Pastelitos de manzana con pan de molde: receta exprés SIN HORNO

La receta que te proponemos se elabora con ingredientes básicos que seguramente tienes en casa, no necesita horno y está deliciosa.

Actualizado a
PASTELITOS DE MANZANA

Te proponemos una receta rápida y sin horno que te encantará.

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Si te gustan mucho los dulces pero buscas una receta sin complicaciones que no requiera usar horno, a continuación te proponemos una idea que te encantará: pastelitos de manzana con pan de molde. Para prepararla, solo necesitarás ingredientes básicos que seguramente tienes en casa como pan de molde, manzanas, mantequilla, azúcar, canela, miel y huevos.

Estos deliciosos pastelitos de manzana son perfectos para darte un capricho de postre o a media tarde y al ser una receta casera  es mejor que las preparaciones industriales que suelen llevar mucho azúcar, grasas trans y aditivos.

Las manzanas son fuente de fibra y la canela tiene acción termogénica (acelera el gasto calórico) por lo que, a pesar de ser un postre dulce, aporta nutrientes saludables. Verás que tampoco hemos añadido cantidades grandes de azúcar: apenas 50 gramos que, repartidos entre 4 raciones, no supone una cantidad excesiva. Así que disfruta de este delicioso postre sin remordimientos.

La receta de los pastelitos de manzana con pan de molde

Para elaborar estos deliciosos pastelitos de manzana con pan de molde necesitas los siguientes ingredientes para 4 personas:

  • 12 rebanadas de pan de molde
  • 4 manzanas grandes
  • 50 gramos de mantequilla (aproximadamente 1/4 de taza)
  • 50 gramos de azúcar (aproximadamente 1/4 de taza)
  • 10 ml de miel (1 cucharada)
  • 1 rama de canela
  • 3 huevos tamaño grande

Elaboración:

  • Pela las manzanas. Comienza pelando con cuidado las manzanas y retirando el corazón. Luego, córtalas en dados de tamaño uniforme para garantizar una cocción homogénea. Este paso es fundamental para obtener la base de tu relleno de manzana.
  • Cocina las manzanas: En una cacerola de tamaño adecuado, coloca las manzanas previamente cortadas junto con el azúcar, una ramita de canela para dar un toque aromático y la mantequilla. También puedes agregar miel para realzar los sabores. Cocina a fuego medio-alto, removiendo ocasionalmente para asegurarte de que los ingredientes se mezclen bien y se cocinen de manera uniforme.
  • Crea una base de manzana: A medida que las manzanas se cocinen, notarás que el líquido se reducirá gradualmente y las manzanas se volverán más tiernas. Este es el momento adecuado para triturar las manzanas cocidas hasta obtener una pasta densa y suave.
  • Haz discos de pan y monta los pasteles: Corta círculos de pan de molde. Puedes usar un molde o incluso una copa grande como guía para obtener círculos uniformes. Coloca una generosa capa de la mezcla de relleno de manzana sobre un disco de pan y luego cubre con otro disco. Repite este proceso hasta agotar la crema de manzana y los discos de pan.
  • Reboza y fríe: Bate los huevos y sumerge cada pastel en el huevo batido, asegurándote de que queden bien cubiertos. Luego, calienta aceite en una sartén hasta que comience a humear ligeramente. Fríe los pasteles rellenos hasta que estén dorados y crujientes por ambos lados. Una vez fritos, colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Decora y sirve: Finalmente, mientras aún estén calientes, espolvorea azúcar por encima para darles ese toque dulce, y estarán listos para disfrutar.