Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

¿Lo primero que haces al levantarte es prepararte un café bien cargado? ¿Quieres incorporar otras propuestas a tus desayunos o a tus tentempiés de media mañana para no acabar tomándote 2 o 3 cafés en la primeras horas del día?

Recuerda que, como norma general, se recomienda no beber más de 3 tazas de café diarias. Si el consumo es moderado tomarlo puede ser, incluso, bueno para la salud.

  • Pero si sobrepasas esta cantidad puede hacer que te cueste más dormir, alterar tu estado de ánimo o provocarte taquicardias.

Atrévete a innovar

Las siguientes preparaciones, elaboradas con vegetales, frutas y diferentes tipos de té, también despejan, activan y despiertan.

  • Puedes reservarlas para el fin de semana o dedicar un momento a media mañana para disfrutar de unos minutos de relax entre tareas.
  • Lo que sí es seguro es que, si las incorporas a tus desayunos, ganarán en variedad, sabor y color.
datil

1 / 8 Bebida vegetal de sésamo y dátiles

Estas dos fuentes naturales de energía harán que empieces el día con buen pie. Para preparar esta bebida vegetal...

  • Pon 100 g de semillas de sésamo en remojo en agua la noche anterior. Por la mañana, cuela y lava. Tritúralas bien en un litro de agua.
  • Pasa por una malla de tela la mezcla, estrujándola. Tritura el líquido junto a 8 dátiles, 1 cucharadita de aceite de coco y ½ de Vainilla en polvo.
macha

2 / 8 Té matcha

Este tipo de té está de moda por sus beneficios para la salud, desde quemar grasas a fortalecer el sistema inmunológico. Se presenta en polvo, y para que se diluya bien...

  • Hazte con un batidor (chasen). Mójalo junto a un bol con agua caliente y seca el recipiente. Así la cerámica estará atemperada.
  • Vierte el té en el bol, tamizándolo con un colador. Luego echa la medida de agua (antes de que hierva) que quieras beber.
  • Bate con el chasen,  moviéndolo hacia delante y hacia atrás, durante 1 minuto... ¡y listo!
Té Chai

3 / 8 Té chai, lleno de sabor

Este té negro mezclado con hierbas y especias es muy intenso.

  • Una de sus ventajas es que su contenido en cafeína no es alto, aunque algunos estudios lo han relacionado con estados de alerta y nerviosismo; otros, con menos riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • Prepáralo triturando 4 semillas de cardamomo, 4 clavos y 2 bolas de pimienta negra. Hiérvelo en agua con canela y un trozo de jengibre fresco y añade 2 bolsas de té.
  • Puedes mezclarlo con leche o bebida vegetal (de avena, soja..).
kombucha

4 / 8 Kombucha, un té muy especial

Esta bebida se obtiene tras fermentar el té negro o el verde, por lo que te aporta saludables probióticos que cuidan tu flora intestinal. 

  • Es una bebida ligeramente gaseosa, de gusto algo peculiar, entre ácido, dulce y avinagrado.
  • Puedes encontrarla, ya preparada, con variedad de sabores (limón, manzana, frambuesa...).
jengibre

5 / 8 Agua de limón con jengibre

Es energética, desintoxicante y contribuye al buen estado de nuestras defensas.

  • Prepárala hirviendo unos 20 g de raíz pelada de jengibre en 250 ml de agua.
  • Cuando esté tibia, añade zumo de limón al gusto y te beneficiarás de sus virtudes antioxidantes y de su riqueza en vitamina C.
  • Si encuentras que su sabor es algo amargo, puedes endulzarlo con un poquito de miel o de estevia.
achicoria

6 / 8 Achicoria: energía sin cafeína

Esta bebida era muy popular hace unas décadas en nuestro país. ¿Por qué no recuperarla ahora? Su sabor es muy similar al del café, con la ventaja de que no contiene cafeína.

  • La achicoria regula el tránsito intestinal, es diurética y contiene antioxidantes como el betacaroteno.
  • Se elabora con el bulbo de la planta, que se tuesta y se muele.
  • Para preparar la bebida basta con añadir unas cucharaditas de achicoria en polvo al agua caliente o a la leche o bebida vegetal que prefieras.
Rooibos

7 / 8 Rooibos, aromático y saludable

Es una infusión antioxidante y los expertos sugieren que previene las enfermedades cardiovasculares.

  • Se le suele llamar té roiboos, pero no lo es. Se elabora a partir de un arbusto de origen sudafricano y no con las hojas de la planta del té.
  • Su sabor dulce y afrutado queda muy bien con miel.
Malta

8 / 8 Malta, combina con todo

Esta bebida es más suave que el café y sin cafeína. Se elabora con grano de cebada germinado, secado y tostado.

  • Contiene una buena cantidad de minerales: fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y zinc.
  • Se prepara en cafetera de la misma forma que el café.
  • También puedes tomarla con leche, bebida vegetal o mezclada con achicoria (una cucharada de achicoria por cada tres de malta).