Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

El membrillo comparte familia con otras frutas más populares como la manzana, la pera o el albaricoque. Pero, a diferencia de ellas, comerlo en crudo no es nada agradable porque su pulpa es muy áspera.

  • Una sensación que cambia radicalmente cuando lo cocinamos: el membrillo cocido es carnoso, muy suave y arómatico.

Lo más habitual es preparar dulce de membrillo (cociendo la fruta con agua y azúcar y triturándolo después). Pero, tanto si lo utilizas así preparado como base, o lo cocinas directamente, puedes añadir este ingrediente a un gran número de recetas, tanto dulces como saladas.

Hazlo y te beneficiarás de sus propiedades saludables:

  • Sus taninos, de efecto antiinflamatorio y astringente, cuidan la flora intestinal. Y su pectina facilita las digestiones.
  • Además, es rico en potasio y bajo en sodio, lo que lo hace un alimento diurético.

Cómo elegirlo y conservarlo

Cuando vayas a comprarlo, fíjate bien en su pulpa: elige los de color amarillo, sin magulladuras ni manchas (que indican que están demasiado maduros).

  • Si están un poco verdes, déjalos en un lugar fresco y seco, a temperatura ambiente, para que acaben de madurar.
  • Si ya están maduros y no vas a usarlos en unos días, guárdalos en la nevera envueltos en papel.
Ensalada de queso de cabra con vinagreta de membrillo

1 / 9 Ensalada de queso con vinagreta de membrillo

Ingredientes (4 personas):

• 1 queso de cabra de rulo pequeño • 16 tomates cherry • 12 huevos de codorniz • 200 g de hojas de ensalada variadas • 50 g de rúcula • 50 g de carne de membrillo • 12 avellanas • Aceite de oliva virgen extra • Vinagre de sidra • Sal

Preparación:

1. Cuece los huevos 3 min en agua y sal y pélalos. Trocea el membrillo y cuécelo, a fuego lento, hasta que se funda. Retira y añade 2 cdas. de aceite y 1 de vinagre, y bate con varillas hasta obtener una vinagreta.

2. Corta el queso en rodajas y hazlas vuelta y vuelta en una sartén antiadherente. Para cortarlo bien y que no se funda al cocinarlo, déjalo 15 min antes en el congelador.

3. Mezcla la lechuga con la rúcula, los tomates y los huevos (ambos partidos por la mitad). Añade el queso y las avellanas troceadas. Aliña con la vinagreta y sirve.

Hojaldres de membrillo y mozzarella

2 / 9 Hojaldre de membrillo y mozzarella

Ingredientes (8 personas):

• 1 lámina de hojaldre refrigerado • 250 g de dulce de membrillo • 1 bola de mozzarella • 5 o 6 nueces • 1 cdita. de semillas de sésamo negro sin tostar • 1 huevo

Preparación:

1. Extiende el hojaldre en la superficie de trabajo y córtalo por la mitad. Corta el dulce de membrillo en lonchas finas y disponlo sobre una de las porciones de la masa, dejando un poco más de 1 cm libre por los bordes.

2. Escurre la mozzarella, córtala en lonchas y colócalas sobre el membrillo. Pela las nueces, pícalas y repártelas por encima. Bate el huevo y pincela los bordes de la masa. Cubre el relleno con el otro rectángulo de hojaldre y cierra doblando los bordes.

3. Pincela la superficie del hojaldre con más huevo batido, espolvorea con las semillas de sésamo y hornea a 200° durante 15 o 20 min, hasta que la superficie esté dorada. Sírvelo caliente o tibio.

Ensalada de pasta con pera y membrillo

3 / 9 Ensalada de pasta con pera y membrillo

Ingredientes (4 personas):

• 300 g de pasta fiorelli tricolor • 1 pera • 100 g de dulce de membrillo • 200 g de queso brie • 50 g de piñones • Cebollino • 1 cdita. de miel • 1 cdita. de mostaza en grano • 1 cda. de vinagre • 4 cdas. de aceite de oliva • Sal

Preparación:

1. Hierve la pasta hasta que esté al dente y reserva. Corta la pera en finas láminas. Corta el membrillo en daditos y el queso brie en rodajas.

