como comer navidades

Actualizado el

como comer navidades

Está demostrado que si nos preguntan cuántas calorías hemos comido en una celebración navideña, diremos una cifra muy inferior a la real. Aún a sabiendas de que hemos comido mucho más (y más graso) que en un día normal, nuestra mente trata de engañarse para no caer en el bloqueo de la culpa. Así lo han determinado diferentes estudios que han analizado cómo nos comportamos en situaciones como esta.

esta navidad, Disfruta y compensa

En esas estamos nosotros también: no queremos que te sientas culpable (como te explicámos en este otro artículo). Porque eso significa aumentar la tasa de hormonas como el cortisol... y más tendencia a engordar.

  • Disfruta, pues, de los platos especiales de estos días, pero hazlo moderadamente y de manera lenta, pausada, recreándote en los sabores.

Desayuna bien para evitar el picoteo de la despensa navideña

  • El resto de días, los que no son festivos, compensa (más abajo te explicamos cómo).

16 consejos para no engordar en Navidad

En Saber Vivir te revelamos formas inteligentes de compensar:

1. ¿Sabes que cuando comes...

En vajilla "de fiesta" cualquier preparación nos parece más rica? Nos avisa de ello un estudio estadounidense, y va bien saberlo porque eso también te hará comer el doble.

2. Ojo con los entrantes que sirves

Los canapés a base de patés o embutidos aportan demasiadas calorías (e indigestión). Es mejor elaborarlos con verdura o patés vegetales.

3. Cuando el principal es carne

Elige pavo, capón o pollo, solomillo o lomo de cerdo y de ternera antes que cordero o pato.

4. Pescados que triunfan por saludables

Si lo acompañas de una guarnición vistosa pero ligera (frutas frescas o desecadas, germinados, verduras de colores intensos como la col lombarda, etc.), estarás ofertando un plato idóneo.

5. Antes de comer

Bebe una infusión de genciana, diente de león, sello dorado o ajenjo antes de sentarte a la mesa. Es "mano de santo".

Siempre que puedas bebe las infusiones sin endulzar

Son plantas amargas, pero no conviene endulzarlas mucho para no frenar sus propiedades "tónicas" sobre el estómago.

6. Después de comer

Una tisana de hinojo. Es muy digestiva y carminativa, por lo que te ayudará a mejorar la digestión y a evitar los gases.

7. Trucos si vas como invitada

Antes de salir, toma un yogur, dos nueces o una pieza de fruta y comerás con menos ansiedad. No por querer alabar a la anfitriona comas el doble.

8. El alcohol debilita tu voluntad

Por eso, si bebes acabas comiendo o picando más de lo que habías previsto inicialmente. Para evitarlo, bebe también despacio.

9. ¿Y si de todas formas bebes alcohol?

Toma un poco de agua con gas entre copa y copa. Aporta algunos minerales y da sensación de saciedad sin sumar calorías.

10. Solo una cucharada de salsa

Es el chivato perfecto: si añades más de esa cucharada ten por seguro que estarás cargando de calorías cualquier preparación.

11. Y siempre… en su versión ligera

Puedes sustituir la mantequilla o la nata de esas salsas por leche desnatada o evaporada, por yogur o por caldo.

12. Tras comer, un paseo

Proponlo a tus invitados y la mayoría aceptará encantado (no serás la única que necesite bajar lo comido).

Si decides caminar sola: Comienza andando lento y, cuando te notes menos pesada, aprieta un poco el ritmo. Es la forma más barata y sencilla de que "nada te pese".

13. Compensa el mismo día del exceso

En la comida o en la cena. Así, ni tu peso ni tu salud se resentirán.

14. Los días no festivos, rebaja calorías

  • Da un toque picante a tus platos: pimienta y jengibre, por ejemplo.
  • Usa técnicas culinarias sencillas.
  • Evita tomar postres calóricos. Opta por las frutas frescas.

15. Bebe salvia

  • Ayuda a rebajar la hinchazón abdominal y ganar bienestar gástrico (actúa como estimulante digestivo).
  • También reduce la acumulación de gases y calma los cólicos. No debe tomarse en el embarazo.

16. Llena tu nevera de...

Estos alimentos que mencionamos a continuación; en su interior tienen la clave (por su ácido lipoico) para deshacerte más fácilmente de los posibles kilos acumulados en fiestas.

  • Tomate. Según se ha comprobado, ayuda a convertir la glucosa en energía gracias a su ácido lipoico (las coles de Bruselas son otra buena opción).
  • Espinacas. También este alimento lo contiene, al igual que el hígado (que no te recomendamos porque contiene mucho colesterol y puede acumular tóxicos).
  • Pescado azul. Si junto con los alimentos ricos en ácido lipoico aumentas ahora el consumo de omega 3, las grasas se acumulan en menor cantidad.

Al acabar las celebraciones

Cuanto antes empieces a equilibrar tus menús, mucho mejor. Y tienes grandísimos aliados.

Has oído alguna vez la frase "Se te ha hecho el estómago grande"? Refleja, de una forma muy visual, lo que ocurre cuando comes mucho más de lo que necesitas… y así durante varios días seguidos.

Un estudio reciente nos advierte de que quienes comen mucho… ¡acaban sintiendo más hambre! Por eso, los días posteriores a las fiestas son tan importantes.

Fíjate en lo que nos dice un estudio del Centro de Investigación en Nutrición de la Univ. de Navarra: los alimentos ricos en ácido lipoico mejoran la inflamación asociada a la obesidad y promueven la pérdida de peso.

  • Los tomates, las espinacas o las coles de Bruselas son algunos de los que mayor cantidad contienen.

Toma el caldo depurativo más eficaz

  • Elabóralo con apio, puerro y cebolla. Y es preferible que no le añadas sal (sí hierbas culinarias).
  • Toma uno o dos vasos entre horas (incluso mejor antes de la comida y de la cena) con un chorrito de limón.
  • Además de depurarte, es diurético y ayuda a que tu organismo recupere su equilibrio.

Las sobras, el peor enemigo

Con el turrón sobrante puedes hacer galletas, magdalenas (alimentos no perecederos) o incluso helado, que puede conservarse durante meses en el congelador.

De este modo evitarás la tentación de "acabar" lo antes posible con lo que ha quedado en tu despensa tras las fiestas...

Y tendrás caprichos dulces en pequeñas dosis.

Galletas de turrón

Utiliza una tableta de turrón de Jijona, 1 huevo, 250 g de harina integral y una pizca de mantequilla.

Magdalenas

Para elaborarlas necesitas 2 huevos, 300 g de turrón de Jijona, 150 ml de leche desnatada, 200 g de harina integral, 60 ml de aceite y una cucharadita de levadura.