Por

Eva Mimbrero

periodista especializada en salud

Desarrollan una nueva técnica para diagnosticar el cáncer de hígado de forma precoz
iStock by Getty Images

Aunque el cáncer de hígado no es de los más frecuentes (según datos de la SEOM, supone un 2,3% de todos tumores en España), la tasa de supervivencia continúa siendo baja. Esto se explica, en buena parte, porque cuesta mucho diagnosticarlo a tiempo.

  • Por la zona en la que aparece, es un tipo de tumor muy difícil de detectar mediante la palpación. Hay que tener en cuenta que la mayor parte del hígado está cubierto por las costillas: por eso, en el momento en el que se nota, suele ser ya bastante grande.

Cuando el tumor mide menos de 2 cm, la supervivencia está entre un 70 y un 90% según la AECC

  • No suele provocar síntomas hasta que ya está avanzando, y además son inespecíficos (pérdida de peso sin causa aparente, pérdida de apetito, dolor abdominal, sensación de que te llenas enseguida al comer...).

Todo ello hace que, cuando se identifica, suele estar en una fase avanzada, lo que complica mucho el tratamiento. Algo que podría mejorar gracias a nuevas técnicas como la desarrollada por un equipo del Instituto de Investigación e Innovación Parc Taulí (I3PT).

Detectarlo mucho antes

Es lo que han logrado los científicos del Parc Taulí al crear una prueba serológica capaz de identificar ciertos anticuerpos que se generan en los pacientes con cáncer de hígado.

  • "Las células cancerosas pueden inducir una respuesta inmunológica que da como resultado la producción de antígenos asociados a tumores (AAT)", explica el Dr. Juan Francisco Delgado de la Poza, inmunólogo y líder del proyecto, que recibe el nombre de Taby Diagnostics.
  • "Este tipo de antígenos se han detectado en una variedad de cánceres hasta 5 años antes del desarrollo de los síntomas clínicos y de que puedan detectarse a través de pruebas de imagen", continúa el experto.
  • En el caso del cáncer de hígado, lo que se mide gracias a esta nueva técnica son los anticuerpos contra la alfafetoproteína (AFP), cuya presencia en el plasma sanguíneo está estrechamente asociada con la aparición de este tumor.

Resultados prometedores

En la investigación han utilizado la prueba en pacientes con cirrosis. Se habla de ella cuando, debido a trastornos como una hepatitis o el consumo excesivo de alcohol, se genera un daño en el hígado que provoca la formación de numerosas cicatrices en el órgano (lo que acaba haciendo que no funcione correctamente).

Pues bien, estos pacientes tienen un alto riesgo de desarrollar un cáncer de hígado.

Entre el 60 y el 90% de este tipo de tumores aparece en personas con cirrosis

Mediante una muestra de sangre, y gracias al test de detección en el que han trabajado los autores del proyecto, se ha logrado identificar a las personas con cirrosis que, además, presentaban anticuerpos de AFP.

  • Desde 2017 (que fue el año en el que se inició la investigación) hasta ahora, "no ha habido ningún paciente con este tipo de anticuerpos que no haya acabado desarrollando un cáncer", admite el especialista. De media, es algo que les ha ocurrido un año después de detectar los anticuerpos.
  • La sensibilidad frente a la detección de los anticuerpos ha sido de un 100%, destacan los autores del estudio.

Estos resultados son muy esperanzadores para poder hacer frente al cáncer de hígado incluso antes de que se manifieste. Porque uno de los problemas a la hora de vencer este tipo de tumor es, precisamente, la dificultad para identificarlo.

  • "Los métodos actuales para diagnosticar precozmente el cáncer de pulmón son costosos, dependen del médico o tienen poca sensibilidad, y esto lleva a que la mitad de los pacientes sean diagnosticados en etapas tardías", argumenta el doctor Delgado.
  • "Nuestra herramienta permite duplicar la cantidad de pacientes diagnosticados de forma precoz, lo que les brinda una oportunidad de recibir tratamiento mucho antes”, añade. Y esto, lógicamente, aumenta las posibilidades de éxito y de curación.

Desarrollar un kit de detección

Debido a los buenos resultados, la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR), de la Generalitat de Catalunya, ha concedido una beca al proyecto.

  • El objetivo de los investigadores ahora es obtener la financiación suficiente para desarrollar y comercializar un kit de detección que pueda llegar a los hospitales en los próximos años. Sus responsables calculan que en unos 5 años podría estar disponible.