cocinar olla presion

Actualizado a

cocinar olla presion

La olla exprés es uno de los mejores aliados con los que se puede contar en la cocina.

Sin embargo, hay mucha gente que no le saca todo el partido posible o que la tiene arrinconada en casa porque considera que su funcionamiento es complicado y hay quien todavía la considera peligrosa por aquello de que "pueda explotar".

Sea cual sea tu caso, si le empiezas a dar más protagonismo en tu cocina y verás que todo son ventajas.

Una de las mejores formas de cocinar

Mucho antes de que la olla exprés apareciera, las cocineras más veteranas habían descubierto que si “sellaban” sus ollas, sus guisos se preparaban en menor tiempo. Y usaban masa de pan para hacerlo.

Relacionado con este artículo

La olla exprés es justo eso: un recipiente hermético que no permite la salida de aire o líquido por debajo de una presión establecida, lo que provoca varios efectos:

  1. La presión que se genera dentro de la olla hace que la temperatura en su interior alcance los 100º C tan rápidamente que los alimentos se cocinan entre 3 y 4 veces antes que en una olla convencional y con la necesidad de usar menos agua.
  2. Los nutrientes de los alimentos se preservan mucho mejor, sobre todo las vitaminas y los minerales. Por ejemplo, se calcula que un pimiento cocinado en olla exprés pierde un 13% de su vitamina C –tan importante para la salud general– mientras que si se hierve en una olla de las de siempre, pierde el 33%.
  3. Los sabores también se alteran menos porque, al emplearse poca agua, los alimentos se cocinan en muchos casos en su propio jugo.
  4. El ahorro de energía que puede llegar hasta el 70% en algunos casos.
  5. Y todo ello, sin casi ensuciar la cocina. El ajuste de la tapa evita salpicaduras y derrames.

El tiempo ideal para cada plato

  • Legumbres secas. Pon 1 litro de agua por cada ½ kg y cuece 20 minutos (con remojo previo). Echa un chorro de aceite al agua y no formarán espuma.
  • Verduras frescas. Requieren medio vaso de agua por cada ½ kg y entre 5 y 10 minutos de cocción.
  • Pastas y arroces. Debes cubrirlos completamente con el agua y cocerlos durante unos 5 o 6 minutos.

Relacionado con este artículo

  • Pescados. Cubiertos de agua, se cuecen en 5 minutos (3 min. el lenguado, 10 min. los calamares). Para darles apariencia de horneado, dóralos antes con un poco de aceite. Si está congelado y es grueso, cuece 1 minuto más.
  • Asados de carne. Dora, sazona y añade un vaso de vino blanco. El cordero tarda 15 minutos; el resto, entre 5 y 6 minutos.
  • Carne en salsa. Haz la salsa más espesa y cubre de agua. Los callos o similares requieren casi una hora de cocción y la liebre 45 minutos. El resto de carnes, unos 15 minutos.
  • Frutas. Para hacer compotas, por ejemplo. Con un vaso de agua por ½ kg de fruta y 3 minutos de cocción basta.

Cómo conseguir mejores resultados

Para obtener de la olla exprés los mejores resultados sigue algunos de estos consejos:

  • El agua justa: nunca has de echar más de dos tercios (el líquido no debe sobrepasar las asas o el mango) ni menos de un cuarto de su capacidad. Si preparas alimentos con tendencia a hincharse (como los garbanzos), llena la olla solo hasta la mitad para que no se obstruya la válvula.

Con la olla exprés se necesita menos agua para cocinar

  • La intensidad del fuego: al empezar la cocción, ponlo fuerte pero bájalo siempre cuando la olla alcance el máximo de presión (el pitorro habrá salido del todo o, si es antigua, cuando la válvula giratoria “silbe”).
  • El momento de abrirla: debes esperar hasta que no haya nada de presión en su interior (el pitorro habrá vuelto a bajar del todo o la válvula ya no girará).
  • Cuándo enfriarla: en general, en los tiempos indicados de cocción para cada alimento se cuenta el que la olla tarda en eliminar la presión. Hay quienes la enfrían bajo el grifo con uno hilo de agua para que los productos no se “recocinen” pero es mejor evitarlo. Paciencia.

¿Explota? Evita riesgos

Si además de seguir las premisas anteriores se mantiene la válvula bien limpia y la goma en condiciones (en cuanto la veas deteriorada, cámbiala) la olla exprés es muy segura.

  • Todas incluyen mecanismos para liberar el exceso de presión que pudiera acumularse dentro. Sobre todo las de última generación, no entrañan ya ningún riesgo.

Relacionado con este artículo

Eso sí, cada olla es única. La olla exprés no es una ciencia exacta, es decir, aunque hay recomendaciones generales en cuanto a tiempos de cocción y la cantidad de líquido a añadir, es de esos métodos de cocción en los que tú misma tienes que encontrar “el punto” hasta acertar.

  • Y, ten en cuenta que no te funcionará igual si tienes cocina eléctrica, a gas o vitrocerámica. También cocinan de forma diferente las tradicionales (con válvula giratoria) que las modernas (con la válvula en el mango), o que las actuales superrápidas de última generación.

Tags relacionados