Elegir el mejor pañal

Cuando estás preparando la llegada de tu primer hijo te propones elegir el pañal más adecuado, aquel que esté especialmente diseñado para proteger la piel sensible del recién nacido. A simple vista puede parecer algo trivial, pero no lo es en absoluto.

Ten en cuenta que pasará de estar desnudo a tener puesto un pañal todo el día. Por eso, acertar en la elección es clave para que el bebé se adapte con la mayor comodidad posible a su nueva realidad fuera del útero materno.

Hacer esta elección conscientemente no solo favorece al bebé, sino que también hace más sencilla tu nueva vida.

Por qué es importante elegir un buen pañal

Si el pañal le resulta incómodo o si no aguanta mucho las primeras deposiciones que son más líquidas, precisando demasiados cambios de pañal e incluso de ropa, además de que necesitarás más tiempo, también gastarás más dinero.

Razones suficientes para buscar aquellos pañales que sean cómodos para el bebé y prácticos para ti.

En el mercado existe una gran variedad de pañales, así que tan solo es cuestión de ir probando y encontrar el que se adapte mejor a las necesidades de tu bebé.

Es cuestión de ir probando y encontrar el que se adapte mejor a las necesidades de tu bebé

Quizá lo que necesite es un pañal súper absorbente, o quizá sea más importante que se flexible.

Cualidades a tener en cuenta

Conocer las características de un buen pañal resulta de gran utilidad a la hora de comprarlos. Descubre en qué debes fijarte a la hora de elegir.

  • Es necesario que el elástico de las piernas sea muy suave para que el roce en las ingles no le provoque ningún tipo de irritaciones. Esto es clave tanto en un recién nacido como cuando ya tiene unos meses y se mueve más.
  • También debe ser resistente. El bebé se pasará gran parte del tiempo acostado, y existe un mayor riesgo de que las deposiciones se desparramen por los laterales. Por eso el elástico, además de suave, debe ser resistente para que no deje pasar las deposiciones, especialmente si son líquidas.
  • Con gran capacidad de absorción. Cuanto más rápido absorba los líquidos el pañal, menos se irritará su piel.
  • Que sea hipoalergénico es clave. Así ayudará a prevenir irritaciones y rojeces. Esto es esencial, sobre todo con los recién nacidos, ya que un pañal muy plástico podría resultarle irritante.
  • Y que no lastime su ombligo. Para los primeros días es básico buscar un modelo que no lastime esa zona tan delicada y que está en proceso de curación.
  • Cuanto más flexible mejor. Que el pañal sea flexible le permitirá ajustarse cómodamente al cuerpecito del bebé en cada uno de sus movimientos. Podrás encontrar modelos muy anatómicos.
  • A prueba de deposiciones líquidas. En los primeros meses de vida, las deposiciones del bebé suelen ser muy líquidos, y para evitar cualquier tipo de fuga o percance, hay pañales fabricados con distintas clases de geles absorbentes. ¡Alguna marca ofrece pañales con una absorción superior a las 12 horas!

¿Desechables o "ecológicos"?

Aunque el 80% de las familias de Occidente eligen la opción de pañales desechables cuando tienen un bebé, para los padres concienciados con el medio ambiente también existe la opción ecológica, con los pañales de tela o los desechables biodegradables.

La opción de tela, aunque requiere hacer una inversión económica inicial, resulta rentable ya que se pueden reutilizar

La opción de tela, aunque requiere hacer una inversión económica inicial, a la larga resulta rentable, ya que se pueden reutilizar. También es cierto que implican más trabajo, porque se tienen que lavar, pero la gran ventaja es que suponen un coste medioambiental mucho menor.

A la hora de lavarlos, basta con agua y un poco de jabón neutro, sin lejía ni detergente (podría ser muy irritante), y un buen aclarado para evitar que quede cualquier resto de jabón. A la hora de elegir el jabón, opta también por un producto que no contenga tóxicos.

La opción de usarlos lo mínimo

También existen cada vez más familias de nuestra cultura que están experimentando la opción de no usar pañales o usarlos en determinadas circunstancias solamente como al salir de casa, por ejemplo.

Confía en tu instinto

A veces nuestra inexperiencia nos hace sentir inseguras y dudamos sobre si sabremos reconocer cuándo nuestro hijo necesitará que lo cambiemos y eso nos produce un cierto estado de inquietud.

Tranquila, existen pañales con indicador de humedad: una línea cambia de color si el pañal está húmedo para que sepas que es el momento de cambiarlo. Pero, sin duda, serán tus ganas de ofrecerle lo mejor las que te llevarán a encontrar la forma ideal de responder a sus necesidades.

Tags relacionados