Dra. Susana Domínguez
Dra. Susana Domínguez

Experta en Nutrición y pediatra de Atención Primaria

Carmen Grasa

Periodista y educadora corporal

intoxicaciones alimentarias
Gettyimages

Náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal son los síntomas más conocidos de una intoxicación alimentaria, una infección que se produce al comer un alimento en mal estado, en el que se han desarrollado bacterias u otros gérmenes.

Qué hacer en caso de intoxicación alimentaria

Cuando aparecen síntomas de la intoxicación, el cuerpo ya está luchando contra ella… y podemos ayudarlo.

  • Necesitaremos mucha hidratación. Primero es importante comprobar nuestra tolerancia a los líquidos y tomar agua o suero oral en las primeras horas para ver qué tal sientan.
  • Hay que seguir con una dieta blanda una vez que el líquido entra bien. “Es la que da poco trabajo al sistema digestivo. Podemos probar con arroz y patata hervidos o una tostada, porque los hidratos de carbono se toleran mejor”, nos recomienda la Dra. Domínguez.

    Si la asimilamos bien, los expertos aconsejan seguir con alimentos como una sopa ligera, una tortilla francesa o pescado blanco a la plancha. Lo fundamental es que en ese momento no tomemos grasas, porque necesitan mucho esfuerzo del estómago, el hígado y el páncreas para digerirlas bien.
  • En cuanto a la fruta, una manzana bien cocida al horno nos ayudará (la cruda, en cambio, es más indigesta y añadirá gases a nuestros síntomas). Un trozo de plátano muy maduro también nos puede beneficiar, siempre que lo toleremos bien.

Los errores que pueden perjudicarnos

Sin darnos cuenta, podemos lastimar nuestro sistema digestivo tomando determinados alimentos o haciéndolo inadecuadamente. Recuerda que no te beneficiará…

Arroz blanco a todas horas

Uno de los errores que cometemos con más frecuencia es tomarlo en comida y cena.

  • Puede llegar a aburrirnos, sobre todo en el caso de los niños o los mayores, y provocar que no queramos comer o sustituirlo por alimentos como galletas, que además de tener grasas no aportan nutrientes”, nos aclara la Dra. Domínguez.

Lácteos sin control

Alimentos como el yogur ayudan a “reconstruir” la flora intestinal, muy dañada tras una intoxicación.

  • Sin embargo, tanto la leche como sus derivados tienen grasa y los especialistas no los recomiendan hasta, como mínimo, el segundo día, momento en el que podemos introducir en la dieta unas cucharadas para probar cómo nos sienta.
  • Si lo aceptamos, podemos comernos un yogur al día. Eso sí, que no sea de sabores ni edulcorado; debe ser natural, aunque podemos endulzarlo con una mínima cantidad de azúcar.

Ayuno estricto

Cuando no nos entra nada, no debemos forzarnos a comer, pero es imprescindible que bebamos suero oral.

  • “Si vamos a estar en ayunas, hay que insistir con él, a cucharaditas o pequeños sorbos, porque va a aportar los minerales y la glucosa que necesitamos. A veces la persona está decaída más por la hipoglucemia en la que entra que por la intoxicación en sí misma”, describe la especialista.

No dejes de beber: puede causarte una bajada de glucosa y hacer que estés más decaído

Puedes prepararlo en casa mezclando un litro de agua, 2 cucharadas de azúcar, 1 taza de zumo de limón, ½ cucharadita de sal y ½ de bicarbonato.

  • Si es un niño quien sufre la toxiinfección, hay que tener en cuenta que los remedios caseros no son adecuados para ellos, porque sus defensas son aún débiles. Por eso es importante acudir al pediatra.

Ciertas bebidas

Muchas personas optan por los refrescos y las bebidas isotónicas, pero tienen una cantidad de azúcar demasiado elevada, lo que hace sufrir al sistema digestivo. Además, no suponen un aporte equilibrado de sales minerales.

  • ¿Se pueden tomar café o infusiones? El primero está desaconsejado, porque deshidrata. Las segundas pueden tomarse, sin cafeína, para complementar las tomas de suero oral.

Cuándo acudir al médico

"Cuando vemos que los síntomas no desaparecen ni mejoran en dos días, que las diarreas o los vómitos no se espacian ni amainan, o que la fiebre se alarga más de 24 horas o no remite bien con los antitérmicos" la doctora Domínguez recomienda consultarlo con el médico.

  • Si hay confusión, visión borrosa, problemas para expresarnos, rigidez de cuello, hormigueo o debilidad muscular, lo mejor es ir a Urgencias.

¿Conviene tomar antibióticos?

"La mayoría de los casos no se combaten con antibióticos. Solo cuando el cuadro clínico es importante y se espera una evolución negativa", responde la experta.

  • "A veces, tratar con antibióticos favorece que la bacteria se instale en la vía biliar y se cronifique la infección o se alargue su resolución", aclara.