2. Dispón los piñones en una sartén antiadherente y tuéstalos hasta que se doren. Lava bien el cebollino y pícalo con unas tijeras de cocina.

3. Prepara la vinagreta mezclando el aceite de oliva con el vinagre, la miel, la mostaza en grano y una pizca de sal.

4. Mezcla la pasta con el resto de ingredientes, aliña con la vinagreta de mostaza y sirve con el cebollino picado.

Bacalao con crema de boniato y membrillo

4 / 9 Bacalao con crema de boniato y membrillo

Ingredientes (4 personas):

• 4 lomos de bacalao desalado • 100 g de dulce de membrillo • 600 g de boniato • 10 g de chips de boniato • 1 puerro • 40 g de mantequilla • 4 cdas. de reducción de Oporto • 40 g de piñones pelados • Aceite de oliva (300 ml del suave) • Pimienta • Sal

Preparación:

1. Corta el puerro en juliana y sofríelo en un cazo con un hilo de aceite durante 4-5 min a fuego suave. Agrega el boniato en dados y 1 litro de agua, y deja cocer unos 25-30 min hasta que esté muy tierno.

2. Añade la mantequilla cortada en daditos, salpimienta y tritura con la batidora hasta que obtengas una crema de textura fina; si quieres, puedes pasarla por el chino.

3. Pon una sartén antiadherente al fuego con el aceite de oliva suave y caliéntalo. Introduce el bacalao limpio y seco y confítalo durante 10 min más o menos.

4. Tuesta los piñones en una sartén sin añadir nada de grasa y removiéndolos con una cuchara de madera para que se doren uniformemente.

5. Reparte la crema de boniato en los platos y coloca encima un lomo de bacalao confitado. Añade el membrillo en daditos, los chips de boniato, los piñones tostados y unos hilos de reducción de Oporto.

Magret de pato guisado con membrillo

5 / 9 Magret de pato guisado con membrillo

Ingredientes (4 personas):

• 2 magrets de pato • 600 g de membrillos • 500 g de cebollitas • 2 tomates medianos maduros • 3 cdas. de miel • 1 rama de canela • Una pizca de azafrán • 2 cdas. de jengibre en polvo • Aceite de oliva • Pimienta • Sal

Preparación:

1. Cuece los membrillos, limpios y cortados en octavos, en una cazuela con agua hirviendo durante 15 min. Déjalos entibiar en el líquido de cocción. Escalda las cebollitas y los tomates. Pela ambos con cuidado. Despepita y trocea el tomate.

2. Marca superficialmente la piel de los magrets en forma de rombos. Coloca una sartén en el fuego con 2 cdas. de aceite y, cuando esté bien caliente, dora los magrets por el lado de la piel 7 min. Desecha la grasa que suelten y salpimienta.

3. Rehoga las cebollitas con 1 cda. de aceite 4 min. Añade los membrillos escurridos, los tomates troceados, la canela, el azafrán y el jengibre. Salpimienta y vierte un vaso del agua de cocción de los membrillos. Tapa y cuece 15 min.

4. Agrega la miel, dispón encima los magrets troceados y cuece, esta vez destapado, durante 7 min más. Remueve de vez en cuando con una cuchara. Reparte los magrets en los platos de servicio y lleva a la mesa enseguida.

Hojaldre con codorniz y compota de membrillo

6 / 9 Hojaldre con codorniz y compota de membrillo

Ingredientes (4 personas):

• 4 codornices • 1 lámina de hojaldre • 2 zanahorias • 2 cebollas • 1 vaso de jerez seco • 1 huevo • 200 g de membrillo • 1 puerro • 150 de azúcar • 1 limón • 1 hoja de laurel • Aceite de oliva • Pimienta • Sal

Preparación:

1. Dora las codornices en una cazuela con 4 cdas. de aceite. Agrega la cebolla en daditos y rehoga hasta que esté transparente. Incorpora las zanahorias, también en daditos, y prosigue la cocción 10 min. Vierte el vino, añade el laurel y cubre con agua. Cuece 1 h, retira y deja enfriar.

2. Pela y trocea el membrillo, retirando el corazón. Ponlo en un cazo con el puerro picado, el zumo del limón, 100 ml de agua, el azúcar, sal y pimienta. Cuece 30 min a fuego suave y pasa la compota por la batidora.

3. Deshuesa las codornices, pica la carne y mézclala con las verduras del guiso. Precalienta el horno a 180º, coloca la masa de hojaldre sobre film transparente y cubre con la compota y la codorniz. Enróllala y corta el cilindro obtenido en porciones de unos 4 cm de grosor. Píntalas con el huevo batido y hornea 20 min.

Capón con membrillo

7 / 9 Capón con membrillo

Ingredientes (6 personas):

• 1 capón de 3 kg • 3 membrillos • 200 g de castañas • 1 limón • 2 cebollas rojas • 1 nuez de mantequilla • 50 ml de brandy • 50 ml de vino dulce • Anís estrellado • Tomillo • Sal • Pimienta

Preparación:

1. Salpimienta el capón y rellénalo con el limón troceado. Hornéalo 2 h a 120º con el tomillo y tapado con papel de horno.

2. Pela las castañas, corta los membrillos en cuartos y ponlos en una cazuela. Cúbrelos con agua, añade el vino y 1 anís y cuece 20 min. Escúrrelos, retira la piel y el corazón y dóralos con mantequilla.

3. 30 min antes de sacar el capón, agrega los membrillos, las castañas, las cebollas troceadas y el brandy. Los últimos 10 min, súbelo a 250º y destápalo para que se dore.

Bizcocho de membrillo con merengues

8 / 9 Bizcocho de membrillo con merengues

Ingredientes (8-10 raciones):

• 3 huevos • 50 g de clara • 1 limón • 75 ml de aceite de girasol • 300 g de harina • 12 g de levadura química • 400 g de membrillo • 200 g de azúcar moreno y 75 g de glas

Preparación:

1. Corta 250 g de membrillo en láminas y distribúyelas en un molde de horno redondo, forrado con papel sulfurizado. Deben cubrir bien toda la superficie.

2. Bate los huevos con el azúcar moreno hasta que doblen su volumen. Incorpora el aceite, la ralladura de la piel del limón y 150 g de membrillo desmenuzado. Añade la harina y la levadura tamizadas, y mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.

3. Vierte en el molde, sobre el membrillo, procurando que quede bien repartida. Hornea a 180º aproximadamente 40 min. Deja enfriar antes de desmoldar.

4. Monta las claras a punto de nieve con varillas eléctricas y añade el azúcar glas poco a poco hasta obtener un merengue consistente y brillante. Forma copetes del mismo tamaño sobre una bandeja con papel sulfurizado. Hornea 40 min a 130°. Déjalos enfriar y decora el bizcocho con ellos.

Pasteles rellenos de carne de membrillo

9 / 9 Pasteles rellenos de carne de membrillo

Ingredientes (30 uds):

• 300 g de dulce de membrillo • 550 g de harina de repostería • 150 g de azúcar • 120 g de mantequilla • 4 huevos • 1 sobre de levadura • 1 cdita. de extracto de vainilla • 1 limón • Azúcar glas

Preparación:

1. Mezcla la harina, el azúcar, el extracto de vainilla, el zumo del limón y la mantequilla ablandada. Añade 3 huevos y la levadura, y amasa. Estira la masa con el rodillo enharinado hasta dejarla de ½ cm.

2. Corta la masa en discos pequeños. Trocea el membrillo y repártelo sobre la mitad de los discos. Pinta los bordes con huevo batido, tapa con los discos restantes y séllalos. Hornéalos 20 min a 180º y sírvelos templados, espolvoreados con azúcar glas.