas del grupo B, que obtenemos de la salsa de yogur.

  • Para aromatizar la salsa de yogur, puedes añadirle un poco de menta o ajo picado, comino, zumo de limón...

8 / 10 Lasaña de ahumados

El relleno está hecho de salmón y bacalao ahumados mezclados con lechuga, aguacate, tomate, cebolleta, huevos y sal. Y la salsa está elaborada a base de yogur natural, alcaparras, cebollitas en vinagre, pepinillos, aceite de oliva, pimienta y sal. 

  • Esta receta es perfecta para una cena ligera y muy nutritiva que incluye las proteínas del pescado y el yogur, con las grasas saludables del salmón y los efectos antioxidantes del aceite de oliva.

 

9 / 10 Pera en almíbar con salsa de yogur

Un postre rico tanto en sabor como nutricionalmente, ya que además de disfrutar de la pera almibarada, tus huesos y tus músculos agradecerán el calcio y las proteínas que aporta el yogur

  • En el momento de servir, rocía las peras con la crema de yogur y decóralas con unas virutas de chocolate y una hojita de menta.

10 / 10 Crema de naranja, mousse de mango y yogur

La mezcla de naranja, mango, yogur y galleta da como resultado un postre que combina a la perfección sabores y texturas. Además, estamos sumando la vitamina C de la naranja y el mango junto con los carbohidratos de la galleta y las proteínas, vitaminas y minerales del yogur. 

  • Después de servir los vasitos, puedes decorarlos con unas galletitas de avena.

 

Actualizado a

burritos

Aprovecha todas sus propiedades

Nos sobran los motivos para recomendar el consumo habitual de yogures en nuestra dieta. Y es que el yogur es uno de los productos más saludables que podemos encontrar, ya que no solo aporta calcio, también es una magnífica fuente de proteínas de alto valor biológico, así como de vitaminas A, D y B.

Además es un alimento alimento probiótico. Esto quiere decir que contiene microorganismos vivos que, al ser ingeridos en cantidades suficientes, ejercen un efecto positivo sobre la salud. En concreto, equilibran la flora intestinal y potencian el sistema inmunológico o de defensas.

  • Ahora bien, más allá de comernos un vasito de yogur en el desayuno, como postre o en la merienda, el yogur puede ser un ingrediente muy agradecido en la cocina que permite elaborar infinidad de salsas y cremas o suavizar la textura de un bizcocho.
  • En la galería que acabas de ver, hemos seleccionado 10 formas de tomar yogur que se suman a la manera tradicional de hacerlo, solo y con cucharita. Todas ellas son perfectas para darle un toque a tus recetas y sumarle los beneficios del yogur.

EL EFECTO ANTI-OBESIDAD DEL YOGUR

Por si la lista de beneficios para la salud no era lo suficientemente larga, recientes estudios han demostrado que la inclusión del yogur en las dietas de adelgazamiento podría ayudar a una mayor pérdida de peso y grasa corporal que la dieta hipocalórica sola.

La razón que explica la conclusión de los investigadores se encuentra en el calcio. Y es que, este mineral, especialmente cuando está contenido en productos lácteos, como el yogur, interfiere en la forma de absorber las grasas, favoreciendo la pérdida de peso.

  • Además, la ingesta diaria de yogur produce también una reducción de la grasa localizada en la región abdominal, disminuyendo así el riesgo de padecer enfermedades crónicas, como las que afectan al corazón.

Tags relacionados