dejar comer carne

Actualizado el

dejar comer carne

Seguro que conoces a alguien que en los últimos tiempos te ha dicho que deja de comer carne. Empieza a ser una tendencia extendida, ya no convertirse en vegetariano, pero sí realizar ciertos cambios en la alimentación ya sea en pro de la salud o de la dieta.

Por definición, una dieta equilibrada es aquella que incluye todos los nutrientes en su justa medida y en la que no se prohibe nada pero tampoco se abusa de nada. Si has dejado de lado algún alimento, como por ejemplo la carne, debes hacerlo teniendo en cuenta algunos aspectos para que tu organismo no se resienta.

¿COMEMOS MUCHA CARNE?

Casi un 2% de la población española no incluye nada de carne en su alimentación diaria según uno de los estudios más importantes: el estudio ANIBES (Antropometría, ingesta y balance energético en España), realizado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) con la participación de un comité científico de expertos.

  • El 1,7% de la población española no consume nada de carne (2,1% mujeres y 1,3% hombres)
  • El 12% de la población española no toma carne procesada (13,3% mujeres y 10,7% hombres)
  • El 1% de la población española no come ni carne ni pescado (vegeterianos)

Según un estudio, un 1,7% de la población española no consume nada de carne en su dieta diaria

Hay otros datos relevantes como los del “III Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias” según el cual un 43% de los españoles encuestados redujo, en el último año, el consumo de carne roja, algunos, incluso, ni siquiera la probaron.

LAS RAZONES PARA DEJARLA

Una de las tantas razones que podrían estar detrás de la decisión de dejar de tomar carne es la alerta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo hace tres años.

Relacionado con este artículo

En octubre de 2015, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), un organismo dependiente de la OMS, avisaba sobre las posibles consecuencias que podría tener el elevado consumo de carne procesada en nuestra salud, como el desarrollo ciertos tumores, principalmente el cáncer colorrectal. Las conclusiones no fueron tan claras en cuanto al consumo de carnes rojas pero también se asoció con un probable riesgo en la aparición de ciertos cánceres. No dijo nada de las carnes blancas.

Finalmente, y tras el revuelo que el anunció causó entonces, la recomendación de la OMS fue clara: no hay que dejar de tomar carne sino disminuir el consumo de carnes rojas y procesadas.

Según la OMS, no hay que dejar de tomar carne roja ni procesada pero sí disminuir su consumo

En estos días en los que se está celebrando la Semana Mundial Sin Carne, profundizamos sobre su consumo y sobre las posibles consecuencias que podría tener, o no, para nuestra salud el no incluir absolutamente nada de carne en la dieta.

¿Qué pasa si elimino la carne?

“La carne conlleva una serie de beneficios indudables para la salud, fundamentalmente el aporte de hierro y de vitamina B12”, afirma el Dr. Lluis Serra, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y presidente de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN). Pero si por la razón que sea, has decidido dejar de tomar carne, has de saber que tu salud no se verá afectada, siempre y cuando sustituyas sus proteínas por otros alimentos.

Y así lo expresa también el Dr. Miguel Martínez-González, catedrático de la Universidad de Navarra: “No pasa absolutamente nada por no incluir la carne en la dieta diaria, ni siquiera se ha de tomar ningún suplemento. Pero sí será necesario ingerir huevos y pescado que son los principales sustitutos de las proteínas de la carne”.

Si dejas de tomar carne, tu salud no se verá afectada siempre que sustituyas sus proteínas por las de otros alimentos

Este especialista es un firme defensor de la dieta mediterránea y codirector de uno de los estudios clínicos más importantes de nutrición que se han realizado a nivel mundial: el estudio PREDIMED (Prevención con dieta mediterránea). El estudio ha demostrado científicamente que la dieta mediterránea es un claro protector de nuestro corazón.

¿quÉ dice la dieta mediterránea sobre la carne?

Las conclusiones de este estudio -publicado en el año 2013 en la revista ‘The New England Journal of Medicine’- aseguraban que la dieta mediterránea, acompañada de aceite de oliva virgen extra o frutos secos, reduce la incidencia de problemas graves cardiovasculares.

Pero además de los efectos positivos en nuestro corazón, también ha mostrado científicamente tener efectos positivos en la diabetes tipo II, en la depresión (la dieta mediterránea reduce hasta un 50% el riesgo de depresión), en la función cognitiva o en la fibrilación auricular.

Relacionado con este artículo

Pero, ¿qué dice la dieta mediterránea acerca de la carne? ¿La elimina por completo de su lista? Según apunta el Dr. Martínez-González, “no es una dieta prohibitiva, pero sí muy restrictiva con las carnes rojas y procesadas”.

Estas son las indicaciones de la dieta mediterránea sobre la carne:

  • Al menos un día a la semana, no comas carne (ni blanca ni roja).
  • Si va a tomar carne, que sea preferiblemente carne blanca o carne de ave.
  • Si es carne blanca, se puede comer incluso más de dos y/o tres veces por semana.
  • Consumir de forma muy ocasional carne roja: una, dos o tres veces al mes.
  • Limitar bastante el consumo de carne procesada.

aumento de lo "veggie"

El año pasado, se presentó el informe “The Green Revolution” (realizado por la consultora Lantern). En él se podía comprobar un aumento de la cultura ‘veggie’ en nuestro país. En los últimos cinco años, el número de negocios vegetarianos o veganos se ha duplicado en España, alcanzando casi los 800 establecimientos en 2016.

Las cifras de este informe señalaban que: el 7,8% de la población española mayor de 18 años es ‘veggie’. Es decir, o es flexitariano (6,3%), vegetariano (1,3%) o vegano (0,2%).

  • Flexitariano: personas que comen de forma ocasional carne y pescado.
  • Vegetariano: personas que no comen carne ni pescado.
  • Vegano: personas que no comen carne, ni pescado, ni lácteos, ni huevos ni miel.

Si no comes carne o eres vegatariano, "puede haber un aporte adecuado de micronutrientes si se toman huevos y lácteos", afirma el Dr. Serra, por lo que no habría problemas de salud.

  • El problema es cuando se es muy estrictos en la dieta y además no comer carne ni pescado, tampoco se toman leche ni huevos. Entonces puede haber un déficit de nutrientes. En estos casos, será necesario "vigilar la dieta, aprender a comer de forma muy razonada y también tomar, con casi total probabilidad, algún suplemento", concluye el especialista. Sería necesario consultar con un nutricionista (no hay que tomar suplementos por cuenta propia). os expertos indican que lo más adecuado para nuestra salud es llevar una alimentación variada y equilibrada.