Los huevos son neuroprotectores y alejan la demencia

El huevo contiene aminoácios, vitaminas del grupo B y componentes bioactivos que tienen un efecto neuroprotector. Y se nota especialmente en personas que no siguen bien la dieta mediterránea. El huevo es tan nutritivo que compensaría en parte la falta de adherencia a esta dieta.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Comer huevos aleja el riesgo de demencia
iStock by Getty Images

El consumo de huevos está relacionado con un menor riesgo de demencia, en especial alzhéimer, si no se sigue bien la Dieta Mediterránea.

Ya tenemos un motivo más para incluir este alimento tan socorrido en nuestra dieta. Además de aportarnos proteínas de primerísima calidad y no aumentar el colesterol (la evidencia científica se ha encargado de rebatir esta mala fama), los huevos tienen un efecto neuroprotector que protegería de sufrir demencia.

Un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO) ha observado que el consumo de huevos está relacionado con un menor riesgo de demencia, en especial alzhéimer, en personas con baja adherencia a la dieta mediterránea, algo que no ocurre en las que sí siguen este tipo de dieta.

Los investigadores creen que esta diferencia podría deberse a que las personas con una dieta saludable ya incorporan los componentes beneficiosos de los huevos a través de otros alimentos, por tanto no tienen un efecto neuroprotector añadido por comer también huevos.

Un alimento muy nutritivo

El huevo es fuente de proteínas de alta calidad, es decir, contiene todos los amioácidos esenciales que necesitamos, por eso cuando lo consumimos no hace falta tomar ningún otro alimento proteico. Solo un huevo contiene 6,4 gramos de proteínas.

  • También aporta todas las vitaminas que el organismo necesita, salvo la vitamina C, en proporciones relevantes. Las vitaminas liposolubles (A, D, E y K), el ácido fólico y la vitamina B12 se encuentran exclusivamente en la yema, donde se concentra también la mayor parte de la biotina, el ácido pantoténico y las vitaminas B1 y B6.
  • El huevo contiene minerales tan importantes como el fósforo, el zinc, el hierro y el yodo.
  • La yema es la mejor fuente dietética de colina. El cerebro y el sistema nervioso la necesitan para regular la memoria, el estado de ánimo, el control muscular y otras funciones.
  • El selenio es un importante oligoelemento con acción antioxidante que abunda en el huevo.

Como verás, el huevo es uno de los alimentos más completos que existe. Su contenido es capaz por sí mismo de dar origen a un ser vivo completo.

Estudios anteriores ya habían sugerido que tenía un efecto neuroprotector gracias a su contenido en aminoácidos esenciales, vitamina B y otros componentes bioactivos. Ahora este nuevo trabajo viene a confirmarlo.

Efecto protector frente a la demencia

En el estudio han participado 25.000 personas procedentes del estudio EPIC (European Prospective Investigation in Cancer and Nutrition) del estado español.

Los participantes tenían entre 30 y 70 años. Se ha analizado su dieta a través de cuestionarios, y se les ha realizado un seguimiento durante 20 años para comprobar si desarrollaban algunos tipos de demencia.

Entre todos los participantes, 770 sufrieron demencia, 520 de los cuales correspondía a enfermedad de Alzheimer.

Al analizar los datos, se observó que los que comían huevos y no seguían bien la dieta mediterránea tenían menos riesgo de demencia en comparación con lo que no consumían huevos.

Raül Zamora-Ros, líder del artículo publicado en la revista Frontiers in Nutrition, explica por qué creen que los huevos solo tienen efecto beneficioso en las personas que no siguen la dieta mediterránea: "Una posible explicación sería que los individuos con una dieta saludable ya incorporen estos compuestos beneficiosos para la salud a través de otros alimentos, mientras que en las dietas menos saludables los huevos podrían ser una fuente importante de compuestos bioactivos con efectos neuroprotectores entre otros".

La cifras de la demencia

La demencia afecta a 50 millones de personas en todo el mundo, y con el envejecimiento de la población se espera que este número aumente hasta 152 millones en 2050.

El tipo de demencia más común es la enfermedad de Alzheimer, que representa un 60% del total de casos.

Hasta ahora no existe ningún tratamiento eficiente ni para curar ni para detener la demencia, con lo que la prevención es la estrategia más eficaz para reducir su incidencia.

"Se ha demostrado que modificar 12 factores de riesgo conocidos, como la educación, el tabaco, la obesidad, el alcohol, la actividad física, o la dieta, puede prevenir o retrasar la aparición hasta el 40% de las demencias", señala el IDIBELL y el ICO en su comunicado.

Alimentos como el huevo, junto con otros como el aceite de oliva, tienen un demostrado efecto neuroprotector y formarían parte de una dieta saludable para proteger la memoria.