Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

Es mejor ir al cole caminando que en bici
iStock by Getty Images

Está claro que el el exceso de peso en los niños es uno de los retos al que nos enfrentamos como sociedad. Y que, para combatir el sobrepeso y la obesidad, pocas cosas hay más sencillas que moverse más cada día.

Pero, ¿qué ejercicio cotidiano es mejor para luchar contra los kilos de más en los niños? Para la Asociación Española de Pediatría (AEP), una de las estrategias más eficaces es ir caminando a ritmo rápido al colegio.

Una rutina que consideran, incluso, mucho mejor que desplazarse en bicicleta, sobre todo en las grandes ciudades.

El 40% de los niños tiene problemas de peso

Según los últimos datos del Estudio Aladino, que se lleva a cabo la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), 4 de cada 10 niños de entre 6 y 9 años pesan más de lo recomendado.

  • De ellos, el 23,3% sufre sobrepeso y el 17,3% obesidad, apuntan en el informe. Aunque es cierto que, si lo comparamos con las cifras de años anteriores, la tendencia es a la baja, también lo es que desciende muy poco a poco.

Sin duda, una de las maneras de combatir y prevenir el exceso de peso en los niños es la actividad física, sostienen desde la AEP con motivo de la Semana Europea de la Movilidad 2021. El lema de este año, precisamente, es "Por tu salud, muévete de forma más sostenible".

  • “La actividad física moderada-intensa, practicada de forma regular, al menos 60 minutos al día, previene el desarrollo de la obesidad y es fundamental, junto con una dieta saludable, en el tratamiento de la obesidad en niños y adolescentes”, señalan desde el Comité de Promoción de la Salud de la AEP.

El ritmo al caminar, más constante que en la bici

Pero, para que sea eficaz en el control del peso es necesario moverse con una intensidad y una frecuencia determinada. Algo que, según los expertos de la AEP, "en muchos casos no se cumple".

Este, precisamente, es el motivo por el que apuestan por ir andando al cole en vez de hacerlo en bici.

  • Aunque la bicicleta "es una alternativa saludable, la intensidad de actividad física desarrollada puede no ser la suficiente, ya que normalmente el tráfico en las ciudades no permite mantener velocidades elevadas durante todo el trayecto”, explica el doctor Julio Álvarez Pitti, uno de los expertos que forma parte de este comité.

Ir andando, además, es más seguro para los niños y reduce el riesgo de caídas

  • “La marcha rápida, sin embargo, se puede mantener y, además, es más seguro que ir en bicicleta por los problemas con el resto de los vehículos y el mayor riesgo de caídas”, añade.

Otros beneficios de ir al cole andando

El cambio entre ir al cole caminando a un buen ritmo a hacerlo por otros medios de transporte no activos (el coche, el autobús...) puede ser enorme.

De hecho, los programas destinados a fomentar que los niños apuesten por ir a su centro escolar andando han demostrado un gran impacto en el incremento de la actividad física de los alumnos.

  • Según un estudio realizado en EE.UU, la actividad física que supone cubriría entre un 23 y un 36% del total de ejercicio diario recomendado por la OMS, remarcan desde la AEP.

Los beneficios para la salud de ir al cole a pie no se limitan solo al control o la pérdida de peso. Hacerlo es bueno...

  • Para el corazón: La marcha rápida mejora la sensibilidad a la insulina, disminuye la presión arterial e incrementa los valores del colesterol bueno (HDL). "La mejoría de todas estas variables incrementa la calidad y la esperanza de vida de las personas”, recuerda Álvarez Pitti.
  • Para músculos y huesos: Caminar lo suficiente y a buen ritmo aumenta la masa muscular, "sobre todo del tren inferior y la espalda", puntualiza el pediatra. "Además, se mejora el equilibrio y la coordinación", añade.
  • Para gestionar las emociones: “Se ha demostrado que los niños que practican actividad física obtienen mejores resultados escolares y, a nivel emocional, ven incrementada su autoestima, lo que reduce el riesgo de caer en trastornos como la ansiedad o la depresión”, agrega el experto de la AEP.

Ir andando al cole, además, fomenta valores relacionados con un estilo de vida saludable, como una mayor conciencia de la importancia de preservar el medio ambiente o de la actividad física diaria.

  • “Debemos concienciar a los padres y madres de que la mejor manera de cuidar a sus hijos es vivir y transmitir un estilo de vida saludable y activo. La escuela y el entorno familiar son los dos pilares clave en su formación”, concluye el pediatra.