cuidado prematuro casa

Actualizado el

cuidado prematuro casa

  • Una vez que los niños prematuros son dados de alta en las unidades de neonatología y pueden volver a casa, es necesario también en sus hogares, seguir una serie de cuidados especiales.

Nacer a término significa hacerlo a partir de la semana 37 de embarazo. En España, 1 de cada 8 niños nace de forma prematura, se calcula que 28.000 bebés nacen prematuros cada año en nuestro país.

Nacer a partir de la semana 37 de embarazo ya no es prematuro

Estos niños que no nacer a término tienen más riesgo de desarrollar ciertas enfermedades. Según el grado de prematuridad, es decir, cuanto más pronto nazcan, puede haber un mayor riesgo de complicaciones más graves como:

  • Déficit sensoriales
  • Enfermedades crónicas
  • Infecciones respiratorias agudas
  • Parálisis cerebral

el grado de cada prematuro

Además, la prematuridad suponen el 75 % de los ingresos hospitalarios de neonatos, según datos aportados en la web de la Sociedad Española de Neonatología (SENeo).

En España, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE):

Relacionado con este artículo

  • En el año 2016, de cada 100 nacimientos más de 7 fueron bebés prematuros.
  • La gran mayoría nacen entre las 32 y 37 semanas de gestación.
  • El número de niños extremadamente prematuros (menores de 28 semanas de gestación) es alto: en 2016, hubo más de 1.300 niños que nacieron en esta situación.

No todos los prematuros tienen problemas

La gran mayoría de los prematuros no van a tener secuelas y se van a desarrollar de una forma normal siempre y cuando, lógicamente, hayan tenido, unos buenos cuidados.

"De forma global, la gran mayoría de los prematuros tendrá un desarrollo normal, sólo un 10% de los niños que nacen antes de la 32 semana de embarazo, tendrá algún tipo de secuelas", expone a Saber Vivir el neonatólogo Simón Lubián, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Puerta del Mar (Cádiz) y vicepresidente de la Fundación Nene.

La mayoría de prematuros no tendrá secuelas. Ocurre en un 10% de los casos

Eso sí, es fundamental que para que los niños prematuros puedan desarrollarse correctamente, haya unos buenos cuidados neonatales tanto en el hospital como por parte de los padres cuando el bebé es dado de alta y es en este punto donde pueden surgir las dudas.

LOS CUIDADOS DE NEONATOS en casa

"En una unidad de neonatos el objetivo es conseguir la máxima supervivencia posible pero con el mínimo de secuelas posibles", afirma el doctor Lubián. Pero cuando el niño es dado de alta y puede volver a casa, es necesario llevar a cabo una serie de cuidados, que según explica el experto, se fundamentan principalmente en tres pilares.

Relacionado con este artículo

Los tres pilares fundamentales de los cuidados en casa son:

Prevenir las infecciones

Los niños prematuros son más propensos a tener infecciones que suelen ser más graves que la de los niños nacidos a término.

  • Por ello, y según explica el doctor Lubián, es fundamental que los niños tengan un correcto cumplimiento del calendario vacunal. "Por ejemplo, a partir de los 6 meses, es conveniente que estos niños se vacunen de la gripe, al igual que sus familias", afirma el doctor.
  • También es fundamental que los padres intenten evitar el virus sincitial respiratorio que es el responsable de la bronquiolitis en los lactantes. La bronquiolitis causa más mortalidad en los niños prematuros, si aparece la enfermedad, que en los niños a término. Para evitarlo esta afección, es fundamental realizar tres cosas:

Hay que prevenir todo tipo de infecciones en los niños prematuros

  1. Que los pequeños no estén en contacto con niños mayores o adultos que estén con signos de una infección respiratoria alta, es decir, de niños que estén con mocos o con tos.
  2. Evitar el humo del tabaco cerca de ellos.
  3. El uso de los fármacos que puede prevenir, en parte, la posibilidad de que el niño padezca esta infección y de que esta infección pueda llegar a ser más grave. (Es indispensable la consulta y prescripción médica).

Los pulmones no están "maduros" y eso puede causar complicaciones

Sobre todo en los niños que presentan una displasia broncopulmonar (o enfermedad pulmonar crónica) es necesario prestarles más atención para ver si sus pulmones se están desarrollando de forma adecuada.

Control médico continuado

Es clave que sigan una serie de controles que van evitar o a detectar de forma precoz la aparición de complicaciones como la hipertensión pulmonar, que puede empeorar mucho el pronóstico de los niños.

Por ello, es probable que te hagan acudir a controles en consultas externas cada cierto tiempo, tanto en las consultas de neomología como cardiología pediátrica.

También hay que controlar mucho el peso de estos bebés ya que les cuesta más recuperarlo y eso puede influir en la aparición de complicaciones.

Favorecer el desarrollo neurológico

El especialista puede recomendar que estos niños acudan a Centros de Atención Temprana, siempre y cuando su doctor/a se lo recomiende. Son programas multidisciplinares (fisioterapeútas, psicólogos, terapeutas, logopedas...) cuyo fin es llevar a cabo la estimulación de los pequeños para conseguir su normalización y que sus capacidades sean las más óptimas posibles.

Algunos niños prematuros van a necesitar acudir a un Centro de Atención Temprana

Según explica Lubián, "los médicos derivamos a los bebés a estos centros de Atención Temprana dependiendo de una serie de criterios que implican un mayor riesgo de secuelas neurológicas. Porque "no todos los prematuros son iguales", insiste el doctor.

Estadísticamente hablando, explica Lubián, tenemos estudiado que tendrán más riesgo de secuelas neurológicas:

  1. Los niños que nacen con menos 1.000 gramos
  2. Niños que hayan tenido algún tipo de lesión cerebral.
  3. Niños que tengan algún tipo de déficit sensorial.