Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

No podrá usarse el "sin gluten" como reclamo publicitario
iStock by Getty Images

¿Tiene algún sentido que en el envase de unos espárragos o de la leche figure la denominación "sin gluten"? Definitivamente no porque ni la leche ni los espárragos contienen esta proteína propia de algunos cereales.

Sin embargo, este reclamo se ha venido utilizando en muchos productos, contengan o no gluten de forma natural. ¿Con qué fin? Habría que preguntárselo a todos los fabricantes, pero probablemente detrás esté la intención de hacer creer al consumidor que se trata de un alimento más saludable por no contener gluten, aunque contenga azúcares o grasas poco saludables.

  • Esta práctica tiene los días contados porque la Agencia Española de Salud Alimentaria (AESAN) y los Ministerios de Agricultura y Consumo han aclarado que esta alegación solo podrá señalarse en la lista de ingredientes de aquellos alimentos que pudieran contenerlo de forma natural.

¿Mejor sin gluten que con gluten?

Hace un año la Organización de Consumidores (OCU) ya denunció que se anunciaban "sin gluten" muchos alimentos que nunca lo habían tenido, como las verduras al natural o lo mejillones en conserva.

La OCU alertaba que los supermercados se habían llenado de alimentos con la etiqueta "sin gluten", hasta el punto de multiplicarsepor 13 en apenas 6 años. Según la OCU, está práctica:

  • Induce a pensar que el gluten es malo para todo el mundo y que un producto es más saludable por no contenerlo.
  • Puede generar confusión y llevar a creer que siempre que no se indica específicamente que un producto es "sin gluten" es porque sí lo contiene, cuando la ley exige justo lo contrario: decirlo cuando lo lleva.
  • Se calcula que un etiquetado "sin gluten" encarece de media un 5 % el producto debido a los procesos de certificación necesarios para ello. Es decir, que repercute en el bolsillo de todos los que lo compran, sean celíacos o no.

Criminalizar el gluten

Más que ayudar a los celíacos, desde la OCU aseguran que la tendencia de poner la etiqueta "sin gluten" sin causa justificada trata de atraer a consumidores persuadidos de que el gluten es malo para la salud.

"Un presunto daño –señalan desde la OCU– avalado por informaciones sin evidencia científica que señalaban a esta proteína (habitual en el trigo, la cebada, el centeno y, en menor medida, la avena) como causa de malestar digestivo o un obstáculo para perder peso".

Desde la organización de consumidores apuntan que es importante dejar claro que, salvo para los celíacos, no hay un beneficio extra en seguir una dieta sin gluten.

En realidad podría tener un efecto contraproducente porque una dieta de este tipo podría ser muy pobre en fibra, entre otros nutrientes.

Así pues, en caso de sufrir molestias gastrointestinales y ante la duda de tener intolerancia al gluten, el consejo es acudir al médico.

Cuándo usar la mención "sin gluten"

Ahora, la AESAN, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio de Consumo han aclarado en qué condiciones hay que usar la mención "sin gluten". Y son estrictamente las siguientes:

  • Es obligatorio indicar la presencia de gluten o ingredientes que lo contengan de forma destacada en la lista de ingredientes, igual que otros ingredientes o compuestos que puedan producir alergias o intolerancias.
  • La mención de "sin gluten" está reservada estrictamente para aquellos productos que tengan ingredientes que de forma natural puedan llevar gluten, pero en los que se haya realizado alguna técnica que elimine el gluten. En estos casos, usar el término sin gluten es informativo y muy útil para los consumidores.
  • Para poder llevar la mención "sin gluten" en la etiqueta, los alimentos deben contener menos de 10 ppm de esa proteína y se consideran "aptos para celíacos" hasta los 20 ppm. Si el contenido supera los 20 ppm debe indicar que que "puede contener trazas de gluten".

Desde la OCU denuncian que "la proliferación del etiquetado 'sin gluten' en alimentos nada sospechosos de contenerlo responde más a una moda que a una necesidad de información" .