Cómo cocinar bien con la olla express

Con la olla a presión cocinas 3 veces más rápido, ahorras energía y, además, obtienes más beneficios de los alimentos porque preservan mejor sus nutrientes. Te damos trucos prácticos para sacarle el máximo partido a tu olla express.

Actualizado a
Nuria Blasco

Periodista

Trucos para cocinar bien con la olla a presión
iStock by Getty Images

La olla exprés cocina más rápido y los actuales modelos son totalmente seguros.

Las ollas express (también denominadas ollas a presión u ollas exprés) existen desde hace mucho tiempo, aunque aún muchas personas tienen reticencias a la hora de usarlas, ya sea porque creen que su uso es complicado o porque las consideran peligrosa y piensan que pueden explotar.

Sin embargo, debes saber que la olla exprés es uno de los mejores aliados con los que puedes contar en la cocina. Si le empiezas a dar más protagonismo en tu cocina, verás que todo son ventajas.

¿Cómo funciona la olla express?

Mucho antes de que la olla express apareciera, las cocineras más veteranas habían descubierto que si “sellaban” sus ollas, sus guisos se preparaban en menos tiempo. Y usaban masa de pan para hacerlo.

La olla express es justo eso: un recipiente hermético que atrapa el vapor que se genera cuando su contenido se calienta. A medida que la olla se calienta, el líquido de su interior genera vapor que se va acumulando aumenta la presión, lo que hace que el punto de ebullición del agua supere los 100 °C.

Beneficios de cocinar con la olla express

La presión que se genera dentro de la olla hace que la temperatura en su interior alcance los 100º C tan rápidamente que los alimentos se cocinan entre 3 y 4 veces antes que en una olla convencional y con la necesidad de usar menos agua.

Otros beneficios de las ollas express son:

  • El ahorro de energía que puede llegar hasta el 70% en algunos casos, algo muy interesante en época de crisis energética.
  • Los nutrientes de los alimentos se preservan mucho mejor, sobre todo las vitaminas y los minerales. Por ejemplo, se calcula que un pimiento cocinado en olla express pierde un 13% de su vitamina C –tan importante para la salud general– mientras que si se hierve en una olla de las de siempre, pierde el 33%.
  • Los sabores también se alteran menos porque, al emplearse poca agua, los alimentos se cocinan en muchos casos en su propio jugo.
  • Y todo ello, sin casi ensuciar la cocina. El ajuste de la tapa evita salpicaduras y derrames.

¿Cuánto tiempo se trada al cocinar con la olla express?

El tiempo que requiere la olla express depende de los alimentos que queramos cocinar. Por ejemplo:

  • Legumbres secas. Pon 1 litro de agua por cada ½ kg y cuece 20 minutos (con remojo previo). Echa un chorro de aceite al agua y no formarán espuma.
  • Verduras frescas. Requieren medio vaso de agua por cada ½ kg y entre 5 y 10 minutos de cocción.
  • Pastas y arroces. Debes cubrirlos completamente con el agua y cocerlos durante unos 5 o 6 minutos.
  • Pescados. Cubiertos de agua, se cuecen en 5 minutos (3 min. el lenguado, 10 min. los calamares). Para darles apariencia de horneado, dóralos antes con un poco de aceite. Si está congelado y es grueso, cuece 1 minuto más.
  • Asados de carne. Dora, sazona y añade un vaso de vino blanco. El cordero tarda 15 minutos; el resto, entre 5 y 6 minutos.
  • Carne en salsa. Haz la salsa más espesa y cubre de agua. Los callos o similares requieren casi una hora de cocción y la liebre 45 minutos. El resto de carnes, unos 15 minutos.
  • Frutas. Para hacer compotas, por ejemplo. Con un vaso de agua por ½ kg de fruta y 3 minutos de cocción basta.

Trucos para sacar partido a la olla a presión

Para obtener de la olla express los mejores resultados sigue algunos de estos consejos:

  • El agua justa: nunca has de echar más de dos tercios (el líquido no debe sobrepasar las asas o el mango) ni menos de un cuarto de su capacidad. Si preparas alimentos con tendencia a hincharse (como los garbanzos), llena la olla solo hasta la mitad para que no se obstruya la válvula.
  • La intensidad del fuego: al empezar la cocción, ponlo fuerte, pero bájalo siempre cuando la olla express alcance el máximo de presión (el pitorro habrá salido del todo o, si es antigua, cuando la válvula giratoria “silbe”).
  • El momento de abrirla: debes esperar hasta que no haya nada de presión en su interior (el pitorro habrá vuelto a bajar del todo o la válvula ya no girará).
  • Cuándo enfriarla: en general, en los tiempos indicados de cocción para cada alimento se cuenta el que la olla tarda en eliminar la presión. Hay quienes la enfrían bajo el grifo con uno hilo de agua para que los productos no se “recocinen” pero es mejor evitarlo. Paciencia.

¿Qué diferencia hay entre la olla express y la olla rápida?

Las ollas express y las ollas rápidas o súper rápidas son esencialmente lo mismo. Ambas son ollas a presión que funcionan manteniendo una presión por encima de la presión atmosférica.

Sin embargo, algunos fabricantes distinguen entre unas y otras.

  • Las ollas express serían los modelos clásicos que tienen una barra en la parte superior de la tapa que se une a los extremos de las asas.
  • Las ollas rápidas o súper rápidas serían los modelos más evolucionados. La tapa de estas ollas, a diferencia de las más clásicas, se ajusta girándola por lo que cierra todo el perímetro de la olla. Esto hace que la presión sea casi el doble en las ollas rápidas y el tiempo de cocinado sea más rápido.

¿Puede explotar la olla express?

Si además de seguir las premisas que hemos mencionado antes para cocinar los diferentes alimentos y las indicaciones del fabricante, mantienes la válvula bien limpia y la goma en condiciones (en cuanto la veas deteriorada, cámbiala), la olla express es muy segura.

Todas incluyen mecanismos para liberar el exceso de presión que pudiera acumularse dentro. Sobre todo las de última generación, no entrañan ya ningún riesgo.

La olla express no es una ciencia exacta, es decir, aunque hay recomendaciones generales en cuanto a los tiempos de cocción y la cantidad de líquido a añadir, es de esos métodos de cocción en los que tú misma tienes que encontrar “el punto” hasta acertar.

Y, ten en cuenta que no te funcionará igual si tienes cocina eléctrica, a gas o vitrocerámica. También cocinan de forma diferente las tradicionales (con válvula giratoria) que las modernas (con la válvula en el mango), o que las actuales super rápidas de última generación.