Actualizado a

Antes de los cinco años, no hay por qué preocuparse si sabe pronunciarla, pero al hablar deprisa no lo hace correctamente. Es una cuestión evolutiva. En el caso de que, pasada esta edad, siguiera haciéndolo, es preferible que lo visite un logopeda porque, a veces, con el tiempo se coge una costumbre a nivel de dicción y es más difícil eliminarla.

Tags relacionados