Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

Hamburguesas de supermercado grasa
iStock by Getty Images

Más del doble de grasa por la misma cantidad de producto. Es la diferencia que hay, de media, entre comer una hamburguesa de supermercado o un filete de ternera según ha comprobado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en un reciente estudio.

  • Los expertos de esta entidad han analizado 16 hamburguesas de vacuno frescas, 6 preparados de carne picada y 10 de las conocidas como burger meat, que pueden utilizar sulfitos en su elaboración.
  • Este derivado del azufre se usa como aditivo alimentario porque ayuda a conservar los alimentos durante más tiempo, pero si se toma en exceso favorece la aparición de náuseas y dolores de cabeza.

El resultado no deja lugar a dudas: ciertos tipos de hamburguesa no deberían usarse como un sustituto habitual de un bistec u otra pieza de carne fresca sin tratar. Según los datos de la OCU...

  • Las hamburguesas de súper (y también los otros preparados de carne analizados) tienen un 13,6% de grasas, frente a solo el 6% que aporta la carne de ternera sin procesar.

No solo llevan carne

Su mayor contenido en grasa no es la única diferencia entre este tipo de preparados y los filetes de ternera. A la hora de elaborarlos se le pueden añadir, también, otros ingredientes, lo que los hace de peor calidad nutricional, sostienen desde la OCU.

Así, en su análisis han encontrado que:

  • Son muy ricas en sal. La media es de 1,46 g por cada 100 g de producto, una cifra que supera con creces los 1,25 g/100 g recomendados por la AESAN como límite máximo de sodio en los alimentos.
  • Aportan menos proteínas que la carne de ternera. En concreto, la media de las hamburguesas es de un 16,9%, frente al 19% de la carne.

Tal vez te preguntes cómo puede ser que su nivel de proteínas sea menor si, al fin y al cabo, también están compuestas mayoritariamente por carne.

  • Además de este ingrediente, se pueden usar otros como por ejemplo cebolla, soja, arroz o maíz, cortados tan finos que rara vez llegan a notarse.

Los cereales y hortalizas se usan para mejorar su textura y que queden más jugosas

  • La cantidad de estos ingredientes varía mucho entre unas hamburguesas y otras, sobre todo en las que se venden como burger meat (que deben llevar como mínimo un 4% de cereales y/u hortalizas).
  • Los autores de la comparativa han identificado, por ejemplo, una hamburguesa con un 40% de ingredientes de este tipo, frente a otra que solo aportaba un 3%.

Todo esto hace que, en las hamburguesas, el contenido de hidratos de carbono en forma de azúcares o almidón sea de una media del 2%. En cambio, en la carne picada que han analizado los expertos de la OCU esto no ocurre.

Si pone ternera, es de ternera

Es posible que aún recuerdes un anterior análisis de la OCU, hecho en 2013, que identificó que hamburguesas etiquetadas como de ternera contenían, también, carne de caballo.

  • Afortunadamente, en el informe actual no se ha detectado que haya una mezcla de carnes en ninguno de los productos analizados.

Lo que sí se ha visto es que la relación entre colágeno y proteínas puede variar mucho según la hamburguesa.

  • "Cuando tiene colágeno en cantidad abundante, es señal de que se ha picado carne con muchos tendones. Y esto indica que la calidad comercial es baja", apuntan los autores del informe.

Para asegurarte de que la hamburguesa que compras lleva solo carne, cuentas con la opción de acudir a la carnicería, elegir la pieza de carne que prefieras y hacer que te la piquen allí mismo.

Pero, si no dispones de mucho tiempo y haces toda la compra en el supermercado, fíjate bien en la composición que se indica en la etiqueta de las que eliges.

Menos calidad, pero buen sabor

En general, el sabor de las hamburguesas analizadas es bueno, según un panel de expertos que las ha valorado tanto en crudo como cocinadas.

  • Antes de comprarlas fíjate en su color (que debe ser rojo vivo).
  • A la hora de cocinarlas, por seguridad, se recomienda que las prepares bien hechas.
  • El resultado debe ser una hamburguesa jugosa y tierna, con ausencia de gustos u olores extraños.

Tags relacionados