olivada. Olivada

1 / 14 Olivada

Deshuesa unos 200 g de aceitunas negras y bátelas con aceite de oliva virgen extra (5 cucharadas), romero y un ajo hasta que quede una crema. Si la guardas en la nevera en un bote bien cerrado, puede aguantar hasta una semana.

  • Su ingrediente principal es la aceituna, por lo que es rico en vitamina E y A, ácidos grasos poliinsaturados y fibra.
surimi. Paté de surimi y gambas

2 / 14 Paté de surimi y gambas

Más sencillo no puede ser. Tritura unos palitos de surimi junto con las gambas peladas y cocidas y añade poco a poco queso hasta que esté tan cremoso como quieras.

  • El surimi es un alimento ligero, rico en proteínas, bajo en calorías y prácticamente exento de grasa.
atun. Dip de atún

3 / 14 Dip de atún

Prepara un delicioso paté de atún con tan solo un par de latas, una tarrina de queso crema y unas cucharaditas de tomate frito.

  • Mezcla todos los ingredientes hasta que obtengas la textura que más te guste, tápalo con papel film y guárdalo en la nevera.
morcilla. Paté de morcilla

4 / 14 Paté de morcilla

En tan solo 15 minutos tendrás un aperitivo de lo más sabroso y nutritivo. Para prepararlo solo tienes que sacar el relleno de la morcilla, desmenuzarlo y dorarlo en una sartén. Cuando cambie de color, añade crema de leche y por último, un par de quesitos.

  • Tritura toda la mezcla, échale un poquito de sal y déjalo enfriar en la nevera en un frasquito bien cerrado.
pollo. Salsa de queso y pollo

5 / 14 Salsa de queso y pollo

Más que un aperitivo, este dip puede llegar a convertirse en un plato en toda regla. Todo depende de la cantidad y el tamaño de los trozos de pollo que añadamos.

  • Mezcla el pollo cocido y troceado con 3 o 4 cucharadas de queso de untar y añade pimienta, orégano y sal.
baba ganoush. Baba ganoush

6 / 14 Baba ganoush

Esta receta de origen árabe es muy sencilla de preparar y el resultado es increíble. Pela y trocea una berenjena grande. Una vez asada, bátela junto al resto de ingredientes (ajos, tahini, zumo de limón, aceite de oliva, perejil, comino, sal, pimienta y aceite de oliva).

  • Puedes presentarlo con un chorrito de aceite por encima, pimentón y perejil, y comerlo con pan de pita tostado o con tiras de zanahoria y apio.
champi. Paté de champiñones

7 / 14 Paté de champiñones

Paté ideal para vegetarianos. Cargadito de proteínas (champiñones) y de las grasas saludables de las nueces. Una vez tostadas las nueces, mézclalas con los campiñones, aceite de oliva, cebolla, ajo, sal, pimienta y levadura de cerveza. 

  • La textura será la que tú quieras. Depende de la cantidad de tiempo que esté la mezcla en la batidora. 
mejillones. Paté de mejillones

8 / 14 Paté de mejillones

Nutritivos y deliciosos. Así son los mejillones. Y si los preparamos en forma de paté, el éxito está asegurado. Necesitas 5 minutos, un par de latas de mejillones en escabeche, otras dos al natural, quesitos y palitos de cangrejo.

  • Para jugar con la textura final puedes ir añadiendo el aceite de los mejillones en escabeche o unas cucharadas de salsa mayonesa.
hinojo. Paté de hinojo

9 / 14 Paté de hinojo

Aceitunas, nueces y un poquito de hinojo. Bate todos los ingredientes y espolvorea ajo en polvo y albahaca. Este paté tiene un sabor muy especial, puedes untarlo con palitos de pan integral o con unas barritas de zanahoria. 

  • Conseguirás que sea más o menos espeso añadiendo muy poco a poco un chorrito de agua. 
castanas. Paté de castañas

10 / 14 Paté de castañas

Un pica pica delicioso y nutritivo. Y es que la base de este paté, las castañas, es rica en minerales como el calcio, el fósforo y el magnesio. Además, es muy sencillo de preparar y, de paso, rompes con los patés de siempre. Mezcla un kilo de castañas, cebollas, ajo, vino blanco dulce, sal, pimienta y aceite de oliva y agrega sala tahini (de sésamo).

  • Recuerda que las castañas deberían hervir durante al menos una hora.  Una vez preparado, puedes untarlo en pan tostado, pan pita o galletas saladas. 

 

 

jamon cocido. Paté de jamón cocido

11 / 14 Paté de jamón cocido

Aunque les encantará a todos, sin duda tendrá el éxito asegurado entre los más pequeños. Este paté de jamón cocido solo consta de tres ingredientes: el jamón dulce, queso crema y pimienta. Mezcla los tres y guárdalo en un tarro de cristal. Así, puede aguantar perfectamente una semana. 

  • No solo es sencillo de preparar, también es rápido y económico. Hazle un hueco en tu próxima celebración. 
lentejas rojas. Paté de lentejas rojas

12 / 14 Paté de lentejas rojas

Esta versión de las lentejas es muy similar a las de "toda la vida", aunque de sabor un poco más suave, más digestiva y con menos grasa. Si no las has probado todavía, este paté a base de lentejas rojas es la ocasión perfecta para hacerlo.

  • Mezcla y tritura las lentejas, la pulpa de una berenjena asada y setas hasta formar una pasta homogénea. Aliña con menta, zumo de limón, sal, pimienta y un poco de aceite.
remolacha. Paté de remolacha

13 / 14 Paté de remolacha

Sin duda, la remolacha aporta un toque de color como pocos alimentos hacen. Además sus propiedades nutricionales son igual de atractivas, destacando su contenido en potasio y una baja cantidad de sodio, que le confiere propiedades diuréticas.

  • Para preparar paté de remolacha, solo tienes que mezclar la remolacha, ajo, garbanzos cocidos, zumo de limón, tahín y comino. Puedes comerlo con palitos de pan o de zanahorias.
pimiento rojo. Paté de pimiento rojo

14 / 14 Paté de pimiento rojo

Puedes elegir entre muchas recetas distintas para preparar paté de pimiento rojo y todas están buenísimas. La que aquí te proponemos lleva tofu. De este modo, sumarás a la vitamina C del pimiento, las proteínas del tofu. 

  • Básicamente, su preparación consiste en mezclar pimiento rojo, tofu, tahini, ajo, tomate deshidratado, aceite de oliva, comino, pimienta y sal. 

 

 

Actualizado a

remolacha

Opciones saludables y divertidas

Tomar el aperitivo es uno de esos placeres gastronómicos que la mayoría de las personas reserva para los fines de semana o durante las vacaciones de verano. Y es que, ¿quién no se ha sentado en una terracita a pie de playa para degustar con los amigos unas raciones típicas de la zona?

  • Aunque los boquerones en vinagre y las patatas bravas son clásicos que no suelen faltar en ningún aperitivo, últimamente, algunos de los que más triunfan son las salsas y los patés para untar. Desde el hummus, hasta guacamole, pasando por el paté de olivas negras o de morcilla, la variedad es enorme.

En la galería que acabas de ver, hemos seleccionado algunos con los que podrás sorprender la próxima vez que te reunas con los amigos para dipear.

salsas Y PATÉS para untar con ...

¿Con qué se puede untar la salsa que hemos preparado para dipear? Hay muchas más opciones de las que pensamos. Desde las más habituales como los palitos de pan o los nachos, hasta unos espárragos trigueros o unos palitos de zanahoria. Combina la salsa con el que más te apetezca. Ahí van algunas ideas:

  • Palitos de pan integrales.
  • Palitos de pipas.
  • Palitos de pan salados.
  • Pan de pita.
  • Rebanadas de pan tostado.
  • Nachos.
  • Palitos de zanahoria.
  • Espárragos verdes.
  • Palitos de pepino.

Tags relacionados