brocoli salteado

Antioxidante

Brócoli salteado con anacardos y sésamo negro

21 de noviembre de 2017, 10:10

Completar con frutos secos tus recetas es una buena manera añadir ácidos grasos saludables, fibra, hierro y otras sustancias con efecto antiinflamatorio a tu dieta. En este plato añadimos anacardos y sésamo negro a un salteado de brócoli y solomillo de cerdo aderezado con miel.

Actualizado el

brocoli salteado

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Brócoli

Al igual que la coliflor y las coles de Bruselas, el brócoli pertenece a la familia de las crucíferas, que destacan por su aporte de fitoquímicos. Estos son potentes antioxidantes con propiedades anticancerígenas, que protegen sobre todo contra el cáncer de cuello uterino, de mama, de estómago y de próstata.

Estos beneficios del brócoli se potencian gracias a sus vitaminas antioxidantes A, C y E, junto con sus amionoácidos, y minerales como el potasio y el zinc. Además, el brócoli contiene una buena cantidad de proteínas, ácido fólico y hierro y nos ayuda a reducir el exceso de colesterol, cuidando así la salud de nuestro corazón.

Comer brócoli es excelente para fortalecer nuestro sistema inmunológico y mantener nuestra salud ocular. También, gracias a su contenido en calcio, fosforo y magnesio, mantiene los huesos sanos y fuertes. Al ser rico en fibra, nos ayuda a eliminar las toxinas, los radicales libres y el ácido úrico, y purifica nuestra sangre y nuestra piel.

Solomillo de cerdo

Considerada como una carne blanca, la carne de cerdo es rica en proteínas de alto valor biológico, recomendable para el desarrollo muscular, que nos proporciona los aminoácidos necesarios para que nuestro organismo realice correctamente sus diversas funciones.

En el caso del solomillo, es una de las partes del cerdo de más calidad, más sabrosa y de textura más jugosa, que además tiene muy poco contenido de grasa saturada.

Es una buena fuente de vitamina B1, buena para equilibrar nuestro estado de ánimo y luchar contra el estrés y la depresión. También tiene un alto contenido de vitamina B3, beneficiosa para el sistema circulatorio y recomendable para combatir enfermedades como la diabetes o la artritis. Además, aporta minerales como hierro, zinc, potasio, fósforo, magnesio, yodo y selenio.

Anacardos

Son una fuente de energía muy nutritiva. Como la mayoría de frutos secos, los anacardos aportan grasas saludables beneficiosas para el corazón y el sistema nervioso. Sus ácidos esenciales Omega 6 tienen propiedades antiinflamatorias y vasodilatadoras que ayudan a luchar contra el colesterol alto, la mala circulación, las enfermedades del corazón y la artritis.

Los anacardos contienen fibra (en menor proporción que otros frutos secos) y aportan vitaminas y minerales con propiedades antioxidantes. Además, son uno de los alimentos más ricos en cobre y una buena fuente de selenio, magnesio y fósforo.

Sésamo negro

Originaria de India y África, la plata de sésamo tiene distintas variedades de las que se obtienen semillas de color blanco, rojo, marrón y negro, y todas ellas aportan numerosos beneficios nutricionales .

Del sésamo negro destacamos su alto contenido en hierro y fibra (aporta más que las demás variedades) y tiene menos cantidad de aceite por lo que son más agradables al paladar. También son una buena fuente de ácidos grasos insaturados, que ayudan a regular los niveles de colesterol, de calcio, que mantiene nuestros huesos fuertes y previene la osteoporosis, y de proteína vegetal.

Miel

Aporta una buena cantidad de vitaminas (del grupo B, C, D y E), minerales (calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y potasio) y antioxidantes y oligoelementos muy beneficiosos. La miel facilita la digestión, estimula el sistema inmunológico, regula el azúcar en la sangre y también nos ayuda a conciliar el sueño.

Completa tu menú de hoy con...

  • De segundo, hamburguesa vegetal con sofrito de tomate y una pizca de ajo y cebolla, que aporta un extra de vitaminas antioxidantes.
  • De postre, yogur desnatado.

Tags relacionados