Actualizado a

Si tu hijo ya agarra las cosas y se las lleva a la boca, significa que tiene la madurez suficiente como para tomar, además de la leche, otros alimentos. Que se aguante sentado y que haya perdido el reflejo de extrusión (cuando los bebés escupen lo que se les mete en la boca), también indica que está preparado para empezar a darle sólidos. Hoy en día, cada vez más padres ponen en práctica el método baby-led weaning, que consiste en darle trocitos de alimentos que él mismo pueda coger y comer.

Tags relacionados