Las 5 cosas que hace una pediatra de Harvard cuando tiene a su niño enfermo

La preocupación cuando nuestro hijo está enfermo puede hacernos cometer algunos errores. Una prestigiosa pediatra de Harvard que también es madre ha compartido unos consejos muy útiles para tratar males comunes sin medicarlos si no hace falta, ni correr a urgencias cuando no hay necesidad.

Actualizado a
pediatra harvard niño enfermo

No siempre es necesario bajar la fiebre o dar un jarabe para la tos.

Istock
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Cuando tu hijo está enfermo, lo último que necesitas es que te agobien con información contradictoria o que te den consejos no solicitados”. Es una evidencia que muchos padres ya han descubierto y que tiene muy presente la doctora Kelly Fradin, pediatra licenciada de Harvard y una reputada divulgadora, además de madre de dos niños.

Esta sobreinformación a las que los padres nos vemos sometidos cuando nos encontramos con un problema hace que a veces no tomemos la decisión más adecuada. La mezcla de preocupación, amor y dudas suele ser mala consejera. Por eso esta pediatra ha querido ayudar.

qué hacer cuando el niño está enfermo

Y nos ayuda, aportando cinco consejos que ella misma se aplica cada vez que uno de sus hijos está enfermo. Son tanto cosas que hay que hacer, como errores habituales que se suelen cometer.

¿Es siempre necesario bajar la fiebre?

Si está incómodo, nunca dudo en dar medicamentos para la fiebre.” Un paracetamol o ibuprofeno puede ayudarles a descansar y a que se hidraten mejor, si la fiebre hace que beban menos.

Es una primera opción sencilla y que te ahorra acudir a la consulta pediátrica cada vez que tiene la más mínima infección. “Pero si continúa la fiebre más de tres días incluso con el medicamento, probablemente es hora de ver al médico”, apunta.

¿Cómo sé si la fiebre es señal de algo grave?

No me fijo en la fiebre sino en el aspecto del niño.” Puede sonar extraño, porque estamos en una cultura donde la fiebre la asociamos enseguida con problemas pero esa relación no es siempre así.

Mira a tu hijo antes de asustarte”, aconseja. Si notas que respira normalmente, está bien hidratado, seguramente no es una emergencia, pese a la fiebre. Y al contrario, pese a que no haya fiebre, si lo notas muy enfermo, acude al médico.

¿lo despierto para darle un medicamento?

Si tienen fiebre pero están durmiendo, nunca los despierto para darles medicamentos.” Ya sabemos que las pautas médicas se dan por algo. Sin embargo, la doctora Fradin destaca la importancia del sueño para la recuperación. Sobre todo si tiene tos o congestión que ha hecho que le cueste dormir.

Si está cómodo y descansando, no es una emergencia que exija medicamentos en ese preciso instante”, dice. Al contrario, el descanso ayuda a que las defensas estén mejor preparadas para combatir los virus.

¿Le doy un jarabe para la tos?

Solo trato la tos con miel.” Hay medicamentos para la tos, como la codeína y el dextrometorfano, que los pediatras desaconsejan para los niños. “Para los niños de más de un año utilizo exclusivamente miel. Se ha demostrado que funciona tan bien como otros medicamentos”, añade.

El problema de otros jarabes de la tos diferentes de los elaborados con miel es que hay riesgo que sobremedicación, porque a veces se dan otras medicinas que tienen los mismos principios activos.

 

¿Cuántas cucharaditas de medicamento le tengo que dar?

Nunca mido la medicina en cucharaditas.” Un estudio de la Universidad de Columbia comprobó que cada años se producen más de 63.000 errores en la medicación infantil que se da en casa. Son datos de Estados Unidos pero que nos pueden servir de aviso.

La dosis varía según edad y peso. No hay un formato estándar de cucharita. Por eso la dosificación se da en mililitros y muchos medicamentos incluyen el dosificador en vasito o jeringuilla para darla con exactitud.

Los errores a los que nos lleva la desinformación

Actualmente disponemos de muchísima información, sobre todo en redes sociales y páginas web, que no dudamos en consultar rápidamente cuando buscamos autodiagnosticarnos y posibles soluciones tras sacar nuestras propias conclusiones.

Y esas informaciones a las que tenemos acceso ilimitado no siempre son las más rigurosas y acertadas.

Incluso hay personas que, pese a reconocer que no son médicos, se atreven a opinar y contradecir ciertas indicaciones. ¿Cómo no vamos a bajar la fiebre enseguida?, se pregunta alguien en las redes.

Sencillamente porque la fiebre puede ser un indicio de la actividad de nuestras defensas y una ayuda contra la infección. Es cuando la fiebre es alta (a partir de 38º) o entorpece el proceso de descanso cuando la doctora nos dice que no duda en darle el medicamento.

Lo mismos ocurre con la tos. Tienes en youtube vídeos donde se niega que la miel sirva para nada. ¿Cómo lo acreditan? Uno diciendo que lo probó y no le funcionó. Un caso (y de un adulto) frente a la Academia Norteamericana de Pediatría.

La doctora Fradin es clara: “Incluir melatonina o sauco no ha demostrado que sea más efectivo que un simple jarabe para la tos a base de miel”.