asma infantil

Actualizado el

asma infantil

El asma es una de las enfermedades crónicas más conocidas en la sociedad, por el gran número de personas que la sufren, sobre todo, dentro de la población infantil. Sin embargo, aún se desconocen con exactitud las causas que la originan.

Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR):

  • En España, un 5% de los adultos y un 10% de la población infantil sufren asma.
  • Y se estima que hay unos 2-3 niños asmáticos por cada aula de 25 alumnos.

LAS CAUSAS DEL ASMA

"El origen exacto del asma es desconocido, aunque sí sabemos que es provocada por la interrelación de factores genéticos y ambientales", afirma a Saber Vivir el Dr. Javier Korta, neumólogo y miembro de SEPAR.

Causas genéticas

Según el Dr. Korta, se puede considerar el asma como una enfermedad de origen genético, de tal forma que solo puede desarrollarla aquellos individuos que están predispuestos genéticamente para ello.

Relacionado con este artículo

  • El carácter hereditario viene determinado no por un solo gen sino que hay muchos genes implicados. Pero, en la actualidad, estamos aún lejos de comprender bien los complejos mecanismos relacionados.

Causas ambientales

  • Tabaco durante el embarazo (activo y pasivo). Según SEPAR, el 30% de las fumadoras lo hace también durante el embarazo. Creen erróneamente que basta con disminuir el consumo de cigarrillos para no hacer daño al feto.

Los bebés de las madres que han fumado durante el embarazo tienen un mayor riesgo de desarrollar asma. Pero el riesgo también aumenta si la madre ha estado expuesta al humo del tabaco durante su embarazo.

Los bebés de las madres que fumadoras (activas o pasivas) tienen más riesgo de asma

  • Prematuridad y partos por cesárea.
  • Infecciones víricas. Después del nacimiento, explica el doctor Korta, algunas infecciones de este tipo (como el virus respiratorio sincitial y el rinovirus) sobre todo si son muy precoces (primeros meses de la vida) aumentan el riesgo.
  • Factores relacionados con la dieta, como la comida rápida, o ausencia de dieta mediterránea; y la obesidad. Hay una asociación entre el asma y la obesidad, aunque desconocemos todavía la naturaleza de tal relación.

Relacionado con este artículo

  • Contaminación atmosférica. Hasta el 38% de los casos de asma infantil podría deberse a la contaminación atmosférica. Así lo mostró recientemente un estudio llevado a cabo en la ciudad de Bradford (Reino Unido) y elaborado por un equipo de investigación internacional del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) —centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”— y por el Institute for Transport Studies de Leeds.

De forma más específica, el estudio que fue publicado en la revista Environment International muestra que hasta el 24% de los casos anuales podrían atribuirse a la contaminación del aire relacionada con el tráfico.

Según un estudio, el 24% de los casos anuales podrían atribuirse a la contaminación del tráfico

  • Otros factores de riesgo. Según expone el Dr. Fernando Gómez Ruiz miembro del Área de Respiratorio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia otros factores que pueden ser causa del asma infantil pueden ser la rinitis, rinosinusitis, enfermedad atópica y la obesidad.

SÍNTOMAS PARA ESTAR ALERTA

Una vez establecida la enfermedad, los factores que desencadenan las crisis o los síntomas de asma son:

  • Alérgenos (ácaros, polen de gramíneas, de árboles, mohos, al epitelio animal como el perro o el gato), contaminación atmosférica, tabaquismo pasivo, humo, humedad, olores fuertes, sprays de limpieza, el agotamiento en una actividad física intensa.

El asma en España es más frecuente en las zonas costeras porque hay más humedad y por tanto más ácaros, mohos etc.

La exposición continua, permanente, hace que haya más riesgo, frente a otras zonas en los que los alérgenos son más estacionales (pólenes). Según explica el Dr. Korta, ésta puede ser una razón, pero seguro que no es la única ya que el papel de las infecciones es muy relevante".

En España, el asma infantil es más frecuente en el norte y en las zonas costeras

Otro factor importante es la llegada del frío. Las bajas temperaturas empeoran algunas de las enfermedades respiratorias, entre ellas el asma.

CUÁNDO IR AL PEDIATRA

Un niño con asma puede presentar:

  1. La aparición de 'pitos' o sibilancias audibles en el pecho, que pueden aparecer desde el primer año de edad,
  2. La sensación de falta aire, frecuente en niños que a veces se desencadena con el ejercicio físico.
  3. Tos seca persistente de preferencia nocturna, y a veces sensación de opresión en el tórax.

Los síntomas pueden darse por separado o todos a la vez

"Todos estos síntomas suelen ser de intensidad y frecuencia variables, y pueden aparecer por separado y no necesariamente todos a la vez, con periodos sin síntomas con apariencia de total normalidad", añade el Dr. Gómez Ruiz, quien también es miembro del Comité de Expertos del Documento de Criterios de Derivación en Asma para Atención Primaria

El tratamiento para el asma infantil

Fundamentalmente, existen dos tipos de fármacos. Según expone el Dr. Gómez Ruiz:

  1. Los broncodilatadores, medicamentos que abren los bronquios y alivian los síntomas con relativa rapidez. Son los denominados “aliviadores”. Hacen desaparecer los síntomas rápido y pueden utilizarse cuando se necesiten.
  2. Antiinflamatorios. Medicamentos que controlan la inflamación. Según señala el experto, es preciso tomarlos todos los días, ya que su efecto desaparece al dejar de tomarlos y los bronquios vuelven a congestionarse.

Otros casos:

  • En los niños en los que el asma es causado por una alergia, "puede valorarse la administración de vacunas, inmunoterapia con extractos de alérgenos que también han demostrado beneficio en cuanto a síntomas y reducción de crisis", afirma.
  • Desde hace unos años se están investigando para los casos de asma grave no controlada en niños mayores de 6 años, otro tipo de medicamentos basados en anticuerpos, que han demostrado su eficacia.

El niño asmático en las escuela

Los niños pasan el 30% de su día en el colegio. Teniendo en cuenta que 2-3 niños de cada aula de 25 alumnos sufre asma, es muy probable que desarrollen síntomas durante las clases. Por ello, es fundamental que los profesores sepan actuar ante los síntomas de un alumno asmático.

Según informa la SEPAR, haciendo alusión a datos publicados en la revista Archivos de Bronconeumología:

  • El 70% de los niños con asma no están bien controlados, a pesar de estar diagnosticados y tratados.
  • Por ello, estos niños tienen un importante nivel de absentismo escolar y limitaciones de su actividad, lo que puede repercutir en su rendimiento escolar y en su calidad de vida.
  • Los padres deben comunicarlo al colegio.
  • El profesor, tutor, profesor de educación física, cuidadores etc deben tener por escrito un plan de acción.

Deporte en niños asmáticos

Un niño o niña asmático puede (y debe) practicar deporte, siempre adaptado a su situación.

A algunos pequeños, la actividad física (mientras la hacen o justo después) les provoca los síntomas asmáticos, es lo que se denomina asma de esfuerzo.

  • Si un niño asmático está bien controlado, lo mejor es que realice alguna práctica deportiva que sea de su agrado y puede elegir cualquiera. Debe llevar medicación de rescate y en periodos donde los síntomas son más evidentes debe hacer reposo, pero en periodos sin síntomas la actividad debe ser normal.
  • Los ejercicios que pueden generar menos síntomas son los que combinan periodos "de descanso" dentro de la actividad: pádel, tenis, artes marciales, natación, gimnasia...