galletas. Cookies, energía para todo el día

1 / 10 Cookies, energía para todo el día

Aunque estas galletitas puedan parecer una tentación hipercalórica, la clave es hacerlas tú en casa, elegir bien los ingredientes y, por supuesto, no excederte en la cantidad.

Emplea harina integral, azúcar moreno y un poco de margarina.

Las pepitas de chocolate suman minerales como el fósforo, magnesio, hierro, potasio, calcio y zinc, vitaminas y antioxidantes.

  • Acompáñalas con un zumo natural de naranja o una pieza entera de fruta, de este modo, completarás tu almuerzo con fibra y vitaminas.
sandwich vegetal. Sandwich vegetal, rico y saciante

2 / 10 Sandwich vegetal, rico y saciante

Preparar un sandwich es una de las opciones más divertidas y con más posibilidades que hay. Hazlo con un pan artesanos de cereales integrales

Se pueden mezclar multitud de ingredientes. En este caso, te proponemos una mezcla de los más habituales con otros más "arriesgados".

Una base de lechuga junto con el pimiento rojo, aportará la dosis más importante de antioxidantes, mientras que la proteína corre a cargo de los champiñones y el paté de lentejas.

  • Puedes añadirle unas rodajitas de manzana, le dan un toque muy especial, además de fibra y potasio.
smoothie mango. Smoothie de mango y frambuesa, delicioso antioxidante

3 / 10 Smoothie de mango y frambuesa, delicioso antioxidante

El mango es un protector digestivo, laxante y fuente de vitaminas A, C y E  y la frambuesa, también laxante, protege hígado y vesícula.

Una combinación antioxidante adecuada para todos y que gusta especialmente a los niños.

  • Es perfecto a media mañana, pero también como desayuno o merienda. Prepáralo en casa y llévate un termo para tomar donde quieras.
sandwich. Sandwich de pollo, proteína sin grasa

4 / 10 Sandwich de pollo, proteína sin grasa

El pollo no solo le da consistencia al sandwich, también aporta una buena dosis de proteínas, imprescindibles para multitud de funciones del organismo, como el fortalecimiento de los músculos y huesos o del sistema inmunológico.

Las vitaminas del tomate, los minerales de la lechuga y la acción antioxidante del aceite de oliva virgen extra completan el sandwich.

  • Pon el pollo sobre el pan cuando esté frío, y procura no añadir salsas grasas.
smoothie platano. Batido de plátano y kale, ¡Te sorprenderá!

5 / 10 Batido de plátano y kale, ¡Te sorprenderá!

¿Te atreves? Este cremoso smoothie combina los hidratos de carbono y el potasio del plátano con los minerales, proteínas vegetales y la fibra del kale.

El resultado es un batido energético y extraordinariamente depurativo, además de riquísimo.

  • Para completar el tentempié puedes llevarte a la oficina un puñadito de nueces, fuente de grasas poliinsaturadas con capacidad para reducir el colesterol.
macedonia. Macedonia con salsa de granada, cardiosaludable

6 / 10 Macedonia con salsa de granada, cardiosaludable

Hace unas semanas que ha comenzado la temporada de la granada, así que están en su mejor momento. 

En este bol hemos combinado manzana, pomelo, plátano y limón, o dicho de otro modo: potasio y fibra de la manzana, los carbohidratos del plátano y la acción antioxidante del limón y el pomelo que aportan gracias a su contenido en vitamina C.

  •  Para retirar mejor los granos, dale a la granada unos golpes secos con el dorso de una cuchara.
yogur. Yogur de macadamia con fresones, para tu flora intestinal

7 / 10 Yogur de macadamia con fresones, para tu flora intestinal

La combinación de yogur con los fresones es una deliciosa manera de cuidar de la nuestra salud digestiva.

El yogur natural es un alimento probiótico esencial con alrededor de 100 millones de bacterias y numerosas propiedades para nuestro organismo.

  •  Te quedará más rico si lo haces el día anterior y lo guardas en la nevera. Cuando te lo lleves al día siguiente, habrá cogido más consistencia
macedonia yogur. Macedonia con yogur y tahín, un toque original

8 / 10 Macedonia con yogur y tahín, un toque original

Una de las ventajas de la macedonia es lo fácil y rápida que es de preparar.

En este caso, hemos añadido a la fruta, las proteínas del yogur (desnatado) y un toque de tahín.

Frambuesas, arándanos, plátano, manzana y naranja. Un festival de vitaminas y minerales, perfecto para tomar cuando ya llevas unas horas activa.

  •  El tahín está elaborado con semillas de sésamo trituradas, ricas en calcio, magnesio y en triptófano, un aminoácido que nos ayuda a descansar.
pan. Pan casero para todos

9 / 10 Pan casero para todos

Una opción tan rica que tus compañeros de trabajo te lo pedirán cada semana. Un par de rebanadas os sacarán de un apuro. Eso sí, para que sea saludable evita la harina y el azúcar refinados

  • Decora la superficie con las nueces, el aliado perfecto para cuidar de tu salud cardiovascular, gracias a su alto contenido en ácido omega 3.
frutos secos. Frutos secos, imprescindibles

10 / 10 Frutos secos, imprescindibles

Almendras, nueces, anacardos, avellanas... Todos ellos cargan con el sambenito de ser alimentos hipercalóricos. Motivo por el que han sido relegados a ocasiones excepcionales. Sin embargo, los frutos secos son una fuente de nutrientes esenciales para el organismo de la que no debes prescindir.

Contienen proteínas y muchos minerales, entre los que destacan potasio, selenio, magnesio, fósforo, y vitaminas E y del complejo B.

  •  Las almendras y las avellanas destacan por su alto contenido en calcio. Ten un tarro en el cajón y coge solo un puñado cuando ataque el hambre.

 

Actualizado el

galletas

evita los "ataques de hambre"

Cuando pasan muchas horas entre el desayuno y la comida principal, lo habitual es que lleguemos hambrientos a la mesa. Esto significa que probablemente nos peguemos un buen atracón empujados por la ansiedad.

Relacionado con este artículo

  • Para evitar esto, los expertos recomiendan distribuir a lo largo del día cinco ingestas: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Eso sí, cada una debe tener una carga calórica específica.
  • En la galería que has visto, hemos hecho una selección de 10 tentempiés que puedes preparar en tu casa y tener después a mano para mantener el hambre a raya sin caer en los snaks menos saludables.

¿por qué comer cada 3 o 4 horas?

La mayoría de los expertos recomiendan que repartamos 5 comidas a largo del día. Este comportamiento tiene varias consecuencias, entre ellas, reducir la ansiedad evitando llegar a la siguiente comida hambrientos.

Pero mantenernos saciados también tiene estos otros efectos:

  • Ayuda a los músculos y a nuestro hígado a reservar de manera más eficiente el glucógeno.
  • Mantiene estable la glucosa en sangre y eso mejora nuestro rendimiento y concentración a lo largo de todo el día.