Actualizado a

La cantidad de horas no es lo importante, sino la sensación de descanso. Si ves que durante el día tu hija está bien y su desarrollo entra dentro de la normalidad, todo indica que duerme lo suficiente. No obstante, a modo de ejemplo te diré que las estadísticas indican que la mayoría de los niños de esta edad duermen unas 12 horas al día: unas 10 por la noche y dos en la siesta. Pero, recuerda, quien mejor sabe lo que necesita es tu propia hija.

Tags relacionados