Muchas personas con sobrepeso u obesidad son conscientes de que deberían perder unos kilos pero sospechan que nunca podrán rebajar todo lo que necesitan, así que se resisten a ponerse en serio con la dieta.

Y esa es una impresión que perjudica mucho: todo el cuerpo agradece, por dentro y por fuera, reducir esa carga, por pocos que sean los kilos perdidos.

Los expertos han comprobado que incluso una pérdida moderada de un 5-10% del total del peso corporal (para una persona de 80 kg un 5% serían 4 kg, lo que equivale a bajar hasta los 76), proporciona resultados muy positivos para la salud.

que ganas bajando de peso

Debes saber que deshacerse simplemente de 4 o 5 kilos...

1 / 10 Disminuye la inflamación y el dolor

La grasa corporal es un tejido activo que puede producir y liberar sustancias químicas inflamatorias.

  • Por ejemplo, en el caso de las artritis se ha comprobado que adelgazar puede reducir los niveles de inflamación, aliviar el dolor y mejorar el funcionamiento general del cuerpo.

2 / 10 Ganas vitalidad

Si te alimentas bien y aprovechas para moverte más, subirá tu nivel de energía y notarás cómo mejoran tu estado de ánimo y tu autoestima.

  • Eso sí, antes de comenzar un programa para adelgazar con la finalidad de mejorar la salud, conviene consultar siempre con un especialista.

3 / 10 Mejora la diabetes tipo 2

La obesidad (sobre todo abdominal) y el sedentarismo son los principales factores que contribuyen a esta enfermedad. Se ha comprobado científicamente que adelgazar mejora de forma significativa este trastorno e incluso lo puede revertir.

Perder un 7% del peso sobrante reduce más de un 50% el riesgo de diabetes

  • Un estudio realizado con personas en riesgo de padecer diabetes tipo 2 constató que las que perdieron un 7% de peso corporal y realizaron ejercicio físico al menos 75 minutos por semana redujeron el riesgo aproximadamente un 58%.

4 / 10 Disminuye el riesgo de cardiopatías e ictus

Diferentes estudios sugieren que una pérdida moderada puede ayudar a reducir (o incluso normalizar) la presión arterial. De este modo, desciende el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares.

Perder peso reduce la tensión arterial

Además, si pierdes peso con una dieta sana y practicando ejercicio físico, el nivel de colesterol sanguíneo suele mejorar.

5 / 10 Menos riesgo de artrosis prematura

El sobrepeso aumenta las posibilidades de padecer osteoartritis, sobre todo en las rodillas y la cadera (las articulaciones que soportan más carga). Adelgazar puede prevenir la aparición de la enfermedad o, si ya se padece, ayuda a aliviarla.

Perder 5 kilos alivia a la presión de las rodillas 20 kilos

  • Según un estudio publicado en la revista Arthritis and Rheumatology realizado en adultos con sobrepeso y osteoartritis en las rodillas, por cada 500 gramos menos alivias en casi 2 kilos la tensión en estas articulaciones (es decir, ¡perder 5 kilos reduce la presión sobre las rodillas cerca de 20 kilos!).

6 / 10 Duermes mejor

Varios trabajos han confirmado que las personas con sobrepeso que rebajan unos kilos logran un sueño de más calidad y durante más horas.

  • Además, mejora la respiración, lo que ayuda a prevenir la apnea del sueño.

7 / 10 Reduce las pérdidas de orina

Este es un problema muy común cuando hay un exceso de grasa corporal, ya que la vejiga puede verse afectada por la presión que ejerce el tejido adiposo.

  • Al adelgazar se dan menos pérdidas en situaciones de esfuerzo (toser, correr, reír) o cuando se tiene urgencia por ir al baño.

8 / 10 Previene la aparición de algunos tipos de cáncer

Tras el consumo de tabaco, la obesidad es el segundo factor de riesgo de cáncer que podemos prevenir.

Se reduce hasta un 12% el riesgo de cáncer de mama

  • Según un estudio publicado en la revista de la Sociedad Americana del Cáncer, bajar de peso puede ayudar a reducir el riesgo de tumores de mama en mujeres después de la menopausia. Los investigadores observaron que una pérdida tan solo del 5% disminuía en un 12% las probabilidades de desarrollar este tumor.

9 / 10 Protege tus riñones

Los problemas asociados con el exceso de peso (hipertensión, diabetes, inflamación...) pueden dañar estos pequeños órganos vitales.

  • Cuando estos trastornos desaparecen, la carga que tienen que soportar se reduce y trabajan de forma más eficiente.

10 / 10 Reduce el riesgo de asma

Un estudio norteamericano observó que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de ser asmáticas (un 50%).

  • El exceso de peso reduce la capacidad pulmonar y empeora las crisis.

Manos a la obra

Seguro que después de leer sobre los beneficios de perder unos kilos tienes claro que vale la pena tomarte en serio tu alimentación. Además, también te conviene acostumbrarte a leer las etiquetas antes de comprar los alimentos que llevarás a tu mesa.

  • Según demuestran los datos del National Health Interview Survey de Estados Unidos, las personas que tienen en cuenta la información de los productos que incluyen en su dieta controlan mejor su peso y están más delgadas (la diferencia entre una mujer que se fija en las etiquetas y otra que no lo hace puede llegar a 4 kilos).

Tags relacionados