Qué diferencia hay entre un zumo y un licuado de fruta

¿Un licuado de fruta y un zumo de fruta son lo mismo? ¿Los batidos tienen más vitaminas?

Actualizado a
Marta Verona
Marta Verona

Nutricionista y cocinera

Hay quien tiene miedo a tomar fruta porque entorno a ella existen muchos mitos, como que contiene mucho azúcar. Son una bomba, sí... ¡pero de nutrientes!

La fruta no es solo fructosa (azúcar de la fruta), también la acompaña fibra, vitaminas y minerales.

Eso sí, no es lo mismo tomarnos una pieza de fruta entera que un zumo o un licuado. Te cuento las diferencias.

  • En un batido, trituramos la fruta para eliminar la masticación de la ecuación. Sin embargo, seguimos aprovechando todo el alimento.
  • En un zumo, vamos un pasito más allá. Exprimimos la fruta, dejando la mayor parte de la fibra en el exprimidor. De esta forma, perdemos los beneficios intestinales que nos ofrece.
  • En un licuado estamos atentando contra la fruta. Como su nombre indica, utilizamos una licuadora para extraer exclusivamente el jugo de la fruta, eliminando toda la fibra presente y creando una aguachirle de fructosa y unas poquitas vitaminas. Una pena.

Los beneficios de la fruta no son sólo sus vitaminas. Su fibra cuida nuestro intestino porque alimenta a las bacterias que habitan en él, nuestra microbiota, tan importante para la salud. Además, la fibra favorece el tránsito intestinal.

Así que, a los amantes de zumos y licuados détox: nuestros riñones e hígado ya se encargan de esa misión; mejor tomemos frutas enteras, porque la fibra es la mejor barrera detoxificante en nuestro intestino.