Un nuevo test de heces para la detección del cáncer de páncreas

El análisis de la microbiota intestinal puede ser la clave para detectar uno de los cánceres más letales, el de páncreas. Un grupo de investigadores han descubierto 27 especies de bacterias que aparecen alteradas con el cáncer. Un test de heces podría permitir detectarlas en las primeras fases de la enfermedad.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Un nuevo test de heces permitirá la detección precoz del cáncer de páncreas
iStock by Getty Images

El cáncer de páncreas es uno de los que peor pronóstico plantea, puesto que se suele detectar ya muy avanzado y con pocas opciones de tratamiento. Afortunadamente, no es de los más habituales. Aun así, es el tercer cáncer en número de muertos, solo por detrás del de pulmón y el colorrectal.

Un grupo de investigadores, en el que participa el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha abierto una nueva esperanza, al proponer un análisis de heces que permita la detección temprana de este tumor.

Un análisis de la microbiota

Este equipo ha descubierto que hay 27 microorganismos dentro de nuestra microbiota que se encuentran alterados cuando la persona tiene más riesgo de sufrir un tumor por adenocarcinoma pancreático, el tipo de cáncer de páncreas más frecuente. También permite señalar a los pacientes que se encuentran en un estadio inicial de la enfermedad.

En la microbiota hay mayor o menor presencia de 27 microorganismos respecto a personas sanas

Los investigadores ya han solicitado una patente para poder comercializar un test de diagnóstico que permita, a partir de muestras de las heces, detectar de forma rápida estos microorganismos alterados. Sería una forma no invasiva y barata de hacer cribados en la población de riesgo y poner freno a esta grave enfermedad.

  • Para llegar a este resultado se han analizado la microbiota de 57 pacientes con cáncer de páncreas y 29 pacientes con pancreatitis crónica.
  • Y se compararon con la microbiota de un grupo de control: 50 personas sanas.

Análisis sofisticados a nivel bioestadístico y bioinformático nos han permitido construir una firma de estos 27 microbios procedentes de heces, la mayoría bacterias, que discriminan muy bien los casos con cáncer de páncreas de los controles, tanto en sus fases más avanzadas como en las más tempranas” apunta la investigadora del CNIO Núria Malats.

Estos cambios son, por ejemplo, mayor presencia de bacterias del género Clostridium, y una disminución de Bifidocbaterium bifidum.

Pistas para detectar más cánceres

Algunas de estas alteraciones de bacterias no son exclusivas del cáncer de páncreas. También se han detectado en el cáncer de colon. Esto pone en evidencia que el análisis de la microbiota intestinal es un campo muy prometedor para seguir indagando en la detección temprana de estos tipos de tumores. Gracias a investigaciones similares, hoy hay un test de heces para cáncer colorrectal.

Comprender mejor la relación entre la microbiota y el cáncer nos puede ayudar a mejorar la prevención y los tratamientos futuros”, confirma la investigadora Malats. Al contrario de lo que pensaban originariamente, el microbioma fecal estaba mayormente asociado al cáncer de páncreas, no así el oral.

La investigación se ha realizado en colaboración con el Laboratorio Europeo de Biología Molecular, en Heidelberg (Alemania) y se ha presentado el informe en la revista Gut, una de las más prestigiosas en el campo de la investigación gástrica y la hepatología.

Quién tiene más riesgo de cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas es una enfermedad con unas causas muy complejas. Hay múltiples factores de riesgo: la edad, la obesidad, la diabetes, la pancreatitis crónica, el tabaco, el consumo elevado de alcohol, el grupo sanguíneo y la historia familiar de cáncer.

El test está aún en fase embrionaria y se ha de someter a un ensayo más amplio de población

Para evitar sesgos, y asegurarse de que los microbios identificados están asociados exclusivamente al cáncer y no a alguno de esos otros factores, como la obesidad o la diabetes, los autores controlaron todas estas variables clínicas y demográficas en el análisis. Esperan que su estudio permita realizar programas de detección precoz en heces como el que ya hay para el cáncer colorrectal.

  • No se ha determinado aún si el test estaría pensado para toda la población general o para grupos de riesgo como los señalados antes.

Hoy en día se detectan más de 9.000 casos nuevos de tumores de páncreas al año en España. Eso supone que es el séptimo tipo de tumor por frecuencia, aunque como queda dicho, uno de los de peor pronóstico.

El test permitiría dar la señal de alarma. No sería una prueba concluyente.

  • El cáncer deberá confirmarse con un análisis de sangre, que permite detectar otro biomarcador: una proteína presente cuando hay tumores.
  • Y ratificar con una tomografía computerizada (un escáner). Incluso puede ser necesaria la intervención si hay dudas.

Aún falta tiempo para tener el test aprobado. Primero es necesario que los investigadores confirmen con más pacientes de riesgo que es efectivo. No obstante, el anuncio pone un paso más en el camino hacia la mejora en el pronóstico de esta enfermedad.