¿Cuál es la mejor manera de usar los germinados?

¿Los germinados siempre tienen que tomarse en crudo? Si fuera así, ¿es porque cocidos pierden propiedades? 

Actualizado a
Marta Verona
Marta Verona

Nutricionista y cocinera

¡Los germinados están listos para comer! Efectivamente, cociéndolos perderíamos gran parte de sus vitaminas.

Y es que estas semillas germinadas son alimentos con un potente valor nutricional, ya que albergan la vida de una futura planta y por ello, están cargadas de nutrientes interesantes.

Gracias a la humedad y a un ambiente cálido, las semillas germinan, rompiéndose su cubierta externa; de este modo se hacen disponibles todos sus beneficios.

¡Pero no solo eso! Como consecuencia de la germinación, sus nutrientes complejos consiguen hacerse más sencillos, ahorrándole mucho trabajo a nuestra digestión.

En el caso de las lentejas, por ejemplo, esto sucede porque el almidón que contienen (una molécula muy difícil de romper por nuestro organismo) se va deshaciendo gracias a la germinación.

Además, aparecen vitaminas muy interesantes como la C o las del grupo B.

Sé creativo y úsalos para acompañar cremas, tostadas y ensaladas. ¡Incluso triturados en una mayonesa ligera! En todos los casos les darán un toque de sabor magnífico y una apariencia deliciosa.