La Semana Mundial de la Lactancia

Actualizado a

La Semana Mundial de la Lactancia

El Día de la Cruz Roja, la lucha contra el cáncer o las recaudaciones del Domund (Domingo Mundial de las Mi- siones) forman parte de la memoria colectiva de todos los españoles. Son campañas de recogidas de fondos para luchar por una causa o contra una enfermedad determinada no del todo protegida por la sociedad.

Con los grandes avances en la información y el poder mediático en aumento, desde algunos sectores se han hecho campañas de recogida de fondos y sensibilización respecto a problemas sanitarios y sociales importantes, problemas por los que las autoridades sanitarias y políticas no han mostrado el suficiente interés.

Los días dedicados a las enfermedades raras, la diabetes o la muerte súbita son solo algunos ejemplos. Las autoridades sanitarias también se han subido al carro y el Día Mundial sin Tabaco, el Día Europeo sin Coches y otras acciones de sensibilización aparecen a menudo en los medios.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna pretende lo mismo: concienciar sobre un derecho que todos tenemos desde el nacimiento.

Como mamíferos que somos, los humanos tomamos la leche de nuestras madres. Es lo natural. Es el mejor alimento, pero la lactancia es mucho más que un alimento. Es bueno para la salud, pero es mucho más que una medicina, y no es solo una indicación médica. Es barata, pero no es una actividad económica. Es una forma de relación, pero no un tratamiento psicológico. Hay que disfrutarla y ha de ser placentera, pero no es una sustancia estimulante. Es mucho más.

Desde hace más de 20 años, la Semana Mundial ha ido sensibilizando en estos diferentes aspectos de la lactancia, que hay que tomar globalmente, aunque cada uno de ellos sería suficiente para hacer 365 días de promoción al año.

Decir que la lactancia materna es buena sin proporcionar la ayuda necesaria para llevarla a cabo puede crear una sensación de culpabilidad que en ningún momento se debería generar a las madres, que siempre hacen lo mejor para sus hijos. Así, para conseguir que todas puedan ejercer su derecho a amamantar a sus bebés es preciso que tengan el conocimiento básico, el apoyo social y la ayuda técnica necesaria.

Sin lugar a dudas, los temas escogidos en los distintos años de la Semana Mundial por la Alianza Mundial por la Lactancia Materna (World Alliance for Breastfeeding Action, WABA) han sido identificados para lograr ese cambio social fundamental.

La embergadura de este desafío requiere la dirección de una organización central, con datos y objetivos: lograr las condiciones sanitarias, laborales y sociales que permitan a las madres que lo deseen amamantar a su hijo durante el tiempo que quieran.

"Lactancia materna, pilar de vida"ha sido el lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2018.

Tags relacionados

Luis Ruiz