silla coche

Actualizado el

silla coche

En España son una minoría los coches que llevan instaladas esas sillas para niños que se colocan "al revés", es decir, en sentido contrario o de espaldas a la dirección que sigue el vehículo. Son las llamadas sillas a contramarcha, que en otros países van sustituyendo progresivamente a los modelos convencionales.

Se calcula que en Suecia el 85% de los niños menores de 4 años ya viajan en sillas a contramarcha. Y se ha demostrado que su uso ha reducido drásticamente tanto las graves lesiones que sufren los pequeños como el número de muertes infantiles en caso de colisión.

Precisamente para concienciar sobre la importancia de utilizar este tipo de sillas, el pasado 18 de octubre se celebró el primer Día de la Contramarcha en nuestro país. Te contamos por qué los expertos recomiendan estas sillas.

un 90% menos de lesiones a contramarcha

Implantar las sillas a contramarcha podría evitar la muerte de 600 niños al año en Europa. Y es que, según diferentes estudios, el riesgo de sufrir lesiones graves o de morir en caso de accidente se reduce un 90% cuando los niños viajan adecuadamente en este tipo de sillas.

El latigazo cervical que sufre un adulto en una colisión puede ser mortal en un niño

  • Cuando se produce una colisión, viajando a favor de la marcha, la cabeza y el cuerpo se desplazan bruscamente hacia delante y después hacia atrás, y toda la presión repercute en el cuello. Este tipo de accidente, que en un adulto puede causar un latigazo cervical, en el caso de los niños es mucho más grave.
  • "En un niño el mismo tipo de accidente puede provocarle una decapitación interna", advierte Marta Erill, fisioterapeuta y coordinadora del primer Día de la Contramarcha. Es decir, que la columna vertebral se puede seccionar a la altura del cuello y quedar separada del cráneo.

Relacionado con este artículo

  • Esto se debe a que la cabeza del niño, en proporción a su cuerpo, es más grande y, en cambio, el cuello es mucho más débil que el de un adulto.
  • En cambio, cuando el niño viaja a contramarcha, el peso y la presión que produce un impacto o un frenazo se reparte por todo el cuerpo, que se desplaza hacia atrás, es decir, hacia el respaldo del asiento.

Los expertos advierten de que, en caso de sobrevivir, el niño puede sufrir lesiones medulares tan graves que no pueda respirar por sí mismo y necesite un respirador el resto de su vida.

¿Qué pasa si es un choque por detrás?

Aunque la escasa implantación de las sillas a contramarcha en España se debe sobre todo a la falta de información que tienen los padres sobre esta opción y a una menor presencia de estos modelos en el mercado, también es cierto que su uso puede generar algunas dudas.

Por ejemplo, ¿qué pasa si el coche en lugar de chocar de frente es golpeado por detrás? En este caso, ¿es peor si el niño viaja a contramarcha?

  • Los especialistas en seguridad vial lo niegan, argumentando que los choques frontales y laterales suelen ser más violentos y peligrosos, ya que generalmente los vehículos que colisionan van en direcciones opuestas.

Los impactos en la parte trasera del coche causan el 5% de las lesiones graves o mortales

  • En cambio, cuando el impacto se produce en la parte trasera es porque o los dos coches circulan en la misma dirección o uno de ellos está parado y, por tanto, al recibir el golpe se desplaza hacia delante. En cualquier caso, la fuerza que sufren los cuerpos de los ocupantes del vehículo es menor.

Según algunos datos publicados por Axkid, fabricante sueco de sillas a contramarcha, las colisiones traseras suponen alrededor del 30% del total de los choques, pero solo ocasionan el 5% de los accidentes graves y mortales.

¿Hasta qué edad deberían viajar a contramarcha?

"Los fabricantes hablan de usar los sistemas de retención infantil (SRI) a contramarcha hasta los 4 años, pero si podemos prolongarlo mejor. Dependerá del tamaño del niño, del dispositivo y del propio vehículo", explica a Saber Vivir Roberto Ramos, experto en Seguridad Vial y responsable de Formación de la Fundación CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas).

Expertos en seguridad vial recomiendan usar estas sillas al menos hasta los 4 años

De hecho, en Suecia recomiendan que los niños viajen a contramarcha hasta los 6 años o bien los 25 kilos de peso. Y según el Consejo Europeo de Seguridad de Transporte, este país tiene la cifra más baja de mortalidad infantil de la Unión Europea.

consejos antes de instalar una silla

Por otro lado, Ramos nos recuerda la importancia de asegurarse de que este tipo de sillas, igual que los modelos a favor de la marcha, "estén siempre sujetas adecuadamente con los dispositivos incorporados en la silla y el propio vehículo".

Así que, sea un modelo "convencional" o uno a contramarcha, si vas a instalar una silla infantil en el coche es muy importante que tengas en cuenta las recomendaciones de este especialista en Seguridad Vial:

  • La silla o sistema de retención infantil (SRI) debe situarse lejos del espacio que los airbags necesitan para desplegarse.
  • "El mejor sitio para ubicarla es en el asiento trasero, sujeta con isofix (sistema de sujeción para sillas de seguridad infantiles) y usando el cinturón de tres puntos de anclaje. La siguiente posición más segura (siempre estadísticamente hablando) es detrás del conductor", nos explica Ramos.

La silla ha de dejar libre el espacio que los airbags necesitan para desplegarse

  • Asegúrate de que los cinturones de la silla se adaptan al cuerpo del niño: "Que no pasen cerca del cuello, ni queden flojos, etc.".
  • Comprueba que el niño no toca con los pies el respaldo del asiento.

Y las imprudencias que debes evitar

El experto de la Fundación CNAE nos cuenta cuáles son los errores más frecuentes que se suelen cometer en relación con las sillas y que pueden resultar fatales para la seguridad y la vida del niño:

  • "En primer lugar, ubicar el SRI en el asiento del copiloto y sin sujetar bien porque ¡total, son dos calles y voy despacio! Y, además, no desconectar el airbag del pasajero", destaca Ramos.

Aunque el trayecto sea corto y vayas despacio, sujeta correctamente la silla

  • También es habitual poner la silla encima de los asientos traseros, simplemente superpuesta, sin ninguna sujeción, "porque el trayecto es corto o tenemos prisa".
  • Utilizar elementos caseros para sujetar a los niños también es más frecuente de lo que pensamos: "Añadir cojines, pulpos, etc., es totalmente contraproducente".
  • Y llevar objetos sueltos con cierta masa (como un portátil o una tablet): "No hay que olvidar que pueden convertirse en proyectiles en caso de accidente, al elevar su deceleración 20, 30 o 40 veces más según el tipo de colisión", concluye el experto.