Por Soledad López, periodista especializada en salud

vacuna virus papiloma previene cancer cervix
iStock by Getty Images

Hasta ahora se había demostrado que la vacuna del virus del papiloma (VPH) era eficaz contra las verrugas genitales y las lesiones precancerosas, pero faltaba evidencia científica contundente en el cáncer de cérvix.

Ahora, un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) publicado en The New England Journal of Medicine ha aportado el respaldo que faltaba para afirmar con rotundidad que la vacuna del VPH previene este tumor.

"Es la primera vez que, a nivel de población, podemos demostrar que la vacunación contra el VPH protege no solo contra los cambios celulares que pueden ser precursores del cáncer de cuello uterino, sino también contra el cáncer de cuello uterino invasivo", ha declarado con satisfacción la epidemióloga Jiayao Lei, una de las autoras del estudio.

El mayor estudio realizado hasta ahora

Los investigadores han seguido a casi 1,7 millones de mujeres de edades entre los 10 y los 30 años durante un periodo de 11 años. De ese grupo, más de 500.000 recibieron la vacuna contra el VPH, la mayoría antes de los 17 años.

Tras más de una década de observación, los resultados fueron los siguientes:

  • De las vacunadas, solo a 19 se les diagnosticó cáncer de cuello uterino, en comparación con las 538 que no estaban inmunizadas y desarrollaron el tumor.
  • Las vacunadas antes de los 17 años redujeron el riesgo de cáncer de cérvix en un 88%.
  • Cuando la vacuna se dio entre los 17 y los 30 años, el riesgo se redujo en un 53%.

Tal y como ha afirmado Pär Sparén, profesor del Departamento de Epidemiología del instituto sueco y también autor del estudio, "las niñas vacunadas a una edad más temprana parecen estar más protegidas sencillamente porque probablemente no han estado expuestas al VPH ya que la vacuna no tiene efecto contra una infección que ya existe".

Esto confirma que la vacunación a los 12 años, como la que se realiza actualmente en España, es adecuada ya que se limita casi totalmente la exposición de la mujer a un virus que se contrae por vía sexual.

Un gran avance para la medicina preventiva

Son varias las voces en España que han celebrado y aplaudido el estudio de los investigadores suecos.

Francesc Xavier Bosch, oncólogo y epidemiólogo y uno de los precursores de la implantación de la vacuna del VPH en el mundo, ha declarado que este estudio es "un gran éxito de la medicina preventiva". Y lo es, según Bosch, por varios motivos:

  • "Tenemos una vacuna muy eficaz y en los últimos 13 años hemos vacunado a 120 millones de niñas".
  • "Podemos demostrar que reduce el cáncer invasivo. Por tanto, desde el punto de vista científico, es una cuestión resuelta".
  • "Queda la cuestión logística y política de producir suficiente vacuna y repartirla para inmunizar poblaciones".
  • "Con la vacuna contra el VPH estamos donde nos gustaría estar con la vacuna contra la Covid-19", concluye Bosch.

La mitad de los países del mundo incorporan esta la vacuna del VPH en sus programas de vacunación rutinaria en los colegios, aunque el impacto del coronavirus ha alterado estos calendarios en muchos lugares a causa del cierre de las escuelas.

Las mujeres adultas también se benefician de la vacuna

Esta investigación se alza ante las voces críticas que aseguraban que no era eficaz contra el cáncer de cérvix. De todos modos, era una noticia que se esperaba: si se había demostrado que prevenía lesiones cancerosas, tarde o temprano llegaría la demostración de que previene el cáncer. Y así ha sido.

Una vez ya iniciadas las relaciones sexuales, la vacuna también reduce la incidencia del tumor

Aunque lo ideal es vacunarse antes de entrar en contacto con el virus, el estudio ha demostrado que las mujeres adultas que ya han tenido relaciones sexuales también pueden beneficiarse de la protección de la vacuna ya que la incidencia del tumor también se redujo en este grupo de edad.

"Incluso vacunando antes de los 30 años, se reduce en un 60% la incidencia de cáncer", concluye Bosch, consultor sénior del Programa de Investigación en Epidemiología del Cáncer del Institut Català d'Oncologia (ICO).

Tags relacionados