la piel atópica de tu hijo mejora sin estrés (3)

La atopia es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, cuyo número de casos se ha triplicado en los últimos 30 años.

Según una encuesta realizada por la Academia Europea de Dermatología y Venerología y un estudio de la Asociación Europea de Pacientes con Alergias y Enfermedades Respiratorias (EFA) la atopia afecta a un 30% de adultos y un 20% de niños.

También pone de manifiesto que la mayoría tiene síntomas graves, presenta la piel seca o áspera a diario, mucho picor, grietas, descamación… y no ven una solución en su día a día.

Consejos para tratar la piel atópica

1. Alejar el estrés

  • El estrés favorece claramente el desarrollo del eczema. Es por ello que una actitud lo más relajada posible por parte de los padres es esencial para un niño con piel atópica.
  • También será de ayuda el favorecer los ritmos más lentos del niño, en su día a día, y evitar las presiones innecesarias.
  • También es de gran ayuda para todo niño, pero especialmente con piel atópica, que busquemos espacios para hablar y compartamos juntos cómo nos sentimos y cómo afrontamos todos los aspectos de la vida: escuela, amigos…
  • No se trata de que convirtamos al eczema el centro de la vida de nuestro hijo, sino más bien que aprovechemos ese indicador para cuidarlo, también emocionalmente.

2. Dieta

Una dieta antiinflamatoria beneficia al eczema atópico. Por eso recomendamos incluir en ellas:

  • Verduras y frutas.
  • Frutos secos y semillas.
  • Pescado marino graso.
  • Alimentos con un alto contenido en bacterias probióticas: como el kéfir, el chucrut o la col fermentada, el miso, las aceitunas y los encurtidos.

3. Vestimenta

  • No abrigar demasiado al niño, la transpiración agrava el eczema.
  • Utilizar prendas suaves hechas con fibras naturales (algodón, a poder ser ecológico).
  • Prueba con ropa blanca sin tintes industriales.
  • Cuidado con las gomas y las etiquetas, que a veces rozan, y la ropa demasiado ajustada.
  • Lavar toda la ropa nueva antes de usarla.

4. Lavado de su ropa

  • Utilizar detergentes líquidos, a poder ser ecológicos y especialmente aclarar bien. No sobrecargar la lavadora.
  • El suavizante (también eco) es un producto adicional, pero hace que la ropa sea menos irritante para la piel.
  • La secadora también hace que la ropa esté más suave.

5. Higiene

  • Utilizar un limpiador hidratante sin jabón que respete el pH fisiológico de 5.5.
  • El agua no debe superar los 34°C.
  • Secar la piel con delicadeza, dando golpecitos en lugar de frotarla.
  • Limpiar el sudor lo más rápido posible, irrita la piel.
  • Aplicar la crema hidratante mañana y noche en el rostro y cuero.
  • ¡El frío es el peor enemigo de la piel atópica! Es necesario hidratar bien su piel durante todo el invierno.

Consulta con tu pediatra o dermatólogo para que te recomiende qué crema puede ayudarle mejor